Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El eje ferroviario del Noroeste no despega, mientras Aragón y Valencia ya lanzan el suyo

Adif moviliza 300 millones para modernizar la línea Zaragoza-Sagunto mientras relega inversiones estatales comprometidas para León y Asturias

Por la izquierda, Javier Lambán, Miguel Marzo (presidente de los empresarios de Aragón), Salvador Navarro (presidente del empresariado de la Comunidad Valenciana) y Ximo Puig, en el encuentro celebrado en Zaragoza. | Efe

El temor de los empresarios leoneses y asturianos por el futuro del transporte ferroviario en el Noroeste está justificado. Ven desde hace tiempo cómo el Corredor Mediterráneo mejora a toda velocidad, con el firme respaldo del Gobierno central y las comunidades autónomas implicadas, mientras que algunas inversiones estatales anunciadas para el Corredor Atlántico se están quedando relegadas. Ahora, el Noroeste ve cómo se queda también rezagado con respecto al Corredor Atlántico-Mediterráneo, que une Santander y Valencia, tras la creación de un "frente común" empresarial y político para agilizar su ejecución.

Las patronales de la Comunidad Valenciana y Aragón, con el apoyo de los presidentes de ambas comunidades, Ximo Puig y Javier Lambán, respectivamente, han urgido en un encuentro celebrado en Zaragoza la modernización de la línea ferroviaria entre Zaragoza y Sagunto.

Adif está por la labor, pues ya ha movilizado una inversión de 300 millones de los 450 en los que está dotado el plan director para la modernización de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto. Lo anunció la presidenta de la empresa pública, María Luisa Domínguez, presente en el foro celebrado en la capital aragonesa. Detalló las obras en marcha, así como futuros proyectos, por ejemplo, para adecuar las dimensiones de los 19 túneles y 44 pasos superiores a las características del futuro sistema de electrificación.

Domínguez calificó el impulso del Corredor Cantábrico-Mediterráneo de "estratégico", al discurrir por seis territorios (Cantabria, País Vasco, La Rioja, Navarra, Aragón y Comunidad Valenciana) que representan el 21 por ciento del PIB nacional (las comunidades del Noroeste suman "solo" el 10 por ciento), conectando con las áreas portuarias de Valencia y de Bilbao y con nodos logísticos de Teruel, Zaragoza y Vitoria. Pese a todos estos avances y a los proyectos que se avecinan, empresarios y políticos señalaron que el Corredor avanza "a paso de tortuga". Exigen, entre otras mejoras, la electrificación, el desdoblamiento de toda la línea y la conexión con Francia por el Pirineo central. Y así, "junto al Corredor Mediterráneo, convertirnos en la puerta sur de Europa".

La jornada organizada por los empresarios aragoneses y valencianos ha llegado antes de la que intentan celebrar desde hace varias semanas sus colegas leoneses y asturianos para reactivar la Plataforma Atlántico Noroeste, creada hace cuatro años con el objetivo principal de luchar contra la marginación en las redes de transporte de esa zona de la Península. El colectivo permanece sin apenas actividad desde que estalló la pandemia.

Compartir el artículo

stats