Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Bienvenidas sean las reuniones para aglutinar el voto", dice otro cargo nacional

Alfredo Canteli: "Cascos tiene una historia muy grande dentro del PP, y creo que las personas no sobran en ningún sitio"

La reunión que provocó el incendio del PP: así fue el vídeo del encuentro entre Álvarez-Cascos y Álvaro Queipo

La reunión que provocó el incendio del PP: así fue el vídeo del encuentro entre Álvarez-Cascos y Álvaro Queipo V. M. / C. L.

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

La reunión que provocó el incendio del PP: así fue el vídeo del encuentro entre Álvarez-Cascos y Álvaro Queipo Á. A. / B. S. / L. Á. V.

La polémica por la reunión del número dos del PP de Asturias, Álvaro Queipo, con Francisco Álvarez-Cascos en Castropol salta a Madrid. Pedro Rollán, responsable de Política Autonómica y Local del partido, fue preguntado en una rueda de prensa y quiso quitar hierro al asunto. "Todas aquellas reuniones y encuentros que tengan como objetivo aglutinar el voto alrededor del PP, bienvenidas sean", resaltó, enmarcando el encuentro dentro de una apuesta por hacer del PP un partido de "centro, moderado y reformista" donde todos aquellos "desengañados" del Gobierno de Pedro Sánchez encontrarán "refugio".

Qué consecuencias tendrá la reunión con Cascos –quien provocó en su día la escisión de Foro del PP y luego fue expulsado de Foro denunciado por su actual dirección por irregularidades con el dinero del partido– "se verá con el tiempo", señaló Rollán. que dejó claro que si el objetivo de alcanzar el Gobierno central requiere la unión de personalidades como Cascos, no habrá problema. No obstante, puntualizó Rollán, no se trata tanto de que regrese a un cargo el exministro de Fomento como de que se adhiera a la causa, ya que "serán los militantes quienes decidan quiénes quieren que estén al frente del proyecto del PP en Asturias", agregó.

Mientras tanto, en Asturias impera el silencio de manera oficial en muchas juntas locales y en sus cargos municipales. Solo algunos han querido manifestarse, como el alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli. "Lo que no entiendo es el revuelo que se forma porque un señor del Partido Popular se junte a comer con otro que estuvo en el partido hasta el otro día", declaró. Aunque no quiso opinar sobre "si le gustaría que Cascos volviese al PP", elogió la trayectoria del exministro de Fomento: "Es un hombre con una historia muy grande dentro del PP, que ha trabajado mucho por el partido y por España y yo creo que las personas no sobran en ningún sitio". Donde Canteli no quiso terciar es sobre quién debe encabezar la candidatura del PP al Principado. "Dios me libre de entrar en esas cosas", zanjó.

Gemma Álvarez, alcaldesa de Ibias, tampoco entiende "la polémica en torno a una comida" que "para nada tiene por qué significar la vuelta de Cascos a la política", y máxime "teniendo en cuenta que PP y Foro fueron juntos en las últimas elecciones". "Mallada sigue siendo la presidenta indiscutible del partido hasta que haya un congreso o una decisión de Génova", incidió. En Cangas del Narcea, el líder local del PP, José Luis Fontaniella, se postuló a favor de Álvaro Queipo y su reunión con Cascos.

También se expresó ayer el propio Francisco Álvarez-Cascos, que ve un intento de "tapar y eludir los problemas de Asturias" la polémica generada por su reunión con Queipo. En declaraciones a Radio Intereconomía, señaló que "siempre" ha defendido "la importancia de la suma en vez de la resta" y destacó su buena relación con el líder nacional del PP, Alberto Núñez Feijóo, por el que siente "admiración" y al que apoyará "incondicionalmente para ayudarle a enderezar el rumbo de una España que va hacia un pozo sin fondo". También ensalzó a Pedro Leal, el único diputado en la Junta que le sigue siendo fiel.

Compartir el artículo

stats