Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los trenes, ahora más lentos: ¿Cuánto se tarda en ir de Oviedo a Santander?

El nuevo sistema de ayuda a la conducción aumenta los tiempos: de Llanes a Oviedo en 3 horas y 6 minutos, 20 minutos más que hasta el domingo

Un tren de Feve.

Los trenes de Feve circulan en la actualidad entre Oviedo y Llanes a 36,4 kilómetros por hora, exactamente la misma velocidad que la de los primeros trenes que cubrieron el trayecto entre la capital asturiana y Madrid en 1892, hace 130 años. “Un cicloturista bien entrenado puede ir más rápido que el tren”, comentó ayer con una mezcla de ironía y pesar un empleado de Adif. “Y. mientras tanto, el AVE, a 360 kilómetros por hora”, añadió.

Paradojas del ancho métrico, la implantación este último domingo del más moderno sistema de ayuda a la conducción, el denominado ASFA digital (Anuncio de Señales y Frenado Automático), en la línea de ancho métrico que discurre entre Ferrol y Santander, atravesando toda Asturias, desde Vegadeo hasta Colombres, ha provocado un nuevo aumento de los tiempos de viaje y ha obligado a Renfe a modificar todos sus horarios.

El retroceso ha sido importante. Un ejemplo: los trenes tardaban hasta el pasado domingo 2 horas y 46 minutos en cubrir el trayecto entre Oviedo y Llanes, ahora tardan 3 horas y 6 minutos. Son 20 minutos más de viaje. Dado que la distancia ferroviaria es de 115 kilómetros, estos tiempos suponen que el trayecto entre la capital asturiana y la villa llanisca se cubre ahora a la velocidad media ya citada de 36,4 kilómetros por hora, cuando hasta el domingo era de 41,5 kilómetros por hora.

Más de lo mismo en el trayecto de Oviedo a Santander (215 kilómetros), que hasta el domingo se hacía en 4 horas y 58 minutos y se hace tras la implantación del ASFA digital en 5 horas y 38 minutos. Son 40 minutos más. La velocidad media ha pasado de 43,3 a 38,5 kilómetros por hora, similar esta última a la de los trenes españoles de hace más de un siglo.

Entre Oviedo y Ferrol el resultado es aún peor. Tal y como han denunciado la Asociación de Usuarios de Renfe-Feve España y la Asociación para el Fomento del Ferrocarril Convencional y la Movilidad (Affecom), con la puesta en servicio del ASFA digital el tiempo de viaje entre Ferrol y Oviedo se queda entre 7 horas y 22 minutos. En las décadas de los setenta y ochenta del siglo pasado se recorría el mismo trayecto con el tren denominado “rápido” en 5 horas y 50 minutos, una hora y media menos que en la actualidad.

Dado que la distancia ferroviaria entre Ferrol y Oviedo es de 310 kilómetros, estos tiempos suponen que el tren avanza en la actualidad entre ambas localidades a una velocidad media de 40 kilómetros por hora, similar a la de los trenes que circulaban por España en hace un siglo. Y cuatro kilómetros menos a la hora que hasta el pasaso domingo. El trayecto de Oviedo a Ribadeo (164 kilómetros) pasa a durar 4 horas 16 minutos y seis minutos más en otro. Son también en este caso unos 20 minutos más que antes.

Las dos asociaciones de usuarios citadas denuncian la “destrucción” de la cohesión territorial a través del tren en Asturias con la nueva subida de los tiempos de viaje y el hecho de que el Gobierno del Principado haya hecho oídos sordos a sus peticiones de reforma horaria y de medidas para “mitigar” las consecuencias de la implantación del ASFA digital. Califican de “vergonzoso” que de Oviedo a Luarca se tarde “lo mismo que se tardará de Oviedo a Madrid” con la apertura en unos meses de la variante de Pajares.

Reducción de la velocidad

¿Por qué el ASFA digital está provocando el aumento de los tiempos de viaje? Porque impone restricciones más severas que las del ASFA analógico: obliga a reducir la velocidad de los convoyes aún más que hasta ahora, a 30 y 10 kilómetros por hora en los puntos con señales de precaución, como pasos a nivel, curvas o zonas en obras. El ASFA digital es un mecanismo de seguridad ferroviaria que incluye elementos instalados en los trenes y en las vías.

Adif implantó también el pasado domingo el ASFA digital en las líneas de cercanías Oviedo-Infiesto y Oviedo-San Esteban de la red de ancho métrico (RAM). Con esta actuación, todas las líneas de Feve de Asturias, con la excepción de Baiña-Collanzo, cumplen la normativa europea y el Reglamento de Circulación Ferroviaria (RCF), que establece el 1 de julio de este año como fecha límite para iniciar el “apagón analógico” ferroviario, que impide la circulación de trenes que no lleven incorporado este sistema. Con el nuevo sistema ya circulaban anteriormente las líneas de cercanías Gijón-Cudillero, Gijón-Laviana y Gijón-Oviedo-Trubia.

Según el Administrador Ferroviario, con la puesta en servicio del ASFA digital en las líneas de cercanías se consigue “un aumento de la fiabilidad en la operación ferroviaria, reduciendo la probabilidad de error humano, y aportando una mayor certeza en los horarios de los trenes en Asturias”. Pero admite que también acarrea incrementos de los tiempos de viaje de entre 12 y 14 minutos de media en la totalidad del recorrido de las líneas de cercanías, “si bien en los tramos de más afluencia de viajeros, como Oviedo-Pola Siero, el incremento del tiempo de viaje es de 4 minutos, o 2 minutos en el tramo Oviedo-Trubia”, destaca Adif, que augura que el nuevo sistema de ayuda a la conducción ayudará también a que los trenes sean más puntuales.

Compartir el artículo

stats