Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El tirón de lo sostenible

Emprendedores regionales defienden el impulso a proyectos de gastronomía ecológica y producción local: "Atraería más turismo"

Sentados, por la izquierda, Sandra Isabel Novo, Javier Espina, Fidel Delgado y Mauricio O’Brien, en el stand del Ayuntamiento de Gijón. | Ángel González

Lo sostenible gana terreno en Asturias. La puesta en marcha de negocios relacionados con la gastronomía de producción local, instalaciones de agricultura vertical y el trabajo en remoto desde el ámbito rural centraron este jueves un debate organizado por el Ayuntamiento de Gijón y Acciona Energía en el stand del consistorio en el recinto de la Feria Internacional de Muestras de Asturias (Fidma) que se saldó con una conclusión compartida: lo sostenible en Asturias tiene "tirón" y tendrá que crecer a lo largo de la próxima década. "El gran reto será que desde Asturias, también a nivel local, podamos producir nuestra propia energía", reflexionó Fidel Delgado, de la empresa asturiana Neoalgae, durante su intervención.

La cita la amparaban el Ayuntamiento de Gijón y Acciona por enmarcarse el acto en el proyecto "Gijón Smart Light, Smart City", que trabaja ya en la ciudad para, por ejemplo, sustituir todo el alumbrado público por sistemas sostenibles y de menor consumo. Los organizadores invitaron a otras cuatro empresas regionales que siguen su misma filosofía: Sandra Isabel Novo (Sostenibles Network), Fidel Delgado, Mauricio O’Brien (Nanoma) y Javier Espina (Cantábrica Agricultura Urbana). Novo expuso su proyecto Market Sostenible, "un mercado digital para pequeños productores sostenibles" que se lanzó a finales de 2020 y está consiguiendo "muy buena acogida". "Es una herramienta para los productores, que pueden acceder a un canal online de ventas, pero también para la ciudadanía, porque facilita poder ponerte en contacto con un productor de la zona local que desconozcas", razonó la empresaria, que dio a conocer también ayer, por primera vez, un nuevo proyecto: Asturias Gastrosostenible. Se tratará, explicó, de "una guía física y digital de productores asturianos de todo tipo y de restaurantes que trabajen con productos locales y de forma sostenible".

A su juicio, iniciativas como esta impulsarán el turismo gastronómico, "en auge", y cree importante que para ganar más presencia los productores asturianos abran las puertas de sus huertos y realicen visitas guiadas.

Delgado, por su parte, pertenece a Neoalgae, la conocida empresa asturiana de microalgas, con varios años de recorrido en la región. Ayer dedicó su espacio para dar a conocer uno de los últimos proyectos de su sello, que se ha lanzado a la producción de verduras ecológicas con las que tienen ya a la venta varios tipos de cremas de verduras. "Creemos que la sostenibilidad no es solo retirar el coche del centro de las ciudades, sino que necesitamos pensar ya en enfoques mayores, más ambiciosos. Consumir y producir a nivel local es el gran reto", aseguró. Espina, por su parte, dio a conocer su proyecto, Cantábrica Agricultura Urbana, entidad con sede en Oviedo y de muy reciente creación en la región. Su equipo trabaja en el interesante concepto de la llamada "agricultura vertical", y defendió ayer la viabilidad de este tipo de cultivos en espacios cerrados y en desuso. Su equipo produce plantas de uso culinario desde el centro del casco urbano ovetense. Acaban de comercializar un "kit" de cultivo de hortalizas caseras apta para mantener en pisos.

Por último, O’Brien se puso a sí mismo como ejemplo de cómo la idea de "repensar" las ciudades pasa también por pensar en el futuro de lo rural. Él se define como "neorruralita" y reside en el valle de Candamo desde hace ahora un lustro. "No puede ser que el 80 por ciento de la población viva en el 20 por ciento del territorio", recordó. Desde su estudio de diseño gráfico, Nanoma, ha dado además ahora el paso de entrar en el sector de asesoramiento a empresas para su financiación. Ha colaborado con proyectos empresariales relacionados con lo sostenible en la región que ahora empiezan a ser ya conocidos, como es el caso de "Pita Sana" y "Asturcilla", proyectos que pudieron hacerse viable, en gran parte, por la participación ciudadana en campañas de micromecenazgo.

Compartir el artículo

stats