Una cerveza hecha en Asturias, sólida en sus raíces, pero con vocación de llegar al resto de España. Sergio Fernández y Manu Area han creado un producto atractivo, una cerveza de esas que en cuanto la pruebas dices "que rica está". Ye Cerveza tiene todos los ingredientes para triunfar dentro y fuera de Asturias. De momento, ha tenido un enorme éxito en estas fiestas de San Mateo, y ha estado presente en numerosos locales de Oviedo que la han ofrecido a sus clientes, gratamente sorprendidos. Ye cerveza, que surgió de una conversación de bar entre los dos amigos, los socios fundadores, hace años, protagoniza hoy muchas otras conversaciones de personas que caen rendidas a su encanto y sabor.

Botellas de Ye Cerveza. Fernando Martinez Brana

Una cerveza que enamora a la primera

Ahora, tras un maravilloso verano y un exitoso colofón en las fiestas de San Mateo, Ye cerveza prepara su desembarco en Madrid, donde la esperan con los brazos abiertos en conocidas cervecerías de la capital, que se han intYeresado por ella, y también en todos esos restaurantes asturianos que nunca dejan escapar los mejores productos que salen de la región. Así que Ye Cerveza también acompañará pronto a los madrileños en sus aperitivos, tardes y noches, en todos esos momentos en los que una buena cerveza se convierte en imprescindible.

Brillante puesta de largo

Ye Cerveza, una lager dispuesta a conquistar paladares. La pequeña creación de estos socios criados en Luanco se puso en seguida en marcha y ya se codea con grandes marcas en cerca de ochenta bares y tiendas de Asturias. Tampoco se queda lejos del emblemático Mercado de El Fontán de Oviedo, donde convive con los mejores productos asturianos. De momento, han alcanzado a vender más litros de los estimados y cuentan con dos distribuidoras, a la espera de sumar otras dos. El plan inicial de sus fundadores es expandirse en el Principado antes de extenderse por toda España, pero conviene no perder de vista su producción. El pasado 21 de agosto Ye Cerveza celebró su inauguración en Luanco. El éxito de la fiesta fue tal que tuvo que finalizar una hora antes después de que se acabaran las 600 cervezas que prestaron para la degustación.

Ye Cerveza. Fernando Martinez Brana

Dos socios bien avenidos

Sergio y Manu habían crecido en Luanco, pero la vida los llevó por caminos distintos. Manu vive en Madrid y Sergio permanece en Asturias. Precisamente, después de la pandemia Manu apreció que la gente volvió del confinamiento con ganas de abrirse a nuevos sabores de diversas procedencias. Bajo esas dos consignas, construyeron una lager con razón de ser y origen determinantes. Parecía que la gente volvía a las calles y era el momento de emprender; eso sí, dejando claro que aquella era una cerveza plenamente asturiana.

El acto de presentación de Ye Cerveza en Luanco

Una experiencia única

Por eso, Manu y Sergio pusieron mayor empeño en la construcción de una marca distintiva. Ye Cerveza busca cautivar a sus clientes a base de tradición y sentir asturiano. Esa distinción se basa en el reconocimiento de su tierra, representada desde el nombre de la cerveza hasta el etiquetado, de colores vivos e inmensamente llamativo. A falta de expandirse hacia nuevos sabores, quisieron empezar por uno apto para todos los públicos, como es una cerveza lager. Su gusto no es distinto, no busca ganar mercado a base de explorar nuevos gustos. Los dos socios tuvieron claro desde un principio que querían crear un producto que les gustara a ellos, de esos que se les antojan cada vez que salen a tomar algo. Aun así, cuando se hayan afianzado en el mercado, hay planes de expandir el catálogo con una IPA o una tostada que extiendan el sabor a Asturias y lo conviertan en una experiencia única.

Una botella de Ye Cerveza. Fernando Martinez Brana