Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los pescadores de Tineo apoyan el plan de gestión de la cuenca Nalón-Narcea

"O hacemos algo o acabaremos como el resto de ríos, sin salmones", dice su presidente

Pesca de salmón en un río asturiano.

"Hacemos una defensa clara del borrador porque la realidad es la que es. O hacemos algo o acabaremos como el resto de ríos asturianos, sin salmones". Así se expresó ayer, en Cornellana (Salas), el presidente de la asociación de pescadores "El Banzao" de Tineo, Pablo Osendi, en la primera reunión de participación con las sociedades ribereñas de Tineo y Cangas del Narcea y agentes sociales sobre el documento que regirá el uso de los tramos bajos de los ríos Nalón y Narcea. Un documento ha sido impulsado por el grupo de desarrollo rural Bajo Nalón.

El plan de gestión, de obligada redacción por ley y el primero en hacerse en Asturias, está basado en un estudio biológico-matemático que, entre otros, establece que debe haber una entrada mínima de 740 salmones al año para permitir la pesca, con un máximo de 240 capturas por temporada. "A los pescadores nos puede gustar más o menos pero está basado en datos científicos y las medidas, si queremos seguir pescando, son necesarias", afirmó Osendi, quien estima que los pescadores "tienen que ser los primeros en evitar que se acabe con la pesca". Las próximas reuniones serán con "Las Mestas del Narcea" y la Real Asociación Asturiana de Pesca Fluvial.

Compartir el artículo

stats