Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mallada seguirá de portavoz, entra en la dirección nacional y afirma que “lo deseable es evitar la bicefalia” y que el candidato esté afiliado

La hasta ahora presidenta de los populares comunica su dimisión a los afiliados y señala que el partido quedará un tiempo corto sin presidente, aunque se solventará "en plazo breve"

20

Teresa Mallada hace efectiva su dimisión como presidenta del PP asturiano Miki López

La hasta ahora presidenta del Partido Popular, Teresa Mallada, seguirá como portavoz parlamentaria y se incorporará a la dirección nacional del partido, según ella ha comunicado en una carta remitida a los afiliados. En la misiva, Mallada afirma que dimite -tal y como adelantó LA NUEVA ESPAÑA- porque “en estos momentos en los que la Dirección Nacional está buscando un candidato para que sea el próximo presidente del Principado de Asturias, creo que lo más conveniente es que me centre en mi labor como Portavoz del Grupo Parlamentario Popular del Principado de Asturias, para facilitar que la elección del candidato autonómico a las elecciones de mayo de 2023, se tome con total autonomía".

Mallada asegura que ha procedido a poner su cargo a disposición del presidente Alberto Núñez Feijóo, “proponiéndole mi dimisión”, decisión que adopta “para que podamos abordar la elección de un nuevo presidente en el menor plazo de tiempo posible”. Advierte Mallada que “esta decisión conllevará que el Partido quede durante un tiempo sin presidente, pero me consta que la Dirección Nacional está trabajando para que esta etapa sea lo más breve posible”.

La hasta ahora presidenta apunta algunas de las características que, a su juicio, ha de tener quien encabece la candidatura: “La situación en la que se encuentra Asturias es muy delicada y la persona que se ponga al frente de nuestro proyecto debe tener las mayores posibilidades de ganar las próximas elecciones autonómicas, experiencia de gestión, conocimiento de Asturias e, internamente, capacidad para unir y guiar a todos los afiliados de nuestro Partido”, asegura.

Por ello, recalca que “coincide” con la dirección nacional en que “lo deseable es evitar la bicefalia”, al tiempo que expresa su confianza en la “capacidad de acierto” de Feijóo. Mallada anuncia que próximamente se incorporará a la dirección nacional del partido “donde continuaré representando al Partido Popular de Asturias y defendiendo los intereses de los asturianos desde la responsabilidad que me encomienda nuestro Presidente, relacionada con mi formación y experiencia profesional”.

La misiva concluye afirmando que continuará como diputada y portavoz parlamentaria hasta las elecciones de mayo de 2023, al tiempo que recalca su agradecimiento hacia los afiliados. “Esta última etapa como portavoz autonómica y presidenta del Partido ha sido la más gratificante, porque me ha permitido estar en contacto con todos vosotros conociendo vuestro trabajo en cada uno de los municipios y apoyándoos en todo lo que me ha sido posible”, asegura.

No a la bicefalia y afiliación del candidato

Mallada insistió varias veces, a preguntas de los periodistas después de dar a conocer su misiva a los afiliados, en que el camino no debe ser la bicefalia, de tal forma que el candidato electoral y el presidente del partido que la sustituya sean la misma persona. "Los procedimientos en nuestro partido están claros. En este momento se queda sin presidente, pero considero que será un plazo breve de tiempo. En nuestro partido los presidentes se eligen de dos maneras: o bien a través de un congreso o a través de la elección de uno de los miembros por el comité ejecutivo autonómico", explicó, siempre "considerando que la dirección nacional dice, con lo que coincido, que no haya bicefalia”.

Y esa negativa a la bicefalia implicaría que el candidato debiera ser necesariamente afiliado si debe ejercer al mismo tiempo de presidente del PP de Asturias. Así lo expresó la propia Mallada: "No me voy a exceder de mis competencias, pero considero que sería bueno que (el candidato) fuera afiliado, pero esa decisión le corresponde a la dirección nacional".

Salida "pactada"

Otra idea fuerza en la comparecencia de la política allerana para anunciar su dimisión fue la de incidir en que se trata de un movimiento realizado siempre de acuerdo con Alberto Núñez Feijóo, líder nacional del partido. "Es una dimisión pactada, fruto de conversaciones fluidas con la dirección nacional, fruto también de una decisión personal hablada con mi familia, y lo mejor es que me centre en mi labor como portavoz parlamentaria para dejar autonomía a la dirección nacional para elegir al mejor candidato con los requisitos que acabo de hacer públicos y he trasladado a la dirección nacional", expresó, volviendo a mencionar así su opinión favorable a que el candidato debe ser quien lidere también el partido y que sea una persona que "guíe y una" a todos los afiliados. Y repitió: “Son decisiones que se toman con la dirección nacional, por supuesto de manera absolutamente pactada”. Quiso trasladar así que el mensaje hecho público por ella, incluyendo los requisitos del futuro candidato, estaría en sintonía con lo que quiere la dirección de la calle Génova.

