Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elena Cabrera, country manager de Ryanair en España y Portugal: “En Santander operamos mucho, pero Asturias tiene un mercado único que no entra en colisión”

“Volvemos al Principado para quedarnos; por ahora no hay en mente más rutas que las cinco que lanzamos, que ya es una oferta bastante atractiva, aunque ya veremos cómo llegamos a la campaña de verano”

Elena Cabrera, en las instalaciones gijonesas de la Laboral, con el emblemático patio a sus espaldas. | Marcos León

Elena Cabrera es el rostro visible de Ryanair en España y Portugal. Ejerce de country manager -portavoz- y, pese a sus continuos viajes de trabajo, no pierde su acento canario. Este miércoles quedó fascinada con las instalaciones de la Universidad Laboral de Gijón, donde presentó el regreso de la compañía irlandesa al aeropuerto de Asturias con cinco rutas (Londres-Stansted, Dublín, Bruselas-Charleroi, Roma y Düsseldorf-Weeze) que estrenarán en noviembre y para las que ya venden billetes. Cabrera espera que atractivos como la Laboral sirvan de acicate para traer turistas al Principado.

–Nueve años después regresa Ryanair a Asturias. ¿Por qué?

–Entra en nuestros planes de expansión en el Norte. Ya estamos en el aeropuerto de Santiago, en Santander y en Vitoria. Para nosotros tenía sentido estar en Asturias. Llevábamos tiempo observando la situación y justo el proyecto del Gobierno del Principado nos ha dado el empujón definitivo para venir. Y nuestro objetivo es de permanencia.

–Han añadido dos rutas más por su cuenta a las tres del convenio con el Principado. ¿Por qué?

–Porque hemos visto precisamente la capacidad, que Asturias tiene un atractivo realmente único y lo diferencia del resto de productos del norte de España. Le vemos capacidad para seguir aumentando rutas. Por eso metimos estas dos rutas extras a Londres y Dublín.

–¿Y por qué esas dos?

–Porque nosotros tenemos un equipo comercial que analiza rutas. Y esas dos tienen capacidad, sentido y van a tener demanda. Siendo nosotros una compañía que proviene de Irlanda, como mercado emisor tenemos uno muy grande en Irlanda y Reino Unido. Y sobre todo hacia España.

–Es decir, Asturias tendrá más turismo inglés e irlandés.

–Irlandeses e ingleses son nuestro mercado emisor hacia el resto de Europa y tanto España como Italia son los principales mercados receptores de Ryanair. Por lo tanto, tenemos todo el puzzle y todo se combina para que sean los principales visitantes que vengan a Asturias y, de paso, los asturianos puedan aprovechar para visitar esas ciudades.

–¿Van a mantenerse las rutas todo el año y con frecuencias estables?

–Son rutas que se van a mantener todo el año. Nosotros funcionamos por campañas, de invierno y verano. En Asturias empezaremos en invierno, aunque normalmente hay tendencia a que en verano se aumenten rutas o capacidades. Así que la tendencia sería ir a más, nunca a menos.

–¿Llegan para probar cómo les va o realmente hay expectativas de crecimiento en el aeropuerto de Asturias?

–Venimos con expectativas de futuro. Cuando analizamos los mercados, es para llegar para quedarnos. Realmente la vocación es de estar aquí a largo plazo. Viendo España como una gran plaza, estábamos ya en 27 aeropuertos y poquitos nos faltaban por cubrir. Además, Ryanair es compañía experta en mercados regionales. Ya todas las compañías vuelan a Madrid o Barcelona o las principales ciudades, pero en aeropuertos más secundarios, como el de Asturias, Vitoria o Santander, somos muy fuertes. Tenía todo el sentido llegar a Asturias para completar el plan de desarrollo que teníamos en España.

–¿Y por qué han tardado tanto en regresar?

–Porque por ahora hemos tenido dos años un poco complicados, como el resto de aerolíneas. Después de esta pandemia, y de reiniciar, hemos vuelto con muchas ganas para ampliar mercado en España. Nuestro objetivo es pasar de los 46 millones de pasajeros en el ejercicio de 2019 a 50 este año. Nuestro objetivo es aumentar capacidad, aumentar pasajeros y aumentar aeropuertos. Por ahí entra el de Asturias.

–¿Hay en mente alguna ruta más que las cinco ya sabidas?

–Por ahora, no. Por ahora, con lanzar estas cinco rutas… Es una oferta bastante atractiva. Ya veremos cómo llegamos a la campaña de verano.

"No vivimos de ayudas públicas, contamos con ser la aerolínea más grande en cuatro años"

decoration

–El regreso se da con la ayuda económica que supone el concurso del Principado. ¿Sin esa inyección hubiera sido imposible la vuelta de Ryanair?

–Ryanair es una compañía en la que tenemos unos precios muy bajitos: 37 euros es el precio medio de nuestros billetes en toda Europa. Por lo tanto, cualquier opción de atracción que tengan las diferentes instituciones hacia una compañía como la nuestra, obviamente miraremos ese destino con mejores ojos. ¿Que eso pueda ser un punto de inicio para ir aumentando operativa? Claro que sí, pero sí es verdad que la colaboración público-privada es esencial y ayuda a que compañías como la nuestra vean destinos mucho más atractivos.

–Más allá de ese dinero público, ¿ofrecen algo interesante Asturias y su aeropuerto para Ryanair?

