Nueve meses para el nigeriano que mordió a un funcionario en la cárcel asturiana

L. Á. V.,

El recluso nigeriano que mordió a un funcionario y golpeó a otros dos en la cárcel de Asturias, aceptó este viernes en el Juzgado de lo penal número 2 de Oviedo una condena de nueve meses de cárcel, con lo que evita su expulsión de España, que la Fiscalía solicitaba en caso de que fuese condenado a más de un año de prisión.

El ministerio público rebajó la pena que solicitaba inicialmente de tres años y cuatro meses de cárcel. El día de los hechos, el acusado, que estaba aislado por una sanción, dijo a los funcionarios que se negaba a salir al patio y que le tenían que llevar con sus compañeros. Añadió que quería realizar una llamada. Tras varios intentos, no fue posible establecer la conexión, por lo que le dijeron que regresara a la celda. Entonces, comenzó a gritar que eran unos "cabrones" y se puso cada vez más violento. A un funcionario le tiró las gafas de un manotazo, le dio una patada a otro y mordió a un tercero varias veces en el brazo y en un dedo.