Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias apuesta por armonizar tributos en «los mínimos» sin alterar «la autonomía»

El Principado pedirá al Gobierno central medidas para evitar una guerra fiscal entre regiones: «Hay que tener visión a largo plazo», dice Cárcaba

Ana Cárcaba.

El gobierno socialista asturiano defiende una armonización fiscal, de modo que el Gobierno central fije unas «reglas básicas y mínimas» en cuestiones tributarias sobre los impuestos cedidos, de modo que se eviten episodios de competitividad entre los territorios. La consejera de Hacienda, Ana Cárcaba, defendió ayer una «visión estratégica» acerca de la fiscalidad, pero de modo que esa fijación de mínimos por parte del Estado «no implique eliminar la autonomía». Cárcaba remarcó que buena parte de los tributos en los que las comunidades autónomas tienen capacidad normativa son cedidos, estatales, por lo que considera que ha de ser el Gobierno central el que establezca un marco en el que puedan moverse los gobiernos autonómicos.

Cárcaba recalcó que el gobierno del Principado aboga por «un sistema tributario progresivo, redistributivo» y «justo», que sirva para recaudar con el objetivo de financiar servicios públicos y que permita reducir la desigualdad social. De ahí que insistiese en que el Ejecutivo asturiano pedirá a nivel nacional «una armonización» que evite «este tipo de cuestiones que están surgiendo en determinadas comunidades autónomas», en referencia a las decisiones de los territorios gobernados por el PP de aplicar rebajas fiscales. Cárcaba aseguró que «es necesario tener una visión a más largo plazo, que sea estratégica, acerca de lo que significa la fiscalidad».

En otro orden de cosas, Cárcaba se refirió a la negociación presupuestaria, que arrancará este lunes con las primeras reuniones entre el Ejecutivo y los grupos políticos. Cárcaba confió en que se produzcan avances y agradeció la voluntad de negociación de la mayoría de los grupos.

Recalcó que el anteproyecto que se negociará tendrá «un cariz social y progresista», en el que la inversión social será clave y determinante «pero sin abandonar o dejar de lado la inversión productiva». Cárcaba repasó las deducciones que el Presidente Adrián Barbón ya desgranó en el debate de orientación política celebrado la pasada semana en la Junta General del Principado, centradas principalmente en ayudas a la natalidad, a las familias y bonificaciones para tratar de frenar el despoblamiento que sufren la mayoría de los concejos rurales asturianos.

Compartir el artículo

stats