Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias cuelga ya el cartel de "completo" ante el verano de "restallu" tras el covid

Apenas hay huecos para julio y agosto en las modalidades de alojamiento | El Camino de Santiago recupera el pulso y vuelve a ser imán turístico

Varios turistas, ayer, en Cangas de Onís, haciendo fotos con el móvil al emblemático puente «romano». | J. M. Carbajal

Esta información ha sido elaborada por: Martina Marcelli / Nel Oliveira / M. Martínez / A. Lorca / A. M. Serrano / S. Arias / Borja Sopeña

Asturias afronta un verano por todo lo alto, con llenos en todos los sectores: hoteles al completo, demanda desbordada de apartamentos turísticos, albergues del Camino de Santiago llenos de peregrinos y alojamientos rurales que esperan un agosto de máximos. Con todo, hay una cara B en las expectativas: aún es bajo el turismo extranjero, la inflación y el aumento de costes rebajan las expectativas de ganancias de los negocios y el verano aún sigue siendo una explosión que apenas tiene eco el resto del año. Y, claro, un clásico que puede chafar las estimaciones: la meteorología. En el primer gran verano de normalidad tras la pandemia, Asturias espera asentar cifras que impulsen sus cifras turísticas.

Lleno hotelero en Oviedo de turistas nacionales: "Solo un 8 o 9 por ciento son extranjeros"

En Oviedo, por ejemplo, el sector ya prevé que la ocupación turística de los hoteles sea muy satisfactoria. Eso afirman directores de establecimientos hoteleros consultados por este periódico. Aseguran que la tasa media de ocupación para los meses de julio y agosto se encuentra entre el 80 y el 95 por ciento, llegando en algunas fechas al cien por ciento, comentan en el hotel Soho Boutique.

Los directores de hoteles de la capital del Principado prevén que la ocupación sea superior a la del año pasado, mejorando también los datos de 2019, el año previo a la pandemia, comenta Daniel García, director del hotel NH Oviedo Principado.

Pero no se va a traducir en una caja excepcional. Aprovechando las expectativas de movimiento turístico en estas vacaciones de verano, los hoteles han subido ligeramente los precios de las habitaciones, pero también sus costes se han disparado. Ángel Zubizarreta, director del hotel Silken Monumental Naranco señala que "hay que tener en cuenta que aun con buenos datos de ocupación y mejor precio de las habitaciones la rentabilidad del hotel se va a ver comprometida por la evidente inflación que está ocurriendo en nuestro días".

Respecto a la clientela, la mayor parte de los visitantes estivales de Oviedo proceden de territorio nacional. "Tan solo un 8 o 9 por ciento de la ocupación turística es internacional", asegura el director del NH Oviedo Principado. ¿Qué invita a visitar Oviedo y quedarse en ella? Principalmente, y muy en especial los turistas procedentes de Madrid, País Vasco y Cataluña, establecen base en la capital asturiana para disfrutar de actividades en otros lugares, como los Lagos de Covadonga, o ven Oviedo como ciudad de interés mientras realizan el Camino de Santiago. Con todo, los directores de los hoteles ovetenses afirman estar muy satisfechos con las campañas lanzadas desde el Ayuntamiento.

Gijón, capital de los pisos turísticos: "La gente prefiere no compartir espacios comunes"

Gijón es un referente del verano asturiano, tanto por las actividades estivales como por el turismo de playa. También allí la ocupación está a rebosar para los meses de julio y agosto. "Hay un auge de ocupación de viviendas turísticas", asegura Manuel Herminio, presidente de la Asociación de Titulares de Viviendas Turísticas de Asturias. Desde su óptica, este aumento en la demanda de alquiler de pisos turístico tiene una explicación: "La pandemia ha hecho que la gente que se va de vacaciones prefiera no compartir espacios comunes". Y es que, para el primer verano de la nueva normalidad, Herminio detalla que, "habrá mucha gente que venga a Gijón en busca de varios reclamos, como la oferta gastronómica, la programación de ocio de la ciudad o la búsqueda de temperaturas más suaves".

Si bien el reclamo turístico de Asturias para este verano es alto, Gijón aglutinará gran parte de esa ocupación. "En su mayoría serán perfiles nacionales que puedan llegar a través en coche, tren o autobús. Hasta que el aeropuerto no tenga grandes vuelos internacionales será una fuerte limitación", señala Manuel Herminio, quien lamenta que "gran parte del turismo internacional que nos llega es una parte sobrante del que entra por Cantabria, por ejemplo".

