Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo González, líder del PP de Gijón: "Cualquier decisión de nuestro presidente nacional la voy a respaldar"

El diputado regional sostiene que Teresa Mallada “debe ser parte de la solución”

Pablo González, en la sede del PP de Gijón. JUAN PLAZA

“Los cargos orgánicos y públicos del Partido Popular no podemos ser comentaristas políticos ni tertulianos. No nos dedicamos a esto. Lo que debemos hacer es ayudar a implementar y respaldar las decisiones que tome nuestro presidente nacional”. Con estas palabras se pronunció esta tarde el diputado regional y presidente del PP de Gijón, Pablo González, a raíz de la decisión de Génova de que Teresa Mallada no sea la candidata de los populares a la presidencia de Asturias. “No voy a comentar reuniones privadas, faltaría más, pero cualquier decisión tomada por nuestro presidente nacional yo la voy a respaldar. Como espero que hagan igual todos mis compañeros”, resaltó González, que dejó claro que pertenece a esa dirección nacional del PP.

El presidente de los populares de Gijón, que ya ha mostrado en más de una ocasión su intención de optar a la Alcaldía de la ciudad, recordó esta tarde que el PP se está “jugando mucho”. En concreto, “el gobierno de España, el de Asturias y el de Gijón, como para andar ahora con opiniones divergentes y que cada cual manifieste su opinión importándole un carajo que un partido debe respetar las decisiones de la dirección nacional”. “Y no voy a cuestionar ninguna decisión que tome la dirección nacional ni contribuir a una especie de ensalada de opiniones que en nada ayuda al proyecto político del PP”, enfatizó.

Además, Pablo González defendió que Teresa Mallada “debe ser parte de la solución”. A este respecto, reivindicó sobre su “presidenta regional” que “siempre le he escuchado una posición constructiva sobre cualquier decisión que tome el partido y no tengo ningún indicio de que esto no vaya a ser así”. Pero la decisión desde Génova parece clara y Mallada ya es agua pasada en el PP asturiano. “Se tome la decisión que se tome en el partido, ella como presidenta regional del PP debe estar en esta misma actitud, la de ayudar y respaldar las decisiones que se tomen en Madrid”, expuso González, que también pidió a sus compañeros con cargos de responsabilidad, públicos u orgánicos, que no confundiesen su opinión personal con la del cargo.

Preguntado sobre si esta decisión de apartar a Teresa Mallada podría afectar también a buscar reemplazo para las candidaturas a los ayuntamientos, González respondió con un escueto “ni lo sé ni estoy en ello”.

Compartir el artículo

stats