Llega el otoño, los días se acortan, refresca el tiempo, en breve llegarán las lluvias, las heladas... y toca preparar el coche para ese nuevo escenario. Mario Fernández Valle, Jefe de Taller de ARTIME AUTOMINESA, nos da algunas claves para evitar en lo posible averías y sorpresas desagradables en la carretera.

¿Qué partes del vehículo pueden darnos problemas al final de verano?

 - Hay dos elementos que se ven directamente afectados por los cambios climatológicos: la batería y las escobillas limpia parabrisas.

REVISION DE UN BMW X5 EN EL TALLER DE ARTIME MOTOR PABLO SOLARES

Lo de las escobillas es entendible pero ¿por qué la batería?

 - Las escobillas se usan, obviamente, cuando llueve y en un verano seco como el de este año puede que se hayan activado poco y con el calor de estar al sol muchas horas agrietarse las gomas. El problema con la batería es más grave todavía, porque por más que avance la tecnología, sin batería un vehículo de combustión deja de funcionar. Con el frío el rendimiento disminuye y si la batería no está en condiciones óptimas puede ser incapaz de responder a las exigencias mucho mayores del otoño y del invierno. Una helada puede “matar” una batería muy usada y quedarnos tirados. 

¿Y las luces? ¿Conviene revisarlas? 

- Claro, los días son más cortos que en verano y puede que no nos hayamos dado cuenta de tener alguna fundida, que no tiene por qué ser la principal de cruce, sino las de posición, intermitentes o las de matrícula. Los coches nuevos llevan luces de conducción diurna (DRL) que se encienden al encender el motor y según los expertos en prevención, evitan accidentes, por eso si es un coche más antiguo nuestro consejo es llevar las luces cortas (o de cruce) encendidas en todo momento.

REVISION DE UN FORD FOCUS EN EL TALLER DE ARTIME MOTOR PABLO SOLARES

¿Hay que prestar especial atención a los neumáticos? 

- Siempre, pero en otoño e invierno especialmente. Si circulamos frecuentemente por zonas con heladas, nieve o pistas de tierra, recomendamos cambiar los neumáticos a unos de invierno, ya que reducen el tiempo de frenado y ofrecen una mayor seguridad en la conducción en condiciones invernales porque tienen un agarre significativamente mayor en superficies con nieve, hielo o barro. Por otro lado, los neumáticos deben estar en correctas condiciones de uso y no esperar a que se gasten al máximo para cambiarlos. Nuestra seguridad en la carretera depende mucho de su estado y por esa razón en ARTIME AUTOMINESA siempre preparamos ofertas especiales en neumáticos tanto en septiembre como en octubre.

¿Y que nos puede decir del líquido refrigerante?

- En principio no debería ser necesario reponer su nivel, pero sí controlarlo, porque si baja apreciablemente es que hay alguna fuga que puede suponer un problema serio. Salvando esa situación y dependiendo del tipo de anticongelante que se utilice se deberá cambiar según especifique la marca, que suele ser cada dos años o 40.000 km o cinco años y 80.000 km. No cambiar el líquido refrigerante supone un riesgo porque con el tiempo y el uso va perdiendo sus facultades anticongelantes.

¿Algo más que mirar?

- Un detalle que a veces se nos olvida es comprobar antes de que llegue el frío que la calefacción y la luneta térmica trasera funcionan correctamente. Son muchos meses sin uso y sería un fastidio comprobar que no funciona bien el día que se necesita. Así que dentro de la revisión previa al otoño hay que tenerlo en cuenta.

REVISION DE UN BMW X5 EN EL TALLER DE ARTIME MOTOR PABLO SOLARES

¿Revisión en casa o en un taller?

- Las dos cosas. Conducir un coche no es solo ponerse al volante, hay que estar pendiente del estado del vehículo, abrir el capó de cuando en cuando para ver que todo va bien, que no baja ningún nivel, comprobar la presión de los neumáticos, etc. Pero también es importante visitar el taller para hacer una revisión a fondo profesional porque hay problemas que solo identifican profesionales, gracias a su experiencia y a la tecnología, cada vez más presente en los talleres. Solucionarlos a tiempo puede evitar muchos quebraderos de cabeza e incluso accidentes.

¿Es más caro acudir a un Servicio Oficial que a un taller multimarca?

- Depende de las marcas. Nosotros somos servicio oficial Ford y este fabricante tiene una política de precios muy competitiva. Para un turismo normal, el cambio de aceite y filtros cuesta 127€ e incluye una revisión completa del vehículo (estado del embrague, de los frenos, de los neumáticos, luces…) y reposición de niveles. Además, somos taller multimarca y llevamos el mantenimiento y la reparación de cualquier vehículo, con precios también muy competitivos que si se comparan con los servicios oficiales de marcas premium si puede haber un ahorro importante para el cliente sin perder nada de calidad.

Si necesitas más información, deja tus datos y AUTOMINESA se pone en contacto contigo