Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salud empezará a convocar plazas para enfermeras especialistas en 2023

La artista Luz Casal agradece en Gijón la labor de los sanitarios asturianos: “Sois imprescindibles” | El área de Oviedo proyecta equipos de médico geriatra y enfermera para atender a los mayores de las residencias

19

Luz Casal participa en el acto de Cabueñes por el Día Internacional de la Enfermería Ángel González

“Imprescindibles”, “líderes”, “ejemplares”. Las enfermeras asturianas sacaron ayer músculo, en el marco del día dedicado a su gremio a nivel internacional, con una extensa jornada de ponencias, proyectos y presentaciones diseminados por Oviedo, Avilés y Gijón. En la de esta última ciudad, la cita contó con la presencia de la artista Luz Casal, recibida y despedida entre ovaciones, por su idea de dedicarse a llamar por teléfono durante el confinamiento a personas que necesitasen apoyo, y que “en un porcentaje altísimo”, según contó ella, fueron sanitarios. “Desde el cáncer de pulmón que sufrió mi padre, llevaba todo este tiempo sintiendo que estaba en deuda con vosotras”, dijo a las enfermeras gijonesas.

En esa misma jornada, Conchita Saavedra, gerente del Servicio de Salud del Principado (Sespa), anunció que la publicación del decreto que regulará las categorías de especialidades de enfermería es ya “inminente”, entre esta semana y la que viene, y que se espera aprobar el cambio en Junta de Gobierno “en el último trimestre del año” para poder empezar a convocar plazas de enfermeras especializadas en 2023: “Era necesario”. Las nuevas especialidades son enfermería familiar y comunitaria, pediátrica, geriátrica, enfermería del trabajo y enfermería de salud mental.

Saavedra explicó también que con las nuevas convocatorias de oposiciones ya en marcha se espera reducir la tasa de interinidad del colectivo del 20 al 5 por ciento para 2024. Una medida que debe contribuir a mitigar la falta de profesionales que está causando la jubilación en masa de una generación de enfermeras para las que no acaba de encontrarse el suficiente relevo generacional. Esta escasez se replica en el resto de comunidades autónomas y las obliga a “competir” por nuevos fichajes. “Ya estamos trabajando con las facultades para que las nuevas enfermeras vean que ofrecemos condiciones atractivas”, señaló la gerente.

Público asistente al acto en el hospital de Cabueñes. | Ángel González

Luz Casal, por su parte, guarda en su mente aún bien sus visitas al Hospital San Agustín, de Avilés, cuando sus padres tenían algún problema –el consejero de Salud, Pablo Fernández, le recordó ayer a la artista que él había operado allí a un familiar suyo– y también el trabajo de su padre como “practicante” en la localidad de Raíces. “Sé lo que significa dedicarse a los demás, y entiendo también lo que es un trabajo vocacional, porque el mío también lo es, pero los que os dedicáis a esto tenéis un plus añadido. Vuestro trabajo me parece fascinante y yo no recuerdo ni una sola mala experiencia con una enfermera como paciente”, aseguró la cantante.

El consejero de Salud y la Alcaldesa de Gijón saludan a Luz Casal en el acto de Cabueñes por el Día Internacional de la Enfermería.. Ángel González

En aquella campaña de llamadas durante el confinamiento, Casal ya se había puesto en contacto con Ana Cao, directora de Enfermería del área sanitaria V de Gijón. Su hijo, que sabe que es una gran seguidora de la artista, fue quien lo hizo posible. “Luz y yo tenemos una relación de muchos años, pero ella aún no lo sabe”, bromeó la enfermera. En total, contó Casal, en esos dos meses de encierro llamó a más de 2.000 personas, muchas de ellas enfermeras: “Y lo que más me sorprendió fue que las que estaban confinadas por covid solo pensaban en volver al hospital porque sabían que había mucho trabajo. Por eso yo era de las que salía a aplaudir al balcón”. La jornada en Gijón se completó con más de una decena de intervenciones, entre ellas las de Sergio Vallés, director general de Planificación Sanitaria, y de Esteban Gómez, presidente del Colegio de Enfermería de Asturias, así como de María Josefa Fernández, directora general de Cuidados, y la enfermera especializada en salud mental Eva Tubío.

