Un hombre de nacionalidad extranjera de 56 años y residente en Tarragona ha sido detenido por la Guardia Civil de esa comandancia por un presunto delito de corrupción de menores, después de remitir mensajes de alto contenido sexual a una niña de Candas (Carreño) de ocho años. La madre de la pequeña denunció los hechos en abril del año pasado, después de que descubriese que un hombre estaba mandando los mensajes a la niña desde un móvil con número secreto.

El Juzgado número 1 de Gijón inició las investigaciones y finalmente dio con el hombre, que fue arrestado por agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local tarraconense el lunes de la semana pasada, 23 de mayo. Los agentes analizan ahora los diversos dispositivos del hombre (un móvil, una tablet y un portátil) ante el temor de que pudiese haber acosado a otras menores. La Guardia Civil no ha desvelado la forma concreta utilizada por el supuesto pederasta para contactar con la menor. Las investigaciones siguen en curso en busca de nuevas víctimas.