El pasado 6 de junio fue un día muy especial en Ribera de Arriba. Víspera de festivo, el concejo se vistió de gala para que sus mayores disfrutaran de un día de fiesta y convivencia.

El Ayuntamiento preparó un programa muy especial. Había muchas ganas, ya que los dos años anteriores la pandemia no permitió una celebración normal y solamente, por parte de la Corporación, se les llevó unos detalles a todas las casas donde residían mayores de 65 años.

Un momento de la actuación de Laude Martínez y su banda. | | CEDIDA A LNE

Este año , además de entregar a todos sus mayores un queso Bofard de Mantequerías Arias –empresa local– y un pastillero que les facilite la labor de la ingesta de medicamentos que la mayoría precisan en su día a día, se preparó una gran fiesta al aire libre.

El inicio de la jornada del lunes 6 de junio fue la recogida a domicilio de los mayores que no podían acudir al acto por sus propios medios, en autobuses y vehículos municipales. El lugar de celebración era el local social de La Caballería en Soto de Ribera, elegido por los responsables municipales por sus amplias zonas verdes y servicios, además de por ser un sitio visualmente muy atractivo para el recuerdo y la fotografía.

Una vez llegados los mayores, grandes protagonistas de la jornada, al lugar de la celebración, se fueron sentando en las mesas dispuestas en las terrazas y los exteriores y el acto oficialmente comenzó con la subida al escenario de los “Abuelos del año”, Odón Fernández y Anselma Cárcaba, los cuales recibieron presentes de las asociaciones vecinales y de los grupos políticos municipales. Elma Suarez, concejala de Mayores, fue la encargada de leer el discurso con el que se hizo un breve recorrido por la vida de ambos.

Tras este “Pistoletazo de salida”, y con todos los asistentes sentados en las mesas, se ofreció jamón cortado a cuchillo preparado por cortadores profesionales y se pudo disfrutar de una degustación de quesos asturianos. Posteriormente se cocinó al aire libre una gran paella y, como colofón, una tarta artesana de fresas con nata.

El Alcalde charlando con algunos de los mayores.| | CEDIDA A LNE

Los que comieron demasiado quizá se arrepintieron, pues después de estas suculentas recetas llegó el momento del baile. Sobre el escenario, Laude Martínez y su banda, quienes hicieron las delicias de un público entregado a la música y a la diversió .con su espectáculo “KUM LAUDE”

Alrededor de las seis de la tarde, se procedió a la entrega de obsequios conmemorativos del día por parte del Ayuntamiento a todos los asistentes y los autobuses y coches municipales fueron de regreso dejando a todos los mayores en sus domicilios.

Es importante destacar que el Ayuntamiento de Ribera de Arriba ha realizado para esta celebración un esfuerzo extraordinario, tanto económico como organizativo, sin escatimar un detalle en favor de la comodidad de sus mayores. Como dicen desde el Consistorio “no es nada para todo lo que merecen” y, aunque ahora el listón está muy alto, ya se está pensando en la fiesta de 2023, la cual esperan que, como mínimo, sea tan exitosa como la de este año.