Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Guardia Civil de Tráfico deja de patrullar en parejas en Asturias por falta de agentes: "Nos sentimos abandonados"

"No tenemos cascos suficientes ni chalecos airbag, y faltan prendas de abrigo", claman los agentes

Un agente de Tráfico regula la circulación. | Archivo

El número de agentes adscritos a la Guardia Civil de Tráfico en Asturias ha caído casi un diez por ciento en los últimos ocho años. Si en mayo de 2014 había 342 guardias en la plantilla del Sector/Subsector de Asturias, en mayo de este año esa cifra de había reducido a 311, 31 funcionarios menos, según la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), que denuncia un deterioro creciente del servicio. Y esta reducción de plantilla tiene sus consecuencias. De enero a mayo de 2014 se realizaron un total de 6.026 patrullas en Asturias. En el mismo periodo de este año 2022, solo pudieron llevarse a cabo 4.283 de esas salidas de vigilancia, lo que supone un descenso del 29 por ciento. Es una muestra de la "precariedad" que denuncian en este servicio esencial para garantizar la seguridad en las carreteras asturianas.

La reducción de agentes está obligando incluso a que los agentes tengan que salir a patrullar solos, de forma individual, con el consiguiente riesgo que ello supone para su seguridad. "Hace dos años se estableció que en los servicios de radar tiene que haber dos componentes, pero está saliendo solo un agente a realizarlo", indica el portavoz de la Comisión de Tráfico de AUGC.

Alberto García Llana, histórico representante de AUGC en Asturias, puso un ejemplo, ocurrido este mismo sábado en la zona de la Comandancia de Gijón. "Hubo un accidente y tuvo que acudir un solo guardia porque su compañero estaba indispuesto. Es una vergüenza, supone un gran peligro. Hay que recordar que estamos en alerta antiterrorista 4", señala el veterano dirigente de AUGC.

La vigilancia en la carretera ha caído un 29%: de enero a mayo hubo 4.283 patrullas en Asturias, 1.743 menos que en el mismo periodo de 2014

decoration

A nivel nacional, la pérdida de efectivos es de más de 2.000 agentes en diez años, pasando de 10.000 a menos de 8.000. "No hay voluntad de incrementar la plantilla mientras otros cuerpos sí están aumentando el número de efectivos", añade el portavoz de Tráfico. El problema es que se esta detrayendo personal que trabajaba a pie de carretera para realizar labores burocráticas y estadísticas, que "requieren de un ingente esfuerzo". Determinados cometidos que realizaban los agentes de Tráfico se están resintiendo, recalcan. En otras provincias, como Lugo, se está llegando al extremo de que se utiliza a agentes de Seguridad Ciudadana para realizar labores de Seguridad Vial propias de los guardias de Tráfico.

"Estamos sufriendo una reducción de vehículos, no tenemos cascos suficientes, ni chalecos airbag –que se han licitado el pasado junio–, faltan prendas de abrigo, hay carencias de uniformidad... Nos sentimos abandonados, somos el cuerpo policial con mayor número de accidentes y fallecidos en acto de servicio", indica el portavoz de Tráfico de AUGC.

El "maltrato" que denuncian estos agentes se extiende también al salario. "Se comprometieron a pagarnos una subida de 50 euros por peligrosidad, pero aún estamos esperando. Estos incumplimientos solo crean una frustración en la plantilla", añade el portavoz.

Aseguran que la precariedad llega al extremo con el problema con el servicio de limpieza de las dependencias, que se arrastra desde febrero. Se ha rescindido el contrato de la empresa que se encargaba de la limpieza de las instalaciones del cuadrante noroeste del país, que incluye a las regiones de Asturias, Galicia y Cantabria, y se ha iniciado una nueva licitación. "Las dependencias, incluidos los baños, los estamos limpiando los propios guardias, sin que sea nuestro cometido", indican los agentes. El problema, añaden, es que el servicio se licitó por debajo del coste de mercado y la empresa no pagaba a las trabajadoras, por lo que hubo que prescindir de ella. En algunas instalaciones se ha optado por cerrar los baños.

Compartir el artículo

stats