"Esto es una ratonera". La frase, pronunciada por un conductor esta mañana, resume a la perfección el sentimiento de los cientos de asturianos y turistas que esta mañana se quedaron atrapados en la "Y" después de que en la autovía que une las tres principales ciudades del Principado se registrara un accidente del que no se tiene por el momento constancia de las consecuencias pero que ha provocado un atasco de más de tres kilómetros.

El suceso tuvo lugar en dirección a Oviedo desde Avilés y Gijón y antes de las obras del tercer carril que desde hace meses también están suponiendo un importante problema en el tráfico de la zona. Además, fruto de las colas, se produjeron varios accidentes leves por alcance, lo que dificultó aún más la circulación por momentos.

El tráfico estuvo detenido durante varios minutos entre las 7.30 y las 8.30 horas. Sobre las 9.00 la circulación recobró normalidad.