Efectivos de la Comandancia de la Guardia Civil de Gijón detuvieron a un vecino de Carreño por tener una plantación de marihuana en su finca. A mediados del pasado mes de agosto, la Guardia Civil tenía conocimiento de la posible existencia de una plantación de cannabis sativa en una finca situada en la parroquia de Perlora. Según pudieron constatar los investigadores más tarde, se trataba de una plantación de 18 plantas de marihuana en distintas fases de crecimiento y alguna lista ya para la corta, situada en una finca bordeada de manzanos y zona boscosa a la cual se accedía a través de caminos estrechos propios de zona rural. Esto dificultó la labor policial, que tuvo que idear una estrategia de vigilancia minuciosa para no ser detectados, pudiendo establecer una rutina de movimientos del cuidador y propietario de la finca, quien se encargaba de su mantenimiento.

Finalmente, el pasado 7 de septiembre, se procedió a su detención como supuesto autor de un delito de tráfico de drogas en su modalidad de cultivo. El detenido resultó ser un vecino de Carreño de 53 años. Tras su detención se procedió a la aprehensión de la droga, 18 plantas de marihuana que arrojaron un peso en bruto de 13,100 kilos y que serán remitidas a la Sección de Inspección Farmacéutica y Control de Drogas de Santander (Cantabria) para su pesaje, análisis y depósito. De lo actuado entiende el Juzgado de guardia de Gijón.