Sobre Álvaro Queipo

Respecto a la posibilidad de que Álvaro Queipo, actual secretario general, quede al frente del partido, no quiso pronunciarse Teresa Mallada, que ni siquiera mencionó su nombre. "Los secretarios generales, cuando sucede una situación de este tipo, se hacen cargo de las funciones ordinarias del día a día. Pero quiero dejar claro que no debemos tener ninguna duda de que el PP dispone de juntas locales que están perfectamente organizadas, juntas locales que tienen una gran autonomía, saben trabajar y vamos a seguir trabajando en esa línea. Y, por supuesto, haciendo la actividad política que se viene haciendo desde el principio de la legislatura, que la hacen los grupos institucionales, el parlamentario y los municipales, que siempre me tienen a disposición suya como portavoz. El PP siempre ha estado ahí, y va a seguir haciendo lo que creo que de verdad interesa a los asturianos, poniendo sobre la mesa propuestas políticas, intentado solucionar sus problemas; y las estructuras están más que consolidadas tanto a nivel municipal como parlamentario”, expresó.

Así, Mallada restó importancia a las funciones que pueda asumir Queipo como secretario general en el tiempo que el PP de Asturias esté sin presidente y, al mismo tiempo, subrayó que confía en que la elección de un nuevo líder orgánico se produzca "en breve plazo". No quiso a entrar a valorar la posibilidad de que Queipo, con quien mantiene abruptas diferencias, sea quien acabe asumiendo el mando del PP de Asturias. Tampoco quiso concretar las competencias exactas que tendrá ella en su nuevo puesto en la dirección nacional del partido: “Se convocará en breve el comité ejecutivo nacional y será ahí cuando se conozca”.

LA CARTA DE TERESA MALLADA A LOS AFILIADOS DEL PP PARA ANUNCIAR SU DIMISIÓN

Estimado afiliado.

Como sabes, llevo 30 años militando en nuestro Partido ocupando todos los cargos que se me han requerido, desde presidenta de NNGG, concejal, presidenta local, vicesecretaria autonómica de territorial, presidenta de una empresa púbica, presidenta del PP de Asturias, diputada autonómica,…

Para mí, esta última etapa como portavoz autonómica y presidenta del Partido ha sido la más gratificante, porque me ha permitido estar en contacto con todos vosotros conociendo vuestro trabajo en cada uno de los municipios y apoyándoos en todo lo que me ha sido posible.

Siempre he creído que las personas que formamos parte de un partido político debemos estar donde creamos que somos más útiles para el proyecto que representamos.

En estos momentos en los que la Dirección Nacional está buscando un candidato para que sea el próximo presidente del Principado de Asturias, creo que lo más conveniente es que me centre en mi labor como Portavoz del Grupo Parlamentario Popular del Principado de Asturias, para facilitar que la elección del candidato autonómico a las elecciones de mayo de 2023, se tome con total autonomía.

Por eso he procedido a poner mi cargo a disposición del presidente Feijóo, proponiéndole mi dimisión, decisión que adopto para que podamos abordar la elección de un nuevo presidente en el menor plazo de tiempo posible.

Esta decisión conllevará que el Partido quede durante un tiempo sin presidente, pero me consta que la Dirección Nacional está trabajando para que esta etapa sea lo más breve posible.

La situación en la que se encuentra Asturias es muy delicada y la persona que se ponga al frente de nuestro proyecto debe tener las mayores posibilidades de ganar las próximas elecciones autonómicas, experiencia de gestión, conocimiento de Asturias e, internamente, capacidad para unir y guiar a todos los afiliados de nuestro Partido. Por tanto, coincido con la Dirección Nacional en que lo deseable es evitar la bicefalia.

Confío en la capacidad de acierto de nuestro Presidente Nacional.

Para terminar, os traslado que mi compromiso con los asturianos sigue siendo el que adquirí en 2019: continuaré como diputada autonómica y portavoz parlamentaria hasta las próximas elecciones de mayo de 2023.

Además, en próximas fechas me incorporaré a la Dirección Nacional de nuestro Partido, desde donde continuaré representando al Partido Popular de Asturias y defendiendo los intereses de los asturianos desde la responsabilidad que me encomienda nuestro Presidente, relacionada con mi formación y experiencia profesional.

Seguiré siempre a vuestra disposición trabajando con vosotros en todo aquello que me requiráis, con la misma ilusión que cuando me afilié hace ya muchos años.

Mucho ánimo y un fuerte abrazo para todos.

Compartir el artículo

stats