–A pesar de que tengamos tres aeropuertos donde operamos en el Norte, Asturias sigue siendo un mercado único y no entra en colisión con el resto. Tiene su propia idiosincrasia y su propio atractivo para los turistas. Sobre todo, turistas ingleses o irlandeses pueden encontrar en Asturias un destino muy atractivo en España que todavía, a lo mejor, les es desconocido.

–Lo cierto es que está muy cerca el aeropuerto de Santander, competidor directo del de Asturias y en el que Ryanair opera de manera especialmente intensa. ¿No es un hándicap eso para las perspectivas de la empresa en el Principado?

–No está tan cerca en los términos que nosotros manejamos. Y no lo consideramos competencia directa. Estamos acostumbrados a operar en aeropuertos que son muy cercanos, y no hay esa competencia. Nos preguntan por esto en Santiago respecto a Oporto. Y no. Hay la suficiente capacidad emisora de asturianos que quieren ir hacia los diferentes destinos, como también suficiente capacidad receptora por el atractivo singular que tiene Asturias.

–Pero algunos des los destinos que operará en Asturias, Ryanair ya los tiene en Santander.

–Sí. En Santander tenemos 16 rutas. Pero no lo consideramos competencia directa. No pasa nada porque se repitan destinos en uno y otro aeropuerto.

–¿Podría llegar a convertirse Asturias en una base de operaciones para Ryanair como la de Santander?

–Pues nos encantaría. Eso querría decir que es un aeropuerto con una gran viabilidad, un destino muy atractivo tanto de ingreso como de salida, y nosotros siempre tenemos interés en incrementar operativa. Ryanair tiene la capacidad. Acabamos de comprar 210 aviones, de los que hemos recibido ya los primeros 60 y los estamos poniendo en diferentes destinos.

–En Cantabria hay polémica política porque el Gobierno autonómico no hace público el dinero que concede a Ryanair.

–Eso entra dentro de las competencias institucionales y de lo que cada uno quiera compartir o no. Nosotros no tenemos ningún problema y siempre vamos a concursos públicos, que son completamente abiertos y lícitos y a los que se puede presentar cualquier compañía, no se hace un concurso “ad hoc” para Ryanair. Las diferentes instituciones hacen sus planes de atracción turística y definen cómo trabajar con las compañías aéreas. Se abren concursos y se presentan compañías con capacidad para ofrecer esa operativa. Ahí nos presentamos tanto nosotros como otros. Cómo lo transmitan o comuniquen las diferentes instituciones, es cosas de ellos.

"Irlandeses e ingleses son nuestro gran mercado emisor; tenemos todo para que vengan a la región asturiana"

decoration

–¿No tienen razón quienes dicen que Ryanair vive a base de buscar esas ayudas públicas?

–En España somos el número uno y vamos a transportar 50 millones de pasajeros. No vivimos de ayudas públicas, somos una de las compañías más viables del mundo de las aerolíneas. Tenemos un músculo financiero muy fuerte, contamos con ser la más grande del mundo en los próximos cuatro años y acabamos de comprar doscientos aviones. No podríamos hacer todo eso con subvenciones. Y esto realmente no son subvenciones. Realmente son proyectos de colaboración que se hacen con las diferentes instituciones y a los que cualquier compañía se puede unir. Igualmente, al final tiene que ser un esfuerzo mutuo: si hacemos un riesgo de meternos en un nuevo aeropuerto, con nuevas rutas y tenemos nuevas inversiones, pues que sea un riesgo compartido para que vayamos todos juntos hacia la viabilidad de esas rutas y destinos; al final, tiene todo el sentido.

–¿Qué puede aportar Ryanair al aeropuerto de Asturias?

–Por ahora, 80.000 pasajeros este invierno que pueden pasar por el aeropuerto de Asturias, que creo que no es poco de cara al invierno. Y, en definitiva, podemos aportar una mayor conectividad, una mayor oferta de destinos para los asturianos, y crearemos riqueza en la región con los turistas que puedan llegar y admirar sus valores.

–¿Habrá base de Ryanair en Asturias u operarán sin ella?

–No la va a tener. Operaremos sin base. La diferencia es que la base es donde tienes aviones que duermen en el lugar, los tripulantes de cabina y demás. En España operamos en 28 aeropuertos, pero solo tenemos base en diez de ellos, como Madrid, Barcelona, Mallorca, Valencia… Y, en principio, no se contempla apertura de nuevas bases. Pero sí crearemos empleo con las cinco rutas desde Asturias: calculamos que unos 60.

–El aeropuerto de Asturias tiene buenas cifras de recuperación, pero perdió durante mucho tiempo vuelos internacionales. ¿Carecía de una estrategia definida?

–Eso habría que preguntárselo al Principado, no sabría decirlo.

–¿Pero qué necesita el aeródromo asturiano para mejorar?

–Creo que ya lo está haciendo. Simplemente el anuncio de que lleguemos nosotros con cinco nuevas rutas es un anuncio espectacular de que las cosas se están haciendo bien y que dan visibilidad y conectividad a la región.

–El Principado estudia la posibilidad de un concurso con nuevas rutas. ¿Ryanair volvería a presentarse?

–Nosotros siempre estamos abiertos a presentarnos a concursos públicos de promoción.

–¿Y entrar en alguna ruta nacional desde Asturias?

–Habría que valorarlo. Es verdad que nosotros tenemos 680 rutas dentro y hacia fuera de España, con más incidencia en el mercado internacional que doméstico. Pero es valorable ver si es viable alguna doméstica: por ejemplo, en Santiago tenemos una con Madrid.

Compartir el artículo

stats