Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La mortalidad en Asturias, por debajo de lo esperable tras meses de cifras elevadas

El Principado registró este verano 21 defunciones atribuidas al calor, según el sistema de monitorización del Instituto de Salud Carlos III

Tras muchos meses con unas cifras de mortalidad superiores a las esperables, Asturias está registrando un mes de septiembre benigno. En la primera mitad del mes en curso, en el Principado se produjeron 419 defunciones, 19 menos de las que eran previsibles a tenor de lo sucedido en el mismo periodo de los años anteriores. Así lo indica el sistema de monitorización de la mortalidad diaria (MoMo), que tiene en marcha el Instituto de Salud Carlos III, organismo dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación. Según esta misma fuente, los meses de julio y agosto fueron muy negativos en términos de mortalidad para la región, con 362 y 154 fallecidos más –respectivamente– de los esperables.

La Consejería de Salud del Principado está investigando los motivos de la elevada mortalidad observada entre los meses de abril y agosto. Sobre el papel, el factor distorsionante de mayor envergadura era la pandemia de covid-19. Sin embargo, las cifras de muertos que el Ministerio de Sanidad atribuye al coronavirus son sensiblemente inferiores al exceso de mortalidad contabilizado.

Desde el inicio del pasado abril hasta el momento actual, Sanidad achaca al coronavirus 517 muertes en Asturias. Entre tanto, la sobremortalidad en ese mismo periodo ha sido de 855 defunciones.

El sistema MoMo dedica una atención especial a las muertes derivadas de las temperaturas. Entre junio y lo que va de septiembre se han identificado 21 fallecimientos debidos al calor. De este total, a julio corresponden 14; a junio, 3; y a agosto, 4. Obviamente, en otras comunidades autónomas de España las cifras son muy superiores.

En términos generales, el inmpacto de la pandemia de covid continúa en descenso, tanto en España como en Asturias. El pasado domingo, en los hospitales de la región estaban ingresadas por covid 48 personas: 44 en planta y 4 en cuidados intensivos (UCI). Se trata de las cifras más bajas desde mediados de noviembre del año pasado. Esta situación relajada en lo concerniente al coronavirus está permitiendo a los hospitales acelerar la actividad asistencial referida al resto de los problemas de salud. Tal y como ayer informó este periódico, las listas de espera de intervenciones quirúrgicas y de primeras consultas con el especialista han sobrepasado el techo histórico al finalizar el mes de agosto.

Viruela del mono. El pleno extraordinario del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud aprobó ayer la Declaración de Actuaciones Coordinadas frente a la Virueladel Mono (o Monkeypox) mediante un documento que ha sido trabajado con las comunidades y ciudades autónomas con el objeto de protocolizar la información relativa a la vacunación contra este virus. Este documento recoge el compromiso de llevar a cabo la vacunación siguiendo las recomendaciones aprobadas por la Comisión de Salud Pública, según ha informado el Ministerio de Sanidad.

Las vacunas del covid y la gripe empiezan a aplicarse juntas en las residencias el lunes


La próxima semana volverán las vacunaciones a Asturias. Y por partida doble. Tras la reunión del Consejo Interterritorial de Salud, celebrada ayer, el consejero asturiano de la materia, Pablo Fernández Muñiz, anunció que el Principado recibirá mañana viernes las primeras dosis contra la gripe, que empezarán a administrarse el próximo lunes en las residencias de ancianos junto a la segunda vacuna de recuerdo frente al coronavirus. «Se va a vacunar a la vez contra la gripe y el covid», indicó el titular de Salud. Las vacunas frente al coronavirus serán tratamientos de segunda generación que protegerán de las nuevas variantes del patógeno de origen chino. Hace varias semanas llegaron a España los primeros contigentes, que están siendo distribuidos entre las comunidades y ciudades autónomas. En España, la segunda dosis de refuerzo anticovid está ya recomendada para mayores de 60 años, vulnerables y personal sanitario, si bien se comenzará por los internos de las residencias y los que tienen más de 80 años. Supuestamente, irá siendo aprobada para edades inferiores de forma paulatina.

Compartir el artículo

stats