En total, Gijón cuenta con 1.037 viviendas con licencia para el alquiler turístico. Junto a Llanes es la localidad regional con más pisos turísticos. Es por ello que Manuel Herminio advierte: "Para evitar estafas es importante que el cliente que esté buscando una vivienda turística en cualquier plataforma web se fije siempre en si tiene el número de Vivienda de Uso Turístico (VUT)". Se trata de una garantía legal que ofrece el Principado.

Bruno Santos y Patricia Rosado, portugueses, en el albergue de peregrinos de Avilés. | Mara Villamuza

Los peregrinos vuelven al Camino después del parón por el covid: la mayoría de fuera de España

El Camino de Santiago también es un reclamo turístico seguro, y este año, el primero sin restricciones por la pandemia del covid-19, se están registrando ya cifras similares a las que se contabilizaban en 2019 e incluso superiores en algunos casos. Pero será a lo largo de este mes de julio y en agosto cuando se prevé que el número de peregrinos aumente de manera exponencial.

El albergue Pedro Solís de Avilés, que gestiona la Asociación Astur-Galaica, ya registró un inusual número de peregrinos el pasado mes de mayo, y la tónica se ha mantenido en junio. "Vamos muy bien. Estamos muy contentos porque estamos recuperando el pulso a un ritmo superior al que pensábamos", señaló la presidenta del colectivo, Mayte Gonzalo. "Pero lo más fuerte es en julio y en agosto, sobre todo agosto, porque es cuando la mayoría de las personas tienen vacaciones en España y son muchos los que se animan a hacer el Camino", añadió.

Aproximadamente el 70% de los peregrinos que han visitado el albergue Pedro Solís hasta ahora son extranjeros. "Vienen personas de todas las edades, pero sobre todo hay mucha gente joven y muchas mujeres", afirma Gonzalo, quien no oculta además su satisfacción por el buen comportamiento de los visitantes. "Estamos muy contentos porque son enormemente respetuosos con las normas y con las instalaciones, muy, muy educados, que antes no siempre era así", remarcó.

El albergue Pedro Solís de Avilés contabilizó en 2019 algo más de 5.900 personas pernoctando, y la previsión es que este año se superen esas cifras. Los peregrinos que llegan al albergue avilesino llegan caminando desde Gijón. Hacen noche y al día siguiente continúan, unos hacia Muros del Nalón, a 20 kilómetros de distancia, y otros hasta Soto de Luiña, a 36 kilómetros. Depende de las fuerzas y el ritmo de cada uno.

Los madrileños Álvaro San Martín y Lucía Sierra, en Gijón, de turismo. | Ángel González

El verano llena el Oriente, pero no se compensa con el resto del año

Jaime García es el presidente de la Asociación de Alojamientos Rurales de Asturias (Arca) y lleva más de veinte años regentando La Casa del Tesoro, en Triongo (Cangas de Onís). Para él y para la gente con la que ha hablado, "el mes de junio ha sido tranquilo, quizás demasiado tranquilo". Y, aunque reconoce que a partir de ahora "habrá más movimiento", también advierte de que se están produciendo "cancelaciones de última hora".

En su opinión, el verano es "un espejismo" y los llenos que se producen durante esta estación un mínimo para poder seguir con vida: "Hay que tratar de internacionalizar y desestacionalizar el sector y para eso hay que buscar alternativas". En cuanto a las casas rurales, reconoce que "la pandemia sirvió para que mucha gente descubriera que este tipo de alojamientos eran interesantes" y, a partir de ahí, hubo algunos que repitieron porque, asegura, una de las grandes virtudes de Asturias es que "tiene una gran riqueza y variedad de recursos".

Sabino Martínez, presidente de la Asociación de Turismo Rural en Ribadesella (Aritur), explica que en cuanto a las completas "están al 100%": "En julio está todo completo y en agosto queda ya muy poco", añade. Alguna posibilidad más puede haber para encontrar plazas en "hoteles rurales": "Ahí sí que puede haber alguna plaza suelta en julio y agosto".

Una alta ocupación que da continuidad a lo que sucedió el verano pasado: "En julio se empezó tarde, pero agosto, septiembre y octubre fueron buenísimos". Eso sí, en la línea del presidente de Arca, Sabino Martínez apuesta por buscar fórmulas para "desestacionalizar" el turismo: "Tuvimos un repunte en mayo porque hubo muchísimo peregrino, más que otros años, y en junio también". Es cierto que estos visitantes benefician a los que tienen sus establecimientos "cerca del Camino", pero, a pesar de todo, Martínez apuesta por "aprovechar" un turismo que, considera, "es una joya".

