Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ganaderos asturianos exponen a Bruselas su problema con el lobo (pero ven difícil que "tomen nota")

Asaja se reúne con eurodiputados y pide al director de Medio Ambiente de la Comisión rebajar la protección del cánido para que haya controles: "A ver si toman nota"

Arriba, José María Castilla, Humberto Delgado y Geli González. En el círculo, González con el eurodiputado socialista asturiano Jonás Fernández.

Una representación de ganaderos asturianos mantuvo en los dos últimos días reuniones en Bruselas con responsables de la UE con el objetivo de trasladar el problema que genera el lobo en las explotaciones ganaderas de la región. Geli González, secretaria general de Asaja Asturias, se reunió junto al director de la oficina de Asaja en Bruselas, José María Castilla, con varios eurodiputados de diferentes partidos así como con el director general de Medio Ambiente de la Comisión Europea (CE), Humberto Delgado Rosa. Fue este último encuentro el más importante y del que González salió "con cierta decepción" puesto que "acudimos a la reunión con expectativas más favorables para los intereses de los ganaderos, pero nos encontramos con una Comisión que sigue firme en su línea de trabajo" y "se mantiene alineada con las tesis del Ministerio para la Transición Ecológica de Teresa Ribera".

Asaja expuso la situación de la ganadería extensiva asturiana, un modelo que además quiere incentivar Europa pero que en la montaña del Principado entra en colisión con la expansión del lobo. “Les fuimos a explicar lo que hay, y a ver si toman nota o no. Pedimos una modificación de los anexos de la Directiva Hábitats ante el aumento del censo del lobo para que esta especie pase de la categoría de ‘protección estricta’ al estatus de ‘protegida’, lo que posibilitaría controles de población eficientes", explicó González.

La responsable de Asaja recalcó ante el responsable de la Comisión que, desde el ministerio español de Teresa Ribera, "fueron vendiendo la moto de que estaba en estado desfavorable la población del lobo al norte del Duero, pero no estamos de acuerdo porque se basó en un informe de un grupo de expertos que no tenemos ni idea de quiénes son, que nadie conoce ni nadie vio, y sobre un censo del año 2014". A lo que agregó: "El lobo ya no está al nivel del 2014. Le explicamos que ya no se pueden hacer controles por la protección total a la especie que puso el Ministerio y que los daños se están incrementando. El lobo ya está en la costa asturiana, donde nunca antes se le vio. Europa tiene que contar con un censo nuevo de la especie. La directiva también contempla la protección de los pastos, y eso, en cambio, no se está cumpliendo".

Sin embargo, los responsables de Asaja nos salieron de la Comisión muy satisfechos. "Está alineada en su posición con el ministerio de Ribera. Siguen insistiendo en la prevención, en que haya perros, cercados y pastores eléctricos. Y sacan pecho diciendo que en el ministerio español hay 20 millones de euros para pagar daños y estas medidas preventivas. Pero con esas medidas, sin que haya controles de la población, no se arregla nada en Asturias. Además, el dinero para sufragarlas va a salir de la PAC. Y les dijimos que no metan mano en nuestros bolsillos, que si, como ellos dicen, toda la sociedad quiere lobo, toda la sociedad tiene que pagar su presencia", destacó González.

La responsables de Asaja mantuvo reuniones con los eurodiputados socialistas Jonás Fernández y Clara Aguilera, el del PP Juan Ignacio Zoido, el de Vox Jorge Buxadé, así como asesores de Podemos y Ciudadanos. Tras el encuentro con el director general de Medio Ambiente de la Comisión Europea, Geli González sí quiso puntualizar que "la Comisión en ningún momento ha felicitado a España y la ha puesto como ejemplo para el resto de estados miembros por la decisión sobre proteger al lobo" y no tiene más remedio que reconocer que "este cambio de la protección del lobo que ha hecho España va más allá de la Directiva Hábitats de la UE".

Compartir el artículo

stats