Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ripa valora recurrir su inhabilitación en Podemos ante los tribunales

"La buena política consiste en hacer oposición a los poderosos, no a tus compañeros", afirma el ex secretario general y diputado

Daniel Ripa. | Fernando Rodríguez

Daniel Ripa, ex secretario general de Podemos en Asturias, valora el recurso a los tribunales como última línea de defensa después de que la comisión de garantías de la formación morada haya desestimado su recurso y ratificado la sanción que le inhabilita durante dos años para desempeñar cargos orgánicos en el partido. La resolución agota la vía interna de apelación y deja la justicia ordinaria como única alternativa una vez que el último capítulo de la batalla intestina de la formación en Asturias ha conducido a un castigo que excluye al anterior líder, por ejemplo, de la inminente carrera de las primarias para la designación de candidatos en las citas electorales de mayo.

De entrada, Ripa lamentó ayer la deriva del conflicto aduciendo que, a su juicio, "la buena política consiste en hacer oposición a los poderosos y a las injusticias, no a tus compañeros de partido. No creo en esa política", remarca. Interpreta el momento de la publicación de la resolución, "a unos días del proceso de primarias", como una constatación de que la coordinadora autonómica de la formación, Sofía Castañón, "busca inhabilitar a todo el mundo para llegar sin oposición" a ese proceso electivo y da por confirmado que todo esto es el último capítulo de "una intervención para tomar el partido desde Madrid", que "se ha intentado desmontar la organización y empujar para que un sector la abandone".

La divulgación de la sanción coincide con las vísperas de la visita a Asturias de la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, madrina del proyecto "Sumar", con la pretensión, interpreta Ripa, de "poner zancadillas en la construcción de un frente amplio" a la izquierda del PSOE.

"Es duro", enlaza el diputado autonómico. "Ha habido un acoso y derribo continuo. A las personas que estábamos en primera línea se nos ha intentado destruir política y públicamente, pero también social y profesionalmente". La resolución de la comisión de garantías, que también confirma la inhabilitación, en su caso por tres años, al ex secretario de organización Rogelio Crespo, constata que Ripa nombró responsable de comunicación en noviembre de 2020 a una persona que no formaba parte del consejo ciudadano autonómico y que eso contravenía el documento organizativo autonómico vigente. Eso es lo mismo, aduce el ex secretario general, "que hizo Sofía Castañón en enero o Pablo Iglesias hace dos años..."

Compartir el artículo

stats