Reconocimiento a los que hacen más llevadero el sufrimiento severo de los niños y de sus familias. La unidad de cuidados paliativos pediátricos del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) ha sido distinguida con el V Premio Humanización de la Asistencia Sanitaria, que otorga anualmente la Real Academia de Medicina y Cirugía del Principado de Asturias.

Dos pediatras, una enfermera, una psicóloga y una trabajadora social configuran un equipo que trata de ayudar en situaciones “para las que nadie está preparado”, según reconocen ellos mismos.

La candidatura fue presentada por los responsables e integrantes de la citada unidad: Corsino Rey Galán, jefe de la UCI Pediátrica del HUCA, Ana de Lucio Delgado, Antonio Hedrera Fernández, Marta Eva Láiz Rodríguez, Lorena Pérez López, María Teresa Álvarez Bermejo y Nazaret Cordero García.

Los miembros de la unidad expresaron su «alegría» por la distinción a «una labor que comenzamos en 2018». Sin embargo, precisaron que «los grandes protagonistas no somos los integrantes del equipo, sino los pacientes y sus familias». Y puntualizaron que se trata de «pacientes con enfermedades crónicas que precisan de un enfoque global, y sus familias necesitan sentirse arropadas y comprendidas».

La estimación es que en Asturias hay entre 100 y 110 niños susceptibles de cuidados paliativos pediátricos.

Este galardón será entregado el próximo 13 de octubre, jueves, en un acto que se celebrará a las 20.00 horas en el salón de actos del Colegio Oficial de Médicos de Asturias.

El citado premio es auspiciado por Previsión Sanitaria Nacional (PSN). El año pasado fue otorgado a la unidad de Cáncer de Mama del HUCA.