Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así cayó la principal red de tráfico de coca en Asturias: todo empezó en un bar de La Florida

La red, desmantelada tras siete detenciones e incautar 36 kilos de droga, usaba escondites en coches, comunicaciones encriptadas y contravigilancias, y se extendía desde Asturias a otros territorios

Cae la principal red de coca de Asturias: siete detenidos y 36 kilos incautados

Cae la principal red de coca de Asturias: siete detenidos y 36 kilos incautados

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Cae la principal red de coca de Asturias: siete detenidos y 36 kilos incautados Jairo Segurola

Las investigaciones se iniciaron a finales del 2021 y fueron llevadas a cabo por la Brigada Provincial de la Policía Judicial de Asturias. Las informaciones y quejas vecinales por el menudeo en un bar del barrio de la Florida, en Oviedo, fueron claves para dar con la organización. Y así la Policía Nacional consiguió desmantelar la principal red de tráfico de cocaína del Principado, tal y como adelantó este periódico. El balance final de la operación: siete detenidos, 36 kilos de cocaína intervenidos, más de 72.000 euros en efectivo incautados y cinco turismos, dos de ellos con escondites para la droga.

Las primeras acciones del grupo de estupefacientes identificaron al líder de la organización: era un viejo conocido del grupo especialista en la investigación del tráfico de droga. El por entonces sospechoso tenía un amplio historial delictivo en el tema de drogas. Todo eso, junto a los contactos que mantenía, hizo pensar al grupo de investigación que no estaban frente a un simple menudeo de droga y apuntaba a una estructura criminal, como finalmente se pudo demostrar. Así lo explicaron hoy Luisa María Benvenuty, jefa superior de Policía en Asturias, y la comisaria Inmaculada Leis Pena, jefa de la Brigada Provincial de Policía Judicial.

Dicha organización estaba afincada en Oviedo. Para que las investigaciones “fueran fructíferas” fue necesaria la colaboración de otras brigadas provinciales de Policía Judicial, como las del País Vasco, Valencia, Salamanca y Barcelona. Una vez que se tuvo claro que se trataba de una organización, se puso en conocimiento del Juzgado de Instrucción número tres de Oviedo, y la Fiscalía Especial Antidroga del Tribunal Superior de Justicia de Asturias coordinó toda la operación.

La organización estaba “muy especializada” y utilizaba comunicaciones encriptadas para la compra de la droga, esconderla en el Principado de Asturias y, después, distribuirla a los principales traficantes de otras provincias del resto de España como, por ejemplo, Santander y el País Vasco. Su forma de actuar se caracterizaba por las contravigilancias y utilizaban vehículos manipulados con caletas (agujeros ocultos para transportar la droga y el dinero).

Dos de los miembros de la organización estaban afincados en Gijón y actuaban como correo; es decir, transportaban la droga y el dinero viajando por todo el territorio español.  El día 13 de junio se montó un dispositivo coordinado entre las brigadas provinciales de la Policía Judicial de Asturias, Valencia y la brigada de Estupefacientes. A la mañana siguiente se observó cómo uno de los individuos abandonaba el lugar portando una bolsa de plástico. En el momento en el que fue interceptado el individuo para su identificación se dio a la fuga a gran velocidad por las calles de Oviedo y a bordo de su vehículo, llegando a arremeter contra uno de los agentes. Por el camino, intentó deshacerse de lo que llevaba en la bolsa, lanzándolo por la ventana. Finalmente, una vez recuperados por los agentes, resultaron ser cuatro kilogramos de cocaína.

Su detención se realizaba minutos más tarde en los baños de uno de los establecimientos frecuentados por la organización, gracias a miembros del Grupo de Atención al Ciudadano (GAC) y la Unidad de Prevención y Reacción (UPR). También se procedió a la detención del líder de la organización, que se encontraba en su domicilio. Se llegaron a intervenir, en ese momento, un total de diecisiete kilogramos de cocaína que, junto a los cuatro recuperados de la persecución, suponen la mayor intercepción de cocaína registrada en la capital del Principado. La operación finalizó con la detención de tres nuevos individuos de la organización en Oviedo, Valencia y un séptimo en Durango (Vizcaya), justo cuando salía de su domicilio portando 64.000 euros en efectivo.

Compartir el artículo

stats