Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PP exige la continuidad de la autovía Oviedo-La Espina a Cangas del Narcea y el noroeste de León

Paloma Gázquez: “Teresa Ribera pasará a la historia como la ministra que dejó a España alumbrándose con velas”

Paloma Gázquez. LNE

La diputada en el Congreso del PP por Asturias Paloma Gázquez ha exigido al Gobierno la continuidad de la autovía Oviedo-La Espina (A-63) primero hacia Tineo y Cangas del Narcea, que considera “una necesidad, no un capricho”, y después hacia el norte de la provincia de León. De momento, la parlamentaria ha solicitado formalmente la comparecencia en el Congreso de la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, para que explique “si tiene un plan para el Suroccidente”, así como los proyectos, las actuaciones y los plazos concretos. “La Ministra se anduvo paseando por Asturias, pero no se atrevió a ir al Suroccidente; a ver si tiene valor ahora para comparecer en el Congreso”, señaló Gázquez.

La parlamentaria reclamará asimismo en los próximos días al Ministerio un anteproyecto para vertebrar el Suroccidente, que incluya una conexión de titularidad estatal desde Cangas del Narcea hasta el noroccidente de León.

“Seguimos reclamando que la autovía llegue ya a Tineo y Cangas del Narcea, pero también una comunicación hacia el Sur para que los productos de la zona puedan salir en tiempo y plazo”. Gázquez denunció el “abandono continuo” que sufre el Suroccidente y no dio crédito al nuevo partido político “SOS Occidente”. “El PP es un partido fuerte y con arraigo, el resto son personalismos que no llevan a nada”, indicó.

Gázquez vio como el Gobierno respondía a cinco preguntas que había presentado ya hace meses en el Congreso, que al no ser contestadas por escrito se convirtieron en orales. Pese a que las preguntas iban dirigidas a la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, compareció la secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen Muñoz.

La diputada asturiana se refirió a Ribera como “la ministra de la frivolidad y el desconocimiento” y la calificó irónicamente como “visionaria”, al pedir ahora la Unión Europea “usar más carbón para abandonar el gas ruso mientras en Asturias se cierran las térmicas”. “De esto no sabe nada, aunque presume de saber”, añadió.

Destacó asimismo que países como Alemania y Polonia mantienen abiertas sus centrales térmicas y utilizan carbón y otros como Francia apuestan por la energía nuclear, mientras en España aplica “una política de descarbonización acelerada”. Según Gázquez, se trataba de “cumplir” las exigencias europeas, “no de ser el primero de la clase, llevándonos por delante la vida de la gente”.

En este punto criticó con dureza el “cinismo total y absoluto” del Gobierno, por “mirar hacia otro lado” y comprar energía a Marruecos producido en “térmicas situadas a veinte o treinta kilómetros de España, que contaminan el suelo, el aire y el agua” porque tienen estándares mucho más laxos que los europeos.

Aseguró que el PP apuesta por las energías renovables, pero “hay que ser más coherente y menos hipócrita” y en la actualidad ·”necesitamos las centrales térmicas” para producir energía de forma más eficiente y a mejor precio. Acusó a Teresa Ribera de no haber hecho “nada” por renovar el contrato con Argelia para el suministro de gas (10.000 millones de metros cúbicos al año, el 42,7% del total importado), por lo que en su opinión “pasará a la historia como la ministra que dejó a España alumbrándose con velas”.

Apuntó que España puede jugar un “papel fundamental” como centro distribuidor de energía hacia Europa. “Tenemos un potencial enorme y la Ministra tendría que estar en eso”, en luchar por conseguir “la autonomía estratégica de España y de Europa”.

Paloma Gázquez denunció la “trama de corrupción socialista” continuada en el tiempo que sufre Asturias. Se refirió en concreto al caso de la residencia del Montepío en Felechosa, en la actualidad en fase de instrucción en el Juzgado número 3 de Oviedo y en el que están siendo investigados el exlíder minero José Ángel Fernández Villa; el que fuera presidente del Montepío de la Minería José Antonio Postigo, el constructor y el arquitecto responsable del proyecto y varias personas más por un desvío de fondos que podría superar los 30 millones de euros procedentes de los fondos mineros. Gázquez ha reclamado al Gobierno que investigue lo ocurrido para dar con los responsables y “que devuelvan lo robado”. El Ejecutivo de Pedro Sánchez ya ha respondido que solo actuará cuando se cierren las actuaciones judiciales y del Tribunal de Cuentas.

Compartir el artículo

stats