Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En corto y por derecho

El "aeropuertón" fantasma

La web de Iberia muestra entre sus opciones un aeródromo en Gijón que nadie sabe dónde está

A las pistas de aterrizaje de Castellón le han salido un digno heredero como aeropuerto fantasma. Y este va camino de superar la "heroicidad" de aquel polémico proyecto en la Comunidad Valenciana. Si el aeródromo ideado por aquel famoso político mediterráneo de gafas oscuras y desempeño aún más oscuro se tiró años y paños entre mofas sin que ningún avión operase en sus instalaciones, ahora ha salido otro que sale en los buscadores sin que nadie sepa de su existencia: el de Gijón.

En una base de datos online de aeropuertos de España se dice que este aeropuerto "es moderno y uno de los más grandes de Europa; es importante para la ciudadanía y el Gobierno de España". Es decir, todo un "aeropuertón". Claro que también dicen lo mismo de los aeródromos de Navalmoral de la Mata o Castejón de Monegros. Y de todas y cada una de las 190 instalaciones que aparecen en la lista de airportsbase.org.

Pero el problema es que el de Gijón nadie sabe dónde está, ni siquiera los propios gijoneses. Y el problema, sobre todo, es que el "aeropuertón" ya se ha colado en páginas comercializadoras tan importantes como la de Iberia, donde al teclear "Asturias" el buscador ofrece dos opciones: "Asturias-Oviedo (OVD)" o "Asturies-Gijón (QIJ)". Nadie entiende tampoco que el código aeroportuario sea QIJ, si es porque se trata de un delirio quijotesto o un golpe en la quijada del gigante aéreo español en forma de troleo cibernético. Pero el caso es que se ha colado hasta la cocina semejante quijotada, quizás diseñada para poner a circular aviones y dar uso definitivo al gran dique fantasma del puerto, que también lo tiene Gijón, o quizás para hacer el primer aeropuerto subterráneo del mundo en el túnel del metrotrén fantasma, con el que asimismo cuenta Gijón. En este último caso, bajo el auspicio de un político sin gafas oscuras pero que declaró de interés general para el Estado la construcción del aeropuerto que soñó el de las gafas oscuras.

El caso es que, además de la de Iberia, hay webs que ofertan búsquedas de vuelos de Valencia o Valladolid al aeropuerto de Gijón o, lo que es lo mismo, a QIJ, código al que sigue en alguna de esas páginas el apellido de "Estación de tren de Gijón". Aún más recochineo para los gijoneses, pues su estación intermodal definitiva también es fantasma y suman años funcionando con una provisional.

Pero no se preocupen los lectores que ninguno de estos buscadores, al pinchar en la opción de QIJ, acaba llevando a ningún vuelo que se pueda comprar o, como mucho, lleva a conexiones con el único aeropuerto comercial de Asturias, el de Santiago del Monte, de código OVD. Y quizás pase esto porque, sencillamente, el aeropuerto de Gijón no exista. Al menos por ahora.

Compartir el artículo

stats