Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El romance de la Ministra al llegar a Piloña

Silvina Fresno canta de manera improvisada para Díaz en La Benéfica, el centro cultural que impulsa Rodrigo Cuevas frente al asilo de la octogenaria

13

EN IMÁGENES: Así fue la visita de Yolanda Díaz y Rodrigo Cuevas a las obras del teatro La Benéfica, en Infiesto Miki López

Mira por donde recién llegada a Asturias Yolanda Díaz se fue a Infiesto y se encontró con un viejo romance. El que le cantó Silvina Fresno, una piloñesa de 87 años que vive en la residencia de ancianos que queda justo enfrente de La Benéfica, el viejo edificio casi centenario –es de 1926– que están rehabilitando para transformarlo en un espacio escénico para la música, el teatro, el baile, la canción... La cultura y todas las artes en general.

Así sonó "El romance de la cristiana cautiva" que Silvina Fresno dedicó a la ministra Yolanda Díaz en Infiesto

Así sonó "El romance de la cristiana cautiva" que Silvina Fresno dedicó a la ministra Yolanda Díaz en Infiesto A.D.

Todavía están en pañales las obras (van por la primera fase, unos 250.000 euros financiados a base de una colecta popular y la Fundación Primavera Sound), pero se podría decir que se inauguró sobre la marcha este jueves 6 de octubre con la visita de la Vicepresidenta segunda del Gobierno y la actuación a capela de Silvina, quien le dedicó a la primera "El romance de la cristiana cautiva", una antigua composición de las muchas que la mujer se sabe al dedillo gracias a su prodigiosa memoria.

La octogenaria entonó el romance bien agarrada del brazo de Yolanda Díaz, quien disfrutó de la improvisada actuación –no se animó ella a cantar, "lo hago mal", se justificó– entre andamios y vigas. Ambas estuvieron flanqueadas por el artista Rodrigo Cuevas, uno de los impulsores de La Benéfica, y Xosé Ambás, el estudioso de la tradición oral asturiana a quien se le ocurrió de repente ir a buscar a Silvina a la residencia cuando hablaba a la Ministra de Trabajo de la cultura regional y del concejo de Piloña en particular.

A los pocos minutos allí se plantó con la mujer, quien durante buen rato atrajo la atención de todos los presentes gracias a ese romance que habla de las vicisitudes de una cristiana cautivada por los moros. Recoge la canción una bonita y amena historia, no sin cierto humor y picardías, pero que quizás hoy en día no pase el corte de lo políticamente correcto, cada vez más atrabiliario.

Pero no era cuestión en este caso de entrar en detalles ni perderse en nimiedades, porque Silvina Fresno lo bordó y encantada se mostró Yolanda Díaz.

La Vicepresidenta segunda apareció en Infiesto por su interés personal en conocer el proyecto de La Benéfica, con lo que inauguró la que es su primera visita a Asturias para presentar la plataforma Sumar, algo que hará este mismo viernes en Gijón (18 horas) y en la que es "muy importante el elemento cultural". Porque, explicó, lo que hace la asociación piloñesa encaja perfectamente en su "idea de país".

Se deshizo en elogios Díaz hacia Rodrigo Cuevas, "toda una institución no solo en España, sino también fuera". Y añadió: "Con su trabajo por la cultura y sus puestas en escena hace algo que es clave. Desde la tradiciones es capaz de innovar y fusionar, y así transforma el país para hacernos mucho mejores. Este es el país que queremos, con el que yo me siento representada, anclado en raíces sólidas que se fusionan con la vanguardia, y así mira al futuro. Es un país moderno, plural y diverso".

El propio Cuevas explicó a Yolanda Díaz el origen de La Benéfica, un teatro en los años 20 que luego pasó por varios usos hasta caer en la ruina. Cuevas y otro par de amigos (Sergi Martí y Nacho Somovilla) se embarcaron en su compra para materializar un proyecto cultural que ha llamado la atención de la Vicepresidenta. Junto al artista estuvieron Cristina Moreno, encargada de la parte económica, así como los arquitectos Paula González Lobo y Manu López (Carragal Arquitectos). En diciembre esperan tener lista la primera fase de obras y buscan ya dinero para rematarlo todo.

No hay fecha, pero tendrá que ser pronto, para que Silvina Fresno pueda cantar su romance como dios manda: subida al escenario y con La Benéfica sin una butaca libre.

Compartir el artículo

stats