Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El gobierno asturiano cambia de nombre en la web: esta será la nueva identidad gráfica de la administración regional en internet

El cambio afecta también a la representación del escudo oficial de Asturias, así como a la tipografía empleada, que el Principado venía utilizando desde los años 80 del pasado siglo.

Con el impulso de la administración electrónica y la relación digital con los asturianos, el gobierno del Principado ha efectuado un cambio de su identidad corporativa, que ya puede verse en la página web institucional. En principio, esta modificación afecta solo a su imagen en internet. Así, del nombre oficial de “Gobierno del Principado de Asturias” se pasa a la denominación de “Principado de Asturias”, a secas. La identidad gráfica digital también se adapta al asturiano y el eo-naviego. 

El cambio afecta también a la representación del escudo oficial de Asturias, así como a la tipografía empleada, que el Principado venía utilizando desde los años 80 del pasado siglo.

La nueva identidad gráfica se ha presentado en el transcurso de la jornada “Asturias, Territorio Digital”, en la que el Gobierno ha anunciado sus proyectos para modernizar la administración autonómica y la relación digital con los asturianos y las empresas.

El gobierno regional está dispuesto a impulsar a la administración autonómica con un paso de gigante para acelerar la digitalización de los servicios públicos. Para ello, invertirá 90 millones de euros en cuatro años para conseguir que prácticamente todas las relaciones de los ciudadanos con la Administración puedan realizarse por vía telemática. Será "la mayor transformación administrativa realizada en los cuarenta años de autonomía de Asturias", sostiene el Gobierno, con el fin de establecer una "Plataforma de servicios públicos digitales” que permita una tramitación "eficiente, ágil y proactiva" para impulsar "la transparencia y la captación digital de la sociedad y las empresas".

El vicepresidente del Gobierno, Juan Cofiño, y la consejera de Presidencia, Rita Camblor, presentaron el nuevo modelo ayer en una jornada dirigida a empresas y otras administraciones públicas. La pandemia resultó un trampolín para la digitalización: "Se llegaron a hacer en un solo día casi 12.000 trámites de forma electrónica", indicó Cofiño, quien apuntó en que se persigue una mayor personalización de servicios y también "dar facilidades a las empresas para que puedan hacer negocios".

El director general de Seguridad y Estrategia Digital, Javier Fernández, aprovechó para presentar la nueva identidad corporativa digital de la administración autonómica y anunció algunas de las líneas generales, muchas de ellas ya en marcha. Así, se crearán dos laboratorios públicos de innovación abierta de cobertura 5G Stand Alone (la red que permitirá una transmisión de datos más rápida, para actividades como conducción automática de vehículos u operaciones quirúrgicas a distancia). También se instaurará la identidad digital soberana, se digitalizará la información relativa a las carreteras, y se implantará un asistente social virtual basado en inteligencia artificial. También otra de las apuestas es la "historia social única", que centralizará la información relativa a usuarios de servicios sociales, facilitando la coordinación entre administraciones.

Para llevar a cabo estos cambios, indicó Cofiño, son necesarias las reformas administrativas que el Gobierno están llevando a cabo mediante nuevas leyes. Así, puso como ejemplo la administración electrónica del gobierno de Estonia, considerada una de las más avanzadas, "donde crear una empresa lleva unos tiempos inimaginables en la administración latina y el pago de impuestos se hace de forma electrónica con absoluta facilidad".

El vicepresidente, Juan Cofiño, durante la presentación de la nueva estrategia digital LNE

La consejera de Presidencia, Rita Camblor, incidió en que el objetivo es "un cambio en el paradigma de los procedimientos" administrativos, pasando de "un modelo de tramitación a otro de servicio público, de manera que el canal digital sea el utilizado de forma preferente por los usuarios". Camblor señaló que "a diferencia de lo que hacen algunos bancos y empresas no debemos ni podemos dejar a nadie atrás y menos aún a algunas de las personas más vulnerables".

Cofiño resaltó algunas de las actividades que ya se pueden realizar digitalmente con herramientas de la administración como "ajustar desde el HUCA los parámetros de un marcapasos de un paciente en el hospital de Jarrio o evaluaciones clínicas a distancia de pacientes con sospecha de ictus".

Compartir el artículo

stats