Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Identificados más de 1.300 bienes inmatriculados por la Iglesia en Asturias

Los registros de la propiedad remiten a la Junta un listado de 754 en el que figuran el solar de Santullano y la finca del "Conventín" de Valdediós

La iglesia de San Julián de los Prados, con la rectoral a la izquierda. | Miki López

La lista tiene huertas, solares, terrenos rústicos y urbanos y multitud de fincas de iglesias, capillas, casas rectorales y cementerios, alguna panera y, en total, 754 bienes inmatriculados por la Iglesia católica en Asturias desde 1946 identificados por los registros de la propiedad de la región a petición de la Junta General del Principado. Sumados a los 549 que figuraban en el listado remitido al Congreso en febrero de 2021, estos documentos dan, "como mínimo, 1.303" propiedades inscritas a favor de la Iglesia "con una simple comunicación eclesiástica".

El portavoz de Podemos en el parlamento asturiano, Rafael Palacios, hizo la operación matemática al interrogar ayer en la Junta a la consejera de la Presidencia, Rita Camblor, por el resultado de unas pesquisas que han dado como fruto esta relación en la que figuran, entre los centenares de bienes consignados, algunos tan significativos como el "solar del antiguo cementerio, con una superficie de 2.555 metros cuadrados, dentro del cual se halla enclavada la iglesia parroquial de San Julián de los Prados", el de la casa rectoral contigua, en Oviedo, o la propiedad que aloja el conjunto monumental de Valdediós y el "Conventín", en Villaviciosa.

Las dos joyas del Prerrománico asturiano comparten espacio en la documentación remitida a la Junta con el "campo de la iglesia" que acoge la del Cristo, también en la capital, con el que tiene dentro el templo avilesino de San Nicolás y con multitud de fincas rústicas y urbanas espolvoreadas por el mapa de Asturias. De los registros de la propiedad que respondieron a la llamada de la Junta desde el requerimiento del pasado mayo, el de Cangas del Narcea y Tineo fue el que detectó un número más alto de inmatriculaciones eclesiásticas, 127. El de Villaviciosa le sigue con 92, por delante de los 84 del de Pola de Lena o de los 79 del de Oviedo. Los municipios bajo la jurisdicción del registro de Cangas de Onís acumulan 64, el de Pravia y Belmonte añade 42, los de Luarca y Avilés igualan con 39 y Gijón y Pola de Siero, con 38. Los 37 de Llanes, los 27 de Infiesto, los 22 de Castropol, los dieciocho de Pola de Laviana y los ocho de Mieres cierran un desglose con el que se completa, de momento, el ejecutado el año pasado a petición del Congreso: 34.961 inmatriculaciones eclesiásticas en España de 1998 a 2015, 549 en Asturias y, entre ellas, la basílica de San Juan el Real, en Oviedo, las iglesias de San Lorenzo de Gijón y San Nicolás, en Avilés, o el convento de Las Clarisas, en Villaviciosa.

El inventario


En España. A raíz de una proposición no de ley del grupo socialista en el Congreso, en febrero de 2021 se identificaron 34.961 bienes inmatriculados por la Iglesia de 1998 a 2015, 20.014 templos y 14.947 propiedades de otros usos.

En Asturias. Del total de bienes identificados entonces, 549 se localizaron en Asturias. Había 379 templos y dependencias complementarias 170 propiedades inscritas en un capítulo de «otros». A requerimiento de la Junta General, los registros de la propiedad de Asturias han completado el inventario con un listado de 754 posesiones más inmatriculadas desde 1946.

El Gobierno prevé reclamar

El Gobierno del Principado prevé poner las 754 inmatriculaciones detectadas por los registros de la propiedad "en conocimiento tanto de Patrimonio como de Patrimonio Cultural" para que "miren si algún bien es susceptible de ser reclamado por el Principado". Lo siguiente, según la consejera de la Presidencia, sería "volcar los datos en un portal, pero eso va a llevar trabajo y tiempo", afirma Camblor, que también considera "interesante hacer llegar la relación a los ayuntamientos".

La consejera titular de las competencias en justicia quiso recordar al diputado interpelante que las inmatriculaciones –primeras inscripciones de bienes que no se encuentran previamente inscritos– se ajustaban entre 1998 y 2015 "a una modificación legal, independientemente de que estemos o no de acuerdo con ella". El procedimiento rápido y sencillo para el registro de bienes a favor de la Iglesia, sin la documentación acreditativa que se exige al resto de personas físicas y jurídicas, data de la ley hipotecaria de 1946, se amplió con la modificación de 1998 y se frenó con la de 2015. A la conclusión de que las inmatriculaciones realizadas al amparo de esa legislación son "inconstitucionales" contribuyen también, dijo ayer Rita Camblor en la Junta, "dos sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que abren vías para que las personas reclamen si creen que se le ha usurpado algún bien".

Rafael Palacios aludió a su vez a la concentración convocada para este jueves ante Santa María del Naranco, en Oviedo, "para exigir a los gobiernos que establezcan mecanismos para reclamar para el dominio público los bienes inmatriculados sin más documentación que una simple certificación eclesiástica".

Compartir el artículo

stats