Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Inquietud por las dos montañeras perdidas en Caso: "Nos preocupa mucho que pasen una segunda noche así"

Evangelina Heredia, langreana de 61 años, y Rosa María Hevia, naveta de 65, mandaron unas fotos a su familia antes de perderse y pasar una primera noche en una cabaña: un gran operativo trata de localizarlas

La cima del Campigüeños (Caso). En los recuadros, Evangelina Heredia, a la izquierda, y Rosa María Hevia. LNE

Al menos nueve operaciones de rescate en menos de 48 horas –desde la mañana del sábado a la mañana del lunes– dejan como inquietante balance tres personas perdidas en la montaña asturiana, a las que efectivos de la Guardia Civil, 112 Asturias y voluntarios tratan de encontrar con el reloj jugando en su contra. La más preocupante, la de Javier Amigo Coto, gijonés de 60 años al que se le perdió la pista en la Canal del Texu, entre Poncebos y Bulnes (Cabrales). No se supo nada más de él desde que en la mañana del domingo se separó de su mujer y cuñada para caminar. Pero también tensa está siendo la búsqueda de la langreana Evangelina Heredia del Amo, de 61 años, y la naveta Rosa María Hevia, de 65: se despistaron el domingo en algún punto de la ruta de Campigüeños (Caso), en el parque natural de Redes.

Sin embargo, en su caso sí se supo algo de ellas en la mañana de ayer lunes, cuando lograron contactar, a las 10.44 horas, con el servicio de emergencias. Estaban en una zona con poca cobertura, por lo que les resultaba imposible enviar localización. Describieron «una explanada junto a una cabaña», donde pudieron pasar la noche y se «encontraban bien». Sus allegados ya habían avisado de su desaparición la noche anterior y el helicóptero del Servicio de Emergencias del Principado (Sepa) y la Guardia Civil estaban buscándolas. No hubo éxito pese a que se sumó ayer otra aeronave del Sepa y voluntarios de la zona. Por la tarde llegaron efectivos de la Unidad Canina de Rescate y de los Grupos de Rescate e Intervención en Montaña (Greim) de la Benemérita.

«Estamos muy preocupados, esperemos que la búsqueda termine rápido». Así se expresaba ayer Elena Castañón, hija de Rosa María Hevia, una de las dos montañeras desaparecidas. «Salieron a las 9 de la mañana, y lo último que sabemos de ellas fueron unas fotos que nos enviaron sobre la una de la tarde». Piensan que tuvieron que despistarse en algún punto de la ruta, a la que se accede desde la localidad de Orlé, donde la Guardia Civil halló su vehículo. Ambas son habituales en las salidas del Grupo de Montaña Sueros, de Bimenes. A la familia le preocupa que el dispositivo de rescate parezca «algo desorganizado».

Hasta la zona se han desplazado compañeros de las dos mujeres en el grupo de montaña. También hay vecinos participando en la búsqueda. «Nos preocupa mucho que pasen una segunda noche así», afirmaba Castañón ayer por la tarde. Se trata de una amplia zona de montaña en el parque natural de Redes, con numerosas cabañas. El operativo de rescate rastreó ayer, sin éxito, la zona de Caso, Orlé, Taranes, La Pesanca, Sellón, Campo de Caso, Tiatordos y Pendones. La niebla hizo acto de presencia por la tarde complicando la búsqueda.

Compartir el artículo

stats