Un momento del acto en el HUCA. Jaime Casanova

Nuevo proyecto en el área IV

La conmemoración del área sanitaria de Oviedo se plasmó en la celebración, en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), de las III Jornada de Gestión de Cuidados. En este marco se expuso un proyecto, que aún está en fase embrionaria, de colaboración entre el área de Geriatría del Hospital Monte Naranco y las residencias de mayores del área IV. La idea consiste en crear una serie de equipos –comenzando con uno, en plan piloto, y pensando en llegar hasta tres–, integrados por un médico geriatra y una enfermera especialista en esta disciplina, que presten asistencia presencial en los geriátricos públicos. “El objetivo se centra en dar respuesta a un fenómeno tan complejo como es el envejecimiento del envejecimiento”, explicó José María Díaz Pérez, subdirector de Enfermería del área IV. Los citados equipos desempeñarán un papel de apoyo, en coordinación con los centros de salud. Por ejemplo, armonizando la atención que los diversos niveles asistenciales prestan a los usuarios. Otras funciones consistirán en elaborar y desarrollar un plan de cuidados, e impulsar actividades de formación del personal de las residencias. ¿Cómo se evaluará la eficacia de este programa? José María Díaz Pérez citó varios indicadores sobre los que se incidirá de manera particular: uso inadecuado de medicamentos; ingresos hospitalarios innecesarios; necesidad de derivaciones a otros especialistas y a servicios de urgencias; porcentaje de personas fallecidas que pudieron beneficiarse de cuidados paliativos... A su juicio, este proyecto y toda la cobertura de cuidados de la población mayor ha de girar en torno a una palabra clave: “Fragilidad”.

Una de las ponencias que albergó el Hospital San Agustín de Avilés. María Fuentes

Reconocimiento en Avilés

El personal de Enfermería del área sanitaria avilesina celebró ayer su día en el Hospital Universitario San Agustín, donde representantes del Sindicato de Auxiliares de Enfermería (SAE), pancarta en mano, esperaron la visita del consejero de Salud, Pablo Fernández Muñiz, quien se retrasó más de lo esperado. “Todos los años somos los grandes olvidados”, lamentaron. Abrió el programa el gerente del área, Ricardo de Dios, quien reivindicó el “rol de líderes” de las enfermeras. Participó también la concejala de Salud de Avilés, Lucía Fernández Ron. Como ponente estuvo, entre otros, Patricia Gómez Picard, consejera de Salud de Baleares. “Esta es una jornada para dar las gracias a todos los enfermeros de este país que han tenido un comportamiento ejemplar y han hecho auténticos milagros en momentos muy difíciles. También hay que admirar su capacidad de resiliencia: según va pasando la pandemia, se han puesto en marcha con la actividad ordinaria, nuevos proyectos... Es un momento de reconocimiento a los enfermeros en general, de reivindicar lo que realmente somos y de poder hacerlo con total garantía”, dijo. Y agregó, en alusión a las últimas agresiones a personal sanitario: “Hay que hacer mucha pedagogía. Después de una pandemia no podemos estar como en 2019: hay listas de espera, la falta de profesionales es una realidad... Somos más fuertes, pero hay que pedir serenidad a la población”.

Compromiso con la enfermería

Desde el Sindicato de Enfermería (SATSE-Asturias), se reclamó al conjunto de administraciones, empresas sanitarias privadas y a la ciudadanía “un mayor compromiso” con la enfermería “en cuanto al reconocimiento público, político y social para poder seguir avanzando más, tanto a nivel profesional como laboral, por el bienestar integral de todos y todas”.

Compartir el artículo

stats