Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Colegio de Médicos pide a Salud que "verifique la capacitación" de los médicos sin título MIR

La SAMFYC considera que la contratación de médicos sin especialidad acreditada "demuestra el deterioro y el abandono de la Atención Primaria"

Protesta de profesionales de Atención Primaria en Mieres. | F. Rodríguez

El Colegio de Médicos de Asturias pidió ayer a la Consejería de Salud que constate las capacidades de todos los médicos que prestan asistencia en la región sin haber pasado por la formación MIR. "Es imprescindible verificar la capacitación de todos los profesionales que, sin especialidad homologada, se incorporan al sistema sanitario", subrayó la corporación médica a través de unas declaraciones suscritas por su junta permanente.

"Estos contratos son un gesto de nulo respeto para los especialistas que se han formado cuatro años"

Sindicato SICEPA-USIPA

decoration

Este pronunciamiento tiene como telón de fondo la noticia adelantada ayer por LA NUEVA ESPAÑA, según la cual, ante la acuciante escasez de facultativos, el Servicio de Salud del Principado (Sespa) ha contratado a aproximadamente una decena de profesionales de origen latinoamericano que no han cumplimentado la formación MIR exigida en España para ejercer una especialidad médica. En el caso de estos médicos de fuera de la Unión Europea, la situación más habitual es que sus títulos de especialista estén en fase de estudio y homologación por parte de la Administración central, proceso que puede prolongarse durante meses o incluso más de un año. Su ubicación mayoritaria son los servicios de urgencias de Atención Primaria de Gijón y Oviedo.

Entre tanto, los médicos de familia de la región consideran que la incorporación de profesionales que no han pasado por la formación MIR "demuestra el deterioro y el abandono de la Atención Primaria desde 2010". A juicio de Rubén Villa, presidente de la Sociedad Asturiana de Medicina Familiar y Comunitaria (SAMFYC), en los últimos años "se ha producido una huida, una diáspora de profesionales altamente capacitados en busca de condiciones laborales dignas sin jornadas maratonianas".

"Se ha producido una diáspora de profesionales muy capacitados en busca de condiciones dignas"

Sociedad de Medicina de Familia (SAMFYC)

decoration

Nadie cuestiona la legalidad de estas contrataciones, llevadas a cabo al amparo de dos normas legales promulgadas sucesivamente para dar respuesta a la crisis sanitaria generada por la pandemia de covid-19. La que está en vigor hasta finales de este año, el real decreto-ley 30/2021, autoriza "de forma excepcional y transitoria" la contratación de profesionales con título de especialista obtenido en estados no miembros de la Unión Europea bajo una condición: "El contrato suscrito permitirá el desempeño de actividad asistencial, que deberá ser supervisada por los profesionales de plantilla, y podrá prolongarse por sucesivos períodos de tres meses hasta un máximo de doce".

Según el Colegio de Médicos, "es prioritario que los médicos que trabajan en nuestro sistema sanitario tengan acreditada una adecuada formación y experiencia". La corporación incide en su legitimidad para terciar en este debate: "Una de las funciones fundamentales del Colegio de Médicos es velar por el cumplimiento de esta exigencia".

"Es prioritario que los médicos de nuestro sistema tengan acreditada una adecuada formación"

Colegio de Médicos de Asturias

decoration

La noticia publicada por este periódico ha tenido una repercusión notable. El real decreto que autoriza estas contrataciones ha sido empleado en otras comunidades autónomas, en varias de ellas en mayor medida que en Asturias. Sin embargo, este panorama general no sirve de consuelo a la SAMFYC. A juicio de su presidente, coordinador del centro de salud de Grado, lo que está sucediendo "certifica que estamos ante un modelo irracional de atención continuada que prima la cercanía y proximidad frente a la calidad en la atención y resolución".

En su análisis de la política de atención continuada (sistema de cobertura de las urgencias en las tardes, noches, festivos y fines de semana), la SAMFYC, al igual que otros colectivos médicos, ya se había expresado de manera crítica al considerar que la escasez de efectivos aconseja concentrar recursos. En esta ocasión, el doctor Villa reitera su rechazo: "No podemos seguir deteriorando la atención en jornada ordinaria, perdiendo la continuidad asistencial, repartiendo múltiples cupos todos los días y con los escasos médicos de familia cubriendo la atención continuada".

Desde el sindicato SICEPA-USIPA, sus responsables, Graciela Martínez y Francisco Menéndez, señalan que "estas contrataciones, aun amparadas por un marco legislativo extraordinario pensado para momentos especialmente complicados de la pandemia, suponen un gesto de nulo respeto para el personal facultativo especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, que ha tenido que formarse durante cuatro años para adquirir los conocimientos y habilidades exigidas para cumplir los estándares de calidad de nuestro sistema de salud".

Compartir el artículo

stats