Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Apertura del año judicial

Chamorro urge a unificar las sedes: "No tenemos mucho margen para la espera"

El presidente del TSJA insta al Congreso a cumplir las normas de la Constitución y renovar el CGPJ, y pide mejorar los equipos psicosociales

31

EN IMÁGENES: Así fue la primera apertura del año judicial post-pandemia en Asturias Irma Collín

Primera apertura del año judicial post-pandemia en Asturias, celebrada a mediodía de este martes en el salón de Plenos del Tribunal Superior de Justicia (TSJA) con presencia de todas las autoridades asturianas, incluido el presidente regional, Adrián Barbón, y la delegada del Gobierno, Delia Losa, entre muchos otros. El presidente del TSJA, el magistrado Jesús María Chamorro, aprovechó la cita para meter prisa en la unificación de sedes judiciales de Oviedo en Llamaquique, que será posible gracias al acuerdo (aún no firmado) entre la Tesorería de la Seguridad Social y la Universidad, que liberaría la Facultad de Ciencias para albergar la Audiencia Provincial.

"Este acuerdo, que todos esperamos que se haga realidad, será un paso de gigante en la apuesta por una Justicia moderna y eficaz. Solo esperamos que se materialice en el más corto periodo de tiempo. No tenemos mucho margen de espera, porque el próximo año se crea el Juzgado de Primera Instancia número 12 de Oviedo, que sería la octava sede judicial en ubicación distinta", indicó Chamorro en su discurso.

Chamorro no dejó de señalar que "hay que reconocer y aplaudir que parezca verse luz al final del túnel. La situación de las sedes judiciales es un problema muy acuciante, especialmente en Oviedo, donde la dispersión dificulta seriamente el trabajo, y lo que es más grave, compromete la eficacia". El anuncio realizado por Barbón para desatascar la situación es, añadió, "altamente satisfactorio". Y es que "la posibilidad de crear un complejo judicial en la zona de Llamaquique nos permitiría, a corto plazo, concentrar sedes y acabar definitivamente con el infortunio de la dispersión, y a medio plazo, poder prestar de manera más holgada y eficaz servicios de calidad para los ciudadanos, además de tener margen para el necesario crecimiento de la estructura judicial".

La delegada del Gobierno, Delia Losa; el presidente del Principado, Adrián Barbón; el presidente de la Junta, Marcos Líndez; y el alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli. | Irma Collín

También se refirió a este asunto en su discurso la fiscal superior de Asturias, Esther Fernández, quien, tras considerar Llamaquique la opción "más adecuada", pidió tener "cuidado" y no tropezar "dos veces en la misma piedra": "Estamos en el momento justo de planificar el nuevo edificio y de reorganizar los espacios que tenemos, de hacerlo de manera adecuada para que se diseñe atendiendo a la función que se va a desarrollar, aprendiendo de errores pasados y pensando en próximas necesidades".

Chamorro no podía dejar de referirse a la crisis del Consejo del Poder Judicial. "El incontestable incumplimiento de las normas constitucionales que regulan la composición del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en absoluto puede suponer un descrédito para al actividad de los Juzgados y Tribunales. El CGPJ no es un órgano judicial. La función jurisdiccional de jueces y magistrados se sigue prestando sin menoscabo alguno". Y se sumó a las palabras del aún presidente del Consejo y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, que en la apertura del año judicial, el 7 de septiembre, instó "a las Cortes Generales a que cumplan el mandato de la Constitución y de la Ley Orgánica del Poder Judicial" y renueven un CGPJ empantanado desde hace cinco años.

Chamorro dio cuenta de la actividad de los 158 jueces asturianos durante 2021. Los órganos judiciales recibieron 137.159 asuntos, un 11,3 por ciento más que en 2020, año con 121.598 asuntos. La jurisdicción civil registró 62.173 asuntos; la penal, 56.675; la contencioso-administrativa, 3.902; y la social, 14.409. "Todos los órdenes jurisdiccionales, excepto el contencioso-administrativo, han visto sensiblemente incrementados el número de asuntos ingresados", indicó Chamorro. Además, se dictaron 140.715 resoluciones, de ellas, 46.776 sentencias (un 22,1 por ciento más que en 2020), 57.328 autos finales (un 10,1 por ciento más) y 36.621 decretos, un 16 por ciento más.

Chamorro llamó la atención sobre la lacra de la violencia de género. Los Juzgados de Violencia atendieron 2.133 asuntos y resolvieron 2.275. Los juzgados exclusivos y no excluyentes que tramitan este tipo de asuntos, registraron 2.994 procedimientos, lo que supone un 32,7 por ciento menos que el año anterior. Pero hay carencias. "Los equipos psicosociales atendieron 310 solicitudes de informe, quedando pendientes de informar 207. Es este un aspecto que es necesario impulsar y mejorar", indicó Chamorro.

Compartir el artículo

stats