Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Galicia y la Comunidad Valenciana (del PSOE) anuncian una bajada del IRPF para compensar la inflación, medida que descarta el Principado

El Gobierno de Barbón asegura que no cambiará la política fiscal del Principado de cara al último presupuesto autonómico de la legislatura

Los presidentes de la Comunidad Valenciana y Galicia, Ximo Puig y Alfonso Rueda.

La llamada deflactación del IRPF para compensar la pérdida de poder adquisitivo de las familias debido a la inflación empieza a calar entre los presidentes autonómicos. Desde que el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, propuso la medida al Gobierno de Pedro Sánchez, varias comunidades han anunciado rebajas en la la parte autonómica del impuesto de la renta. Hoy mismo, Galicia y la Comunidad Valenciana han sido las últimas comunidades en anunciar bajadas en el IRPF, sumándose así a Madrid, Andalucía, Murcia o País Vasco.

En Asturias, el Gobierno autonómico aseguró ayer que no cambiará la política fiscal del Principado de cara al último presupuesto autonómico de la legislatura, pese a las propuestas del PP para deflactar el IRPF o de Izquierda Unida para crear un nuevo tributo, la ecotasa turística, que le trasladaron ayer en el inicio de la negociación sobre las cuentas autonómicas. "No es tiempo de cambios", ha contestado la consejera de Hacienda, dando continuidad al mensaje que ya había avanzado el presidente del Principado, Adrián Barbón, durante el debate sobre el estado de la región.

"El Gobierno es claro: no es tiempo de cambios en nuestro sistema tributario", advirtió Ana Cárcaba al término de las primeras reuniones presupuestarias con el PP, Ciudadanos e Izquierda Unida. La consejera de Hacienda confirmó que el Presupuesto de 2023 no incorporará "ni bajada de impuestos, ni creación de nuevas figuras impositivas". Cárcaba indicó que las cuentas del próximo ejercicio recogerán "medidas específicas y de acoplamiento a políticas clave y prioritarias como el apoyo demográfico, a las familias y al mundo rural", y aseguró que "las ayudas directas no serán solo para la natalidad, sino también para mejoras en deducciones al alquiler, a familias numerosas y monoparentales". Una estrategia que, concluyó, "ampliará el número de beneficiarios, los límites de renta y las cuantías" de dichas ayudas.

Ximo Puig anuncia una rebaja fiscal para rentas inferiores a 60.000 euros

Ximo Puig anuncia una rebaja fiscal para rentas inferiores a 60.000 euros Agencia ATLAS | Foto: EP

Ximo Puig anuncia una rebaja del IRPF a rentas de hasta 60.000 euros

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig anunció hoy, durante su discurso en el Debate de Política General, la modificación tributaria que prepara su Gobierno y que beneficiará a 1,3 millones de valencianos, con un ahorro total de 149 millones que, de media, será de 111 euros.

La actuación seguirá, según ha explicado, tres líneas. La primera será un aumento del mínimo personal y familiar del 10% (la subida de la inflaciónpara todos los contribuyentes del IRPF lo que hará que 33.000 contribuyentes extra pasen a tener cuota cero en la base del IRPF autonómica. Así, serán 956.000 los valencianos con cuota cero por los 923.000 de hasta ahora.

La segunda medida será una nueva tarifa del IRPF que se aplicará a la Base Liquidable General. El objetivo es que reduzca la cuota líquida de este impuesto de las rentas de hasta 60.000 euros de forma que, según señalan fuentes del Consell, se aumente la progresividad y la redistribución. Para las bases de más de 60.000 euros les resultará neutro, sin afección en los tramos inferiores.

Por último, se aumentarán las cuantías y los límites para las deducciones autonómicas un 10 %, el mismo porcentaje que ha aumentado la inflación en el último año y que se ha puesto como objetivo a vencer con esta reforma fiscal. También se aumentan un 10 % las cantidades máximas que se pueden deducir en el tramo autonómico.

