Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los usuarios del autobús accederán a descuentos superiores al 30% desde el 1 de septiembre

Las bonificaciones, limitadas a los abonos de transporte mensual y de diez viajes, beneficiarán sobre todo a las áreas rurales, según el Principado

Un autobús de la CTA, por la calle del Carmen de Avilés.

Habrá descuentos para los viajes en autobús en Asturias. No habrá gratuidad como en el caso de los trenes, pero sí bonificaciones que superarán el 30 por ciento propuesto por el Gobierno central en el real decreto ley aprobado en junio para afrontar las consecuencias de la guerra de Ucrania. Los descuentos, que detallará en los próximos días el Gobierno del Principado, se aplicarán del 1 de septiembre al 31 de diciembre a los abonos de transporte mensual y los títulos de diez viajes. Un objetivo complementario es fomentar el uso del transporte colectivo y, con ello, propiciar el ahorro energético.

Los descuentos, que se plantean a través del Consorcio de Transportes de Asturias (CTA), beneficiarán especialmente a los residentes en las zonas rurales y a las de la región; sobre todo, a las personas que viven en áreas a las que no llegan las cercanías ferroviarias, afirmó ayer en la Feria Internacional de Muestras de Asturias (FIDMA) el viceconsejero de Infraestructuras, Movilidad y Territorio, Jorge García.

El Gobierno del Principado se sumará así a la propuesta del Gobierno de Pedro Sánchez de aplicar descuentos del 30 por ciento en los títulos multiviajes de transporte público en los cuatro últimos meses de este año. No obstante, el Ejecutivo de Adrián Barbón prepara también un paquete de medidas adicionales. García reconoció que no habrá «gratuidad», pero será una «medida revolucionaria», pues es la primera de este calado que adopta el Principado. También habrá cambios en el sistema que divide a Asturias en zonas, lo que condiciona el precio de los abonos.

El decreto ley del Gobierno prevé dos créditos extraordinarios de 100 millones cada uno, destinados a ayudas directas a las comunidades autónomas y las entidades locales que implanten la reducción del 30 por ciento en el precio de los abonos y títulos multiviaje de transporte público colectivo por carretera.

El País Vasco ha anunciado que incrementará el descuento hasta el 50 por ciento. Castilla y León, por su lado, ya dispone desde hace un año de un «bono rural» que implica viajes gratuitos para todas las personas que utilicen el transporte a la demanda (con reserva). Está disponible en 6.200 poblaciones y 1.900 rutas, que benefician a 1,2 millones de habitantes, así como a turistas u otras personas que lo utilicen.

El decreto ley


  • Las ayudas. Recoge ayudas directas dirigidas a reducir en un 30% el precio de todos los abonos de transporte y títulos multiviaje existentes en los servicios de transporte público colectivo terrestre, ya sean de competencia estatal, autonómica o local, entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre de este año.
  • Descuentos complementarios. Las comunidades autónomas podrán establecer, con cargo a sus propios presupuestos, una medida de apoyo análoga a la regulada en el real decreto ley, de modo que la reducción sea adicional a la establecida por el Gobierno central.

Compartir el artículo

stats