Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"La flota de Asturias es artesanal y sostenible", avisa el consejero Calvo ante los planes de la UE

El Principado respalda el recurso contra el veto a la pesca de fondo, que afecta a 40 barcos: "La sostenibilidad debe ser económica y social"

Anzuelos en una lancha, en Cudillero. | Miki López

La flota de bajura asturiana cruza los dedos para que prospere el recurso judicial que planteará el Gobierno de España ante el Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea (TSJUE) para que se suspenda la aplicación del veto a la pesca de fondo en un total de 87 caladeros del área atlántica. De prosperar, la norma entrará en vigor el próximo 9 de octubre y prohibirá a unas 40 barcos de pincho y palangre asturianas –la mayoría con base en Cudillero– faenar en algunos de sus mejores caladeros.

El Comisario de Pesca, Virjinijus Sinkevicius, rechazó la petición de España y otros países de frenar el reglamento.

Una decisión que el presidente de la Federación de Cofradías de Pescadores de Asturias, Adolfo García, ve "más política" que otra cosa. "El comisario quiere quedar bien con el partido de los verdes, porque no hay otra razón que explique el cierre de esos caladeros. No han tenido en cuenta el impacto económico, social y medio ambiental, porque de ser así, no se vetarían algunas artes". Advierte además García, que dirige la cofradía de Puerto de Vega (Navia), de que la reducción del número de caladeros en los que faenar hará que no solo la flota asturiana, sino también la gallega – "todos compartimos caladeros frente a las costas"– se concentren en los mismos, con un mayor impacto de la actividad en esas zonas. "No nos han dejado siquiera dar nuestra opinión y aportar datos, la UE ha actuado directamente, sus formas han dejado mucho que desear".

El comisario Sinkevicius no es, por tanto, muy popular entre los pescadores. "No esperábamos otra, es una decisión sin cabeza de alguien que no tiene ni idea", reflexiona el patrón mayor de Cudillero, Salvador Fernández Marqués. "Prohibe aquí el pincho, que no daña ningún fondo, y permite que en el resto de Europa se usen artes que son verdaderamente destructivas como el tren de bolos", se queja Marqués. Duda el patrón de que el veto a la pesca de fondo se vaya revisar cada año, tal y como prometió el Comisario de Pesca al Ministro español del ramo Luis Planas. "Es mentira porque no hay medios ni tiempo". No obstante, asegura que la flota pixueta no se resigna: "Tenemos esperanza en que el recurso judicial prospere, no queda otra".

Si el día 9 de octubre los pescadores asturianos tienen que prescindir de faenar al pincho o palangre –técnicas ancestrales y artesanales cuyo escaso impacto en el fondo marino defienden– en algunos de los mejores caladeros de merluza, virrey o besugo que están afectados por el veto, sus ingresos se verán seriamente dañados. "Luego se preguntan por qué surge la eurofobia o la gente no quiere saber nada de la UE. Cosas así no ayudan".

A su lado, la flota asturiana tiene al Gobierno del Principado a través de la Consejería de Medio Rural y Desarrollo Territorial. Alejandro Calvo, su responsable, mostró el "respaldo absoluto" al recurso anunciado por el Ministro Luis Planas. "El modelo que nosotros defendemos es el de una gestión sostenible de los recursos de pesca". También cuestiona Calvo –que este martes participó en Lérida en el Congreso nacional de ingenieros agrónomos– que la UE haya incluido las artes utilizadas por la flota artesanal asturiana en el mismo saco que otras y queden toda prohibidas dentro del reglamento de la pesca de fondo.

"Parece que hay una corriente donde las restricciones se equiparan con la sostenibilidad, pero lo que insistimos desde Asturias, e insiste el ministerio, es que la sostenibilidad tiene que ser económica y social, y luego también medioambiental, pero no solo esto. En el caso de Asturias, nuestra flota en ningún caso es un problema medioambiental, no es un problema de sostenibilidad, sino que es artesanal, sostenible y tiene que poder seguir desarrollando su actividad", concluye el Consejero de Medio Rural.

Compartir el artículo

stats