Con estas tres medidas, Puig ha indicado que se prevé un ahorro en las familias de 149 millones de euros (101 millones por la primera medida, 48,5 por la segunda y 8 millones por la tercera), unos 64 euros de media por declaración, pero 111 euros por los 1,3 millones afectados. Sin embargo, no afecta a todos los tramos de renta por igual, sino que beneficia principalmente a las rentas más bajas, como exigían los socios del Botànic, y también a las medias.

Así, de los 149 millones, 101 irán destinados a "reducir la factura fiscal" de los contribuyentes que cuentan con una base liquidable inferior a 30.000 euros. De estos, los más beneficiados son los del tramo entre 10.000 y 20.000 euros (los inferiores apenas pagaban ya impuestos) que reducen su pago tributario un 10,3 % mientras que entre los 20.000 y los 30.000 euros lo reducen un 6,7 %.

Para las rentas medias, por su parte, el ahorro es de unos 46 millones de euros. Quienes cuentan con una base liquidable salarial entre 30.000 y 40.000 euros se estima que se ahorren unos 33 millones de euros que supondrá un 3,9 % menos de lo que pagaban en su cuota hasta ahora; mientras que en el siguiente tramo, de los 40.000 a los 50.000 euros, el ahorro será de 10 millones, con un descenso de la carga fiscal del 2,5 %. Por último, de 50.000 a 60.000 euros, se ahorrarán unos 2,5 millones y su 'factura' fiscal descenderá un 0,8 %.

Galicia deflactará el IRPF para las rentas menores de 35.000 euros

Galicia se suma a la iniciativa política en la estrategia de bajada de impuestos lanzada por las comunidades gobernadas por el PP. La Xunta deflactará la inflación en el tramo autonómico del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para las personas que no ingresen más de 35.000 euros al año y lo hará con efecto retroactivo desde el 1 de enero de 2022.

Su sucesor al frente de la presidencia de la Xunta, Alfonso Rueda, aplicará una medida que ya han anunciado también Madrid y Andalucía. El dirigente gallego avanzó esa decisión durante su comparencia parlamentaria para avanzar las líneas maestras de los presupuestos gallegos para 2023.

La medida consiste en “elevar un 4,1%” los límites de los tres primeros tramos autonómicos del IRPF hasta los 35.000 euros. “Esta nueva medida fiscal supondrá en la declaración de la renta más de 46 millones de euros de ahorro”, sostuvo Rueda quien también aseguró que se trata de una medida "justa" y trata de evitar que el alza de precios tenga un doble impacto en la tributación.

El presidente de la Xunta incluso lanzó un argumento más a favor de las rebajas impositivas. “Pagaremos los impuestos necesarios para garantizar los servicios públicos de primer nivel. El resto quedará a disposición de los contribuyentes porque ellos lo ganaron”, indicó.

Dos hijos, familia numerosa

También recordó otras rebajas fiscales anunciadas hace semanas, como la equiparación de las familias con dos hijos a los hogares numerosos o la bonificación del 25% del impuesto de Patrimonio, y aseguró que la comunidad cuenta con una senda fiscal "propia, sensata, progresiva y sostenible; sin dogmatismos y sin improvisación" que garantiza la prestación de los servicios públicos.

Rueda situó en 70 millones las ayudas para que los autónomos afronten el encarecimiento de la energía ,que podrán alcanzar los 1.200 euros al año. También anunció que la Xunta avalará hasta 35.000 euros para que los menores de 35 años puedan adquirir su primera casa en un contexto de incremento de los tipos de interés.

Galicia contará en 2023 con 900 millones de euros más en 2023 que este año, pero Rueda matizó que el 40% de esa cifra está bloqueado para afrontar la subida salarial de los empleados públicos, cuyo porcentaje decide el Gobierno central, y para cubrir el sobrecoste del endeudamiento por el incremento de tipos de interés y de la energía.

Compartir el artículo

stats