El Occidente acapara interés, con estancias más largas

Los turistas han madrugado en el Occidente asturiano, han llamado "más pronto de lo habitual", según las asociaciones de turismo para asegurar la plaza. Será menor la ocupación en julio, algo que es habitual, pero en agosto se espera completar si no todas, casi todas las plazas destinadas al turismo rural.

El presidente de la asociación del ramo de Valdés, Luis Suárez, asegura que las reservas han vuelto a niveles de la época "prepandemia". También confirma que se reciben menos llamadas que en los últimos dos años de época covid. Aún así, "se nota el interés cada vez mayor por esta zona de Asturias".

Además, la pandemia, con el boom del turismo rural, menos masificado y de entornos abiertos, ayudó a dar promoción a la zona. En este sentido, Suárez aclara que muchos de los turistas que conocieron el Principado "repiten destino". En general, se interesan más por la costa que por el interior, si bien en las zonas más alejadas de las playas la ocupación rozará, según las previsiones más halagüeñas, el 80 por ciento este mes y casi el 100 en agosto.

En el vecino concejo de Cudillero también se espera el lleno. Según la gerente de Cudillero Empresas de Turismo Asociadas, Vanina Posada, "de momento hay alojamientos que están llenísimos y otros se quejan". En la Oficina de Turismo sí empiezan a notar que se vivirán, como el verano pasado, meses intensos y de mucho ajetreo. La presidenta de la Asociación Fuentes del Narcea, Ana Llano, asegura que la previsión es "muy buena" y añade que cada vez se interesan más por la zona turistas extranjeros y otros de distintas zonas de Asturias. Las estancias, además, son más largas, y "julio tiene más número de reservas de lo habitual".

Berta Mayo y Luis Suárez, en su casa dedicada al turismo rural, en Valdés. | A. M. Serrano

El Suroccidente cruza los dedos y mira al pronóstico del tiempo

En la comarca del Suroccidente se espera un gran verano. Así lo indica la ocupación, casi al completo, de los alojamientos de estos concejos. La Asociación de Turismo Rural "Fuentes del Narcea" destaca que las agendas de los establecimientos están "casi todas al cien por cien", señala la directiva, Olga Álvarez. En julio aún quedan plazas por llenar pero, con todo, los datos son buenos "porque hay más gente que el año pasado". Las fechas en torno a las fiestas de El Carmen y La Magdalena, del 14 al 22 julio, están con las últimas plazas libres. "En general esperamos un buen verano y que no haya cancelaciones. Aunque, en eso, influye mucho el pronóstico que den del tiempo", asegura.

También en Somiedo las expectativas son satisfactorias y, ya desde el mes de junio, se nota la presencia de turistas en el Parque Natural, sobre todo, extranjeros. "Movimiento de gente se ve mucho, incluso en días de semana que no había nada especial, siendo sobre todo extranjeros. Se ven muchas matrículas de coches y caravanas de Francia, Holanda y Portugal", indica Rosalía Garrido, presidenta de la Asociación de Hostelería y Servicios Turísticos de Somiedo. Un regreso de los visitantes internacionales que le alegra mucho ya que son el principal sector turístico que se aloja en el concejo en otoño, invierno y primavera. En cuanto al turismo nacional, va con menos ritmo, pero igualmente con buenas perspectivas en los negocios somedanos. "El turismo nacional parece que está un poco más a la espera por como está la situación en general, quizá, esperando a reservar a última hora", estima Garrido.

Ibias: el espejismo pospandemia y la realidad de una zona rural aislada

Ibias vuelve a su realidad en cuanto al turismo rural. Tras el confinamiento, muchos turistas descubrieron este concejo, desplazados por los llenos en casi toda la región. Eso despertó una ilusión de crecimiento y de mayor demanda, pero se quedó en un simple espejismo: los nuevos números muestran una demanda baja en una zona rural poco transitada.

El turismo es uno de los estímulos que los dirigentes políticos señalan para la España despoblada. Tanto es así que el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se refirió a Ibias al presentar su plan contra la España vaciada. Lo hizo a través de Elma Andrés García, leonesa que regenta un peculiar alojamiento rural en Riodeporcos en el que todo es natural y kilómetro cero, de su propia huerta.

Pero el crecimiento que se aventuraba en el primer verano tras el confinamiento se ha quedado en un amago de ilusión para los pocos establecimientos turísticos de Ibias. Las cifras que sí parecen mantenerse, para bien, son las de algunos restaurantes de la zona.

Compartir el artículo

stats