Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Menos de 1 millón

El "cheque bebé" cumple medio año con un millar de peticiones, la mitad de los partos

El Principado ha aceptado 462 solicitudes por nacimientos del primer trimestre, tres de cada cuatro presentadas, y analiza 545 del segundo

A mitad de camino, las ayudas por nacimiento y adopción rescatadas en este ejercicio por el Gobierno del Principado han superado el millar de solicitudes. En poco más de medio año, la Administración autonómica ha tramitado o tiene en fase de gestión 1.194 expedientes de petición del "cheque bebé", el auxilio de mil euros reinstaurado este año en Asturias como iniciativa de estímulo para tratar de reanimar la maltrecha natalidad de la región. La cifra del millar largo, actualizada a la fecha del pasado jueves, equivale muy aproximadamente a la mitad de los nacidos en Asturias en el mismo periodo. Para trazar la relación hay que contar con los requisitos de una convocatoria que limita la ayuda a familias con rentas inferiores a 45.000 euros y saber que esto es todavía una suma bruta de peticiones que se encuentran en distintas fases de tramitación: las correspondientes a alumbramientos del primer trimestre cerraron el periodo de inscripción a mediados de abril y están casi resueltas, con 462 confirmadas; para pedir las del segundo el plazo sigue abierto hasta hoy y las del tercero, aún en una etapa de arranque muy incipiente, estarán abiertas hasta el 31 de octubre.

La foto fija de hoy daría pues para un desembolso potencial global que a mitad de año superaría por muy poco el millón de euros y estaría todavía muy lejos de los 4,5 que el presupuesto autonómico tiene reservados para todo el año, pero el cálculo sólo puede ser aproximado mientras no estén todas las solicitudes verificadas.

En un proceso que distribuye los plazos en cuatro bloques temporales según el trimestre del nacimiento, el Principado ha recibido 623 propuestas de familias de niños nacidos o adoptados hasta marzo, 545 correspondientes al periodo entre abril y junio –una de ellas ha sido ya denegada– y, de momento, 26 de julio. De ellas, en realidad, sólo han completado el proceso de verificación las de los nacidos en el primer trimestre, con 462 solicitudes estimadas, tres cuartas partes de las presentadas que en su traducción a euros darían 462.000, estos sí, ya ciertos y concedidos. Otras 104 fueron denegadas por no cumplir alguna de las condiciones de las bases, cuarenta aspirantes han desistido y hay diecisiete a los que les faltaba algún documento para acreditar su derecho de cobro y a los que la Administración todavía busca.

Los aspirantes cubrirían hasta ahora como máximo un millón de euros de los 4,5 presupuestados para todo el año

decoration

Las 462 solicitudes que se han dado de paso son el resultado de un proceso minucioso y a veces complejo de comprobación de datos. El mecanismo ha querido ser "muy ordenado, garantista, claro y cercano" en el retrato de Marta del Arco, directora del Instituto Asturiano para la Atención Integral a la Infancia y las Familias. La Administración ha tenido trabajo para confirmar que las peticiones se ajustan a los requisitos de la convocatoria, básicamente que el nacimiento o la adopción ha tenido lugar en 2022, que se está empadronado en Asturias o que la renta no rebasa los 45.000 euros al año.

No es infrecuente que falte documentación, o que parte de la aportada no sea la correcta, y entonces el proceso puede obligar a la maquinaria administrativa a poner en marcha todos sus recursos. "Lo más común es que no se presente el certificado de nacimiento, sino el documento que proporciona el hospital, que no es válido", afirma Del Arco. En casos como éste, primero se les requiere por correo con acuse de recibo; si no hay respuesta, la ley exige que el requerimiento sea publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y se ofrezca un plazo de contestación. Ha sucedido ya con 17 peticiones del "cheque bebé" del primer trimestre, que aún pueden contestar hasta finales de agosto, pero paralelamente aquí casi se persigue a los solicitantes con los mil euros en la mano. "Estamos llamando a las familias una por una, hasta tres veces, para animarlas a que presenten la documentación", destaca la directora de una institución que cuenta con "personal dedicado en exclusiva a esta tramitación".

La Administración llama uno a uno a los solicitantes que no han cubierto toda la documentación

decoration

Ella confirma que el umbral de renta ha sido el principal factor de denegación, y justifica la planificación de plazos y solicitudes en bloques temporales de tres meses en la pretensión de ofrecer una garantía de agilidad en la gestión para que así "todo aquel que haya tenido un hijo en Asturias este año y cumpla los requisitos perciba mil euros". A sabiendas de que la convocatoria ha llegado a los presupuestos del Principado para quedarse, en la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar se asume que el proceso deberá ser sometido cuando finalice a un "estudio de impacto" que analice dónde puede "afinarse" o perfeccionarse de cara a futuros ejercicios. Habrá que echar un vistazo al camino recorrido y calibrar cuantías, umbrales de requisitos y todo cuanto pueda ser objeto de un análisis de "eficacia y eficiencia".

Mientras tanto, el millar de familias que han optado al "cheque bebé" en la primera mitad del ejercicio equivalen aproximadamente a la mitad de las que han tenido hijos en Asturias en lo que va de año. El Servicio de Salud del Principado calcula 2.276 nacimientos en los primeros seis meses –Sadei había contado 2.003 hasta mayo–, y en Asturias esto es insólito, pero esta cifra crece. Tanto que en los cinco meses iniciales del año el incremento ha sido el más abultado de España, un 6,7 por ciento respecto al mismo periodo de 2021. Es cierto que viene de muy abajo, también que todavía no hay quien se atreva a trazar vínculos ciertos entre este incremento y la restauración del "cheque bebé". Marta del Arco, tampoco. Su aclaración invita a esperar antes de emitir veredictos, y a constatar que la ayuda no sirve sola para dar resultados, o que "necesita otras medidas sociales y económicas que la acompañen, sobre todo las de conciliación". De momento, el millón de euros que como máximo consumirán las solicitudes de ayuda presentadas en la primera mitad del año dejan libres para la segunda más de tres cuartas partes de la partida total de 4,5. Es muy probable que sobre, de ahí la necesidad de los estudios de impacto que propone Del Arco. A razón de mil euros por familia, los 4,5 millones casi darían para cubrir con la ayuda todos los nacimientos de un año como los últimos, teniendo en cuenta que 2021 se cerró con 4.830 y también que la subvención cubre las adopciones.

Compartir el artículo

stats