Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Colombres une las dos orillas del Atlántico: "Los mejores tiempos están por venir"

Barbón: "El Archivo de Indianos no es solo un museo, sino un punto de encuentro con Hispanoamérica, y debe ser también un foro económico"

187

En imágenes: Así fue el IV Encuentro Hispano-Americano en Colombres

"Los mejores tiempos están por venir". Fue la frase, cargada de optimismo y esperanza, con la que Pedro López Jácome, consejero de Abanca, cerró su intervención en el IV Encuentro Hispano-Americano, que convirtió ayer al Archivo de Indianos-Museo de la Emigración en nexo de unión entre las dos orillas del Atlántico.

"El fenómeno de la emigración es algo que ha marcado profundamente a Galicia, Cantabria y Asturias y a sus sociedades desde hace muchas décadas; lo que nos hace compartir una visión diferente del mundo que nos rodea, y también contar con una sensibilidad muy especial", indicó López Jácome, quien resaltó que la propia esencia de las emigraciones "nos obliga a aspirar a un futuro mejor, a ofrecer una mejor versión de nosotros en los países donde estamos y de la naturaleza de donde venimos, al cargar en las espaldas las herencias de los territorios patrios". Se mostró convencido de que esa es "una de las explicaciones del éxito de tantos emigrantes".

Barbón y Revilla homenajean a la emigración astur-cántabra en Colombres

Barbón y Revilla homenajean a la emigración astur-cántabra en Colombres Miki López

El Encuentro, organizado por la Fundación que rige el centro colombrino, la Asociación de Amigos del Archivo en México y Abanca, incluyó una comida, tras la cual el empresario astur-mexicano Antonio Suárez Gutiérrez recordó a los emigrantes "que le dieron nombre a España, que se unieron a las tierras americanas, que se fusionaron con los indígenas, que tuvieron hijos allí" y que tuvieron como guías "el trabajo y la honradez". También recordó a quienes se vieron obligados a emigrar por cuestiones políticas. Finalizó pidiendo a los presentes un brindis "por Hispanoamérica y por España".

Francisco Rodríguez, presidente de la Fundación Archivo de Indianos, subrayó que recordar a los emigrantes "es en el fondo un sentimiento romántico que nos ennoblece. Los asturianos no nos hemos olvidado de nuestro pasado, que personalizan gentes que, desde casi todas las casas de Asturias, emigraron a diferentes partes de América". Destacó la "unión" y la "solidaridad" de los emigrantes asturianos, que "lo primero que hacían al llegar era unirse para recibir a otros emigrantes". Indicó que tras emigrar más de 60 millones de europeos a América desde el siglo XVI, ahora han cambiado las circunstancias y es Europa la que recibe emigrantes. Esto demuestra, resaltó, "que no tenemos ningún dominio sobre nuestro destino, y lo único que debemos pedir al futuro es que mantengamos ese espíritu de ayuda y de solidaridad hacia los demás. Hoy por ti, mañana por mí".

El empresario Alejandro Irarragorri, nuevo presidente del Sporting, recordó que en México, además de en el ámbito deportivo, sus empresas también destacan en sectores como el agroindustrial, el del desarrollo inmobiliario o el de los seguros. "Ahora en Asturias solo estamos en el ámbito deportivo, pero en el futuro, ¿por qué no en otros? Siempre habrá oportunidades que puedan agregar valor, pero hoy mi enfoque total está en esta reestructura tan profunda que necesitamos generar hacia el Sporting en todas sus áreas, y que estamos acompañándola de la voluntad de muchos colaboradores que llevan tiempo ahí y que entienden que hoy hay que hacer las cosas distintas para lograr resultados diferentes", explicó.

Acuden al evento tres embajadores: Quirino Ordaz, Alfredo Martínez Serrano y Juan López-Dóriga

decoration

No faltó a la cita el presidente del Principado, Adrián Barbón, quien incidió en que el Archivo de Indianos "no es solo un museo, sino un punto de encuentro con Hispanoamérica". Una sede que ahora se abre a otras comunidades autónomas, como Cantabria. Destacó que los emigrantes asturianos no olvidaron sus raíces y reinvirtieron en la región en centros sanitarios, educativos y culturales. También tuvo un recuerdo para quienes se vieron obligados a abandonar España tras la que denominó "guerra incivil". Puso como ejemplo "de lo que significó aquel drama" que de los 300 catedráticos que había en 1939 en España, más de la mitad tuvieron que abandonar el país. "Pero fueron recibidos de una forma cariñosa por toda Hispanoamérica y especialmente por México, que abrió los brazos para que encontraran libertad cuando no la tenían en este país". Barbón resaltó que el Archivo de Indianos debe ser también "un foro económico". Destacó las inversiones que están realizando en Asturias empresarios asentados en América, y se refirió en concreto al hecho de que tanto el Sporting como el Real Oviedo hayan sido adquiridos por emprendedores mexicanos, "que vienen con mucho cariño a esta tierra".

Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria, manifestó su "envidia" por la "hermandad asturiana. Los cántabros somos más individualistas, juntarnos es casi imposible". Resaltó que Asturias y Cantabria tienen "la misma historia, la misma cultura. Somos iguales. Y Barbón y yo, hermanos", añadió. Trajo desde su tierra al grupo "Los Güeyos". Junto a ellos y a Barbón, interpretó varias canciones; entre ellas, "Viento del Norte", que quiere convertir en el himno oficial de Cantabria. Y también una a la que él mismo dio título: "No hay puente en Unquera", que incluye este verso: "Y es que las dos hacen una / y es que no existe frontera / entre mi vida y la tuya, / entre Asturias y mi tierra".

Francisco Rodríguez: "Recordar a los emigrantes es un sentimiento que nos ennoblece"

decoration

También asistieron tres embajadores, el de México en España, Quirino Ordaz; el de España en México, Juan López-Dóriga; y el de España en Canadá, Alfredo Martínez Serrano. Estuvieron el director de Relaciones Culturales y científicas del Ministerio de Asuntos Exteriores, Guzmán Palacios; el rector de la Universidad de Oviedo, Ignacio Villaverde; el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, Jesús María Chamorro; el vicepresidente de Cantabria, Pablo Zuloaga; la presidenta de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), María Calvo; el coleccionista de arte y empresario Juan Antonio Pérez-Simón; la directora de la Fundación Princesa de Asturias, Teresa Sanjurjo; y el alcalde de Ribadedeva, Jesús Bordás, así como tres patronos de honor de la Fundación, Ismael Prieto Canellada, Rafael Segura Alonso y Luis Fernández-Cid de las Alas Pumariño (cónsul general de España en Roma).

Entre los empresarios, Sabino García Vallina (TSK), Alfredo Suárez Álvarez (Asturmadi), Carlos Casanueva Varas (Interprotección Seguros), José Antonio Fernández Carbajal (Heineken) Luis Fernández Martín-Caro (Fuensanta) y Tomás Álvarez Aja (Puebloastur y Grupo Nature). Más asistentes: Luis Fernández-Vega, Faustino Blanco, Ángel Peña, Rita Camblor, Gimena Llamedo, Teresa Mallada, Isidro Fernández Rozada, las hermanas María Antonia y Paz Fernández Felgueroso y Jesús Arango.

Compartir el artículo

stats