El exdiputado y dirigente de Podemos Asturies Andrés Ron, sancionado con suspensión de militancia por la actual dirección del partido (en manos de Sofía Castañón), ha apelado al diálogo y ha pedido a los dirigentes del partido que “rectifiquen”. “Es un despropósito que se dé la patada a quienes seguimos trabajando, desde casa, en todas las peleas y frentes: por el Occidente, la sanidad pública o la precariedad laboral”.

Ron ha comparecido en una rueda de prensa acompañado del que fuera secretario general de Podemos Asturies y hoy aún diputado, Daniel Ripa. “Lo que necesitamos es unidad y consenso, juntar a más gente para formar un frente amplio; lo que no tiene sentido es que en ese contexto la dirección asturiana lo que haga sea expulsar a parte de sus militantes y cargos”.

Los tres militantes suspendidos, Andrés Ron, Mayi Colubi (excandidata por el Occidente) y Fran Suárez (abogado laboralista), “representamos la parte de la organización que lleva los valores originales de Podemos y el 15-M, e intentan laminarnos porque defendemos cuestiones que les inquietan: un código ético más estricto o una posición de firmeza ante el PSOE y en contra del entreguismo que estamos viendo en los últimos meses en Podemos Asturies”, ha indicado Ron. “Por todo ello parece que somos incómodos y se nos intenta eliminar por la vía rápida”, ha insistido.

Las causas de la sanción son “un montaje, una auténtica mentira”. En el caso de Ron, él mismo ha referido que se le acusa de publicar un tuit defendiendo a una trabajadora expulsada de Podemos (la propia Mayi Colubi). “Retuercen el contenido del tuit de una forma surrealista, dicen que difamo y en base a eso se me sanciona; pero el contenido es veraz, lo mantengo. La denuncia no se tiene en pie de ninguna manera”, ha indicado.

Ron ha insistido en la llamada a la rectificación y apeló a los apoyos que ha recibido de militantes, “incluso algunos que en el anterior proceso de primarias apoyó a la actual dirección”. El exdiputado por el Occidente ha señalado que la denuncia que motiva la sanción por parte de la dirección estatal de Podemos ha partido de Asturias, “firmada por Sofía Castañón, Rafa Palacios y Ana Taboada”. “Proponernos sentarnos a dialogar”, ha dicho.

Se aplica la lógica de mantener el poder intentando borrar una parte de la organización, las personas y sus valores

Daniel Ripa - Diputado de Podemos

Por su parte, el diputado y exlíder de Podemos, Daniel Ripa, ha calificado de “gravísimos” los hechos, “porque estamos en la primera expulsión en la historia de Podemos en Asturias y que se hace a tres personas, una de las cuales, Andrés Ron, fue la persona más votada en las anteriores primarias al Consejo Ciudadano”. Ripa ha repasado la trayectoria de Ron, “desalojado de La Madreña, imputado por ello, que impulsó la primera comisión de investigación parlamentaria por las listas de espera y que permitió decisiones que ahorraron dinero público y mejoraron el servicio”. “No se puede borrar esa historia”, ha dicho.

Frente a la división, llamó a la “reconciliación" en Podemos, la “unidad ante el frente amplio” bajo el paraguas de Yolanda Díaz y “el mantenimiento y fortaleza de los valores fundacionales de Podemos”.

“Vamos a necesitar a todos para ser una fuerza que transforme Asturias”, ha dicho. Calificó de “surrealista” lo sucedido: “¿Qué delito cometió quien fundó Podemos subiéndose a las farolas para pegar carteles, recorriendo el occidente con su coche o donando a la organización más de 80.000 euros de sus sueldos públicos?”, ha insistido.

Tras la sanción, Ripa ve “la lógica de mantener el poder intentando borrar una parte de la organización, las personas y sus valores”.