Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El nuevo tributo estatal a los ricos será "temporal" y a partir del 1 de enero

La ministra Montero recalca que es necesario "un mayor esfuerzo de los que más tienen para proteger a la clase media y a la trabajadora"

María Jesús Montero, este miércoles en la sesión de control al Gobierno.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha afirmado este jueves que el nuevo gravamen sobre grandes fortunas sobre el que está trabajando el Gobierno tendrá carácter temporal. "Igual que ha ocurrido con el impuesto a las energéticas y el impuesto a la banca, trabajaremos en una fórmula temporal y posteriormente las circunstancias dirán si es necesario o no prorrogarlo", ha aclarado la ministra en declaraciones a los periodistas en los pasillos del Congreso de los Diputados, tras participar en el debate sobre el techo de gasto presupuestario para 2023. Está previsto que los nuevos impuestos sobre banca y energéticas se liquiden en 2023 y 2024.

Montero también ha afirmado que la obligación de pagar el nuevo gravamen sobre grandes fortunas entrará en vigor el 1 de enero de 2023 aunque no ha aclarado si ya afectará a los datos económicos de 2022, como es el caso de los nuevos impuestos sobre la banca y la energéticas, que se pagarán el año próximo sobre resultados económicos del ejercicio actual. Tampoco ha aclarado si la nueva fórmula tomará como base la propuesta de Unidas Podemos de incorporar una mayor tributación para patrimonios a partir de 10 millones de euros; ni siquiera ha precisado si se tratará de un nuevo tributo (lo cual requeriría una nueva ley) o un ajuste sobre algún impuesto ya vigente (lo cual podría ser incorporado en el proyecto de Presupuestos para 2023): "No todo puede ir en Presupuestos", ha afirmado Montero, después de pedir "dejar trabajar a los técnicos" en una propuesta de gravamen.

En todo caso, lo que sí ha querido subrayar la titular de Hacienda es que "lo importante es que el Gobierno esta pidiendo un mayor esfuerzo a los que más tienen para proteger a la clase media de nuestro país, a la clase trabajadora y a la población más vulnerable". En este contexto, Montero ha vuelto a criticar la iniciativa del Gobierno de Andalucía de bonificar al 100% el impuesto sobre el Patrimonio y de rebajar el 4,3% la tarifa autonómica del IRPF para corregir el impacto de la inflación, una iniciativa a la que también se ha sumado Murcia.

Duelo de liderazgo en el PP

La competencia fiscal abierta entre la Junta de Andalucía y la Comunidad de Madrid en los últimos días ha puesto negro sobre blanco las dos ‘superbaronías’ que existen en el seno del nuevo PP. Aunque el debate se ha centrado en lo económico y en la política fiscal, distintos dirigentes con trayectoria en la formación reconocen que "el mar de fondo va más allá", y lo ven como una declaración de intenciones en lo político por parte de ambos. "Han tomado posiciones", explican.

Compartir el artículo

stats