Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nadia Calviño visita Asturias

Los empresarios piden menos burocracia y expresan su inquietud por la inflación

La vicepresidenta económica Calviño resalta el éxito en Asturias de las ayudas a la digitalización y aplaude el ritmo de ejecución de las inversiones

Empresarios asistentes al encuentro con Nadia Calviño en Pola de Siero. | Luján Palacios

Asturias "es un ejemplo" y "debe ser cabeza tractora en la digitalización, la descarbonización y el progreso social". La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, puso ayer de manifiesto en un encuentro con 38 empresarios celebrado en Pola de Siero la pujanza del Principado, del que destacó, por ejemplo, que "el 70 por ciento de las pymes han solicitado los bonos para acometer su digitalización" en el marco de las ayudas europeas para la recuperación, "por encima de la media nacional, que está en un 60 por ciento", recalcó antes de asegurar que, para salir airosos de los retos económicos del presente, "el ingrediente fundamental es el de la confianza en nosotros mismos; si estamos unidos vamos a llegar a los objetivos de medio plazo, porque España es un ejemplo de éxito desde que llegó la democracia".

Calviño expuso ante los empresarios asturianos los avances en el Plan de Recuperación en la región, destacando que se están sacando convocatorias de ayudas "de más de 2.000 millones de euros al mes", y llamando a "subirse al tren de la economía verde y digital, porque nos jugamos mucho". En este sentido, "Asturias es de las regiones que llevan mejor ritmo en la ejecución de las inversiones", resaltó, con "11.000 inversiones resueltas por la Administración General del Estado y más de 53.600 proyectos".

Tras la exposición del estado del Plan de Recuperación, Calviño mantuvo una sesión de preguntas y debate a puerta cerrada con los empresarios asistentes, que le expresaron su preocupación por cuestiones como la inflación, la necesidad de subir los valores del IPREM para llegar a ayudar a más familias o las nuevas propuestas fiscales en marcha desde el Gobierno.

En concreto, según pudo saber LA NUEVA ESPAÑA, algunas de las inquietudes planteadas pasaron por "las dificultades burocráticas" de cara a la tramitación de los fondos. La Vicepresidenta insistió en que la digitalización es clave, pero los empresarios le plantearon que también es necesario un "nuevo modelo legal". También los empresarios expresaron la necesidad de que las fórmulas de revisión de contratos públicos por el aumento de costes debidos a la inflación "afecte también a los contratos de servicios, mientras que ahora se limitan a los de obras", ya que "también sufren esos efectos, no solo en suministros, sino también en subidas salariales".

Cesta de la compra

El impacto de la inflación en la cesta de la compra fue otra de las cuestiones, ya que los empresarios quisieron conocer la disposición del Ejecutivo a establecer límites a algunos productos. Calviño refirió que en los análisis llevados a cabo por el Gobierno sobre la cadena alimentaria no se percibe que el incremento de precios se esté produciendo por efectos de los intermediarios, sino principalmente por las consecuencias de las subidas de los fertilizantes.

En preguntas formuladas en bloques de tres para que la Vicepresidenta respondiese, algunos empresarios expresaron sus inquietudes por el futuro de Arcelor-Mittal, o los efectos que tiene la escalada de precios de la energía en la industria asturiana. Calviño mostró su confianza en que con una contención de los precios de la energía se pueda embridar el índice de precios al consumo y, así, poner freno a la inflación.

La vicepresidenta económica de Pedro Sánchez entregó a los asistentes –entre los que estaban los presidentes de las Cámaras de Comercio de Oviedo, Gijón y Avilés (Carlos Paniceres, Félix Baragaño y Daniel González Menéndez, respectivamente), la presidenta de FADE, María Calvo, y directivos de las principales empresas asturianas– documentación en la que detallaba las últimas estadísticas económicas y analizaba la evolución de la gestión de los fondos europeos de recuperación.

"Señaló en todo momento que estaba dispuesta a escuchar propuestas", indicaron asistentes al encuentro a puerta cerrada. Calviño –que acudió a la cita acompañada del consejero de Industria, Enrique Fernández, y de la delegada del Gobierno, Delia Losa– animó a los empresarios a hacer llegar propuestas para ejecutar fondos, poniendo como ejemplo la alta tasa de proyectos que Asturias se ha llevado relativos al kit digital para las empresas.

Según la documentación entregada por la Vicepresidenta, se han llevado a cabo más de 60 convocatorias de subvenciones y licitaciones en Asturias vinculadas a los fondos de recuperación, con más de 770 beneficiarios, de los que 250 son entidades públicas y 430 empresas y centros de investigación.

Compartir el artículo

stats