Los alumnos de 4º de Primaria del colegio Antonio Machado de Gijón son pequeños grandes chefs. Así lo demostraron en la actividad “Escuela de chefs”, organizada por Alimerka en varios centros educativos, en la que aprendieron tanto a hacer una compra responsable como a preparar una receta saludable en compañía del resto de compañeros. “Necesitan moverse, vivir, tocar y palpar para aprender realmente. Es la mejor manera”, celebra la tutora de 4ºB, Marina Nuñez, quien festeja la alegría de sus pequeños alumnos por salir del aula, manipular alimentos y dejar atrás la rutina diaria.

Alumnos participantes Pablo Solares

De esta forma, Alimerka recupera una nueva edición de una iniciativa que pretende concienciar a los más pequeños en el cuidado del planeta, buscando el equilibrio entre el bienestar de las personas y la preservación del medioambiente a través de la cocina y los alimentos frescos y de proximidad. El proyecto nació en 2015 y ya lleva más de 2.000 talleres impartidos entre 52.000 niños de 224 colegios entre Asturias y Castilla y León. El objetivo: enseñarles la importancia de cuidarse por dentro y, al mismo tiempo cuidar el entorno, enseñando a los alumnos los conceptos de sostenibilidad y alimentación responsable. “Estamos haciendo hamburguesas de zanahoria, que irán acompañadas de un pisto de calabacín, manzana y pimientos”, explica la joven Irene Ortiz, de nueve años, quien asegura “pasarlo en grande” junto a sus amigos. Una opinión que comparte Izan Isacerete, de diez años: “Es muy guai. Además, me gusta cocinas desde los tres años”.

Alumnos participantes Pablo Solares

El taller –de aproximadamente dos horas– se dividió en dos partes. Previa presentación interactiva en la que los alumnos clasifican los productos en base a su cercanía y su consumo energético, agua y transporte, los pequeños se embarcaron de pleno en la elaboración de una lista de la compra en base a los conceptos anteriormente aprendidos. El objetivo es realizar una compra sostenible que les servirá para el segundo y último bloque del taller: la elaboración de una receta rica, sana y sin desperdicios. De esta forma, los alumnos del colegio Antonio Machado vieron de primera mano cómo las decisiones que se toman en el día a día, sobre la elección de productos de proximidad, alimentos frescos de temporada, consumo a granel y cocina de aprovechamiento, colaboran al cuidado del planeta.

6

Alumnos participantes PABLO SOLARES