Una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico detuvo este sábado, poco antes de las cinco de la tarde, a un individuo que circulaba con una tasa de alcohol que quintuplicaba el límite legal. Los motoristas, adscritos al Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Luarca, observaron cómo el conductor de un turismo que circulaba por la travesía de Soto de Luiña, en un tramo de curvas enlazadas, invadía parcialmente el carril izquierdo, obligando a frenar a otro vehículo que circulaba en sentido contrario para evitar una posible colisión.

Los Guardias Civiles procedieron a dar el alto al vehículo y a identificar a su conductor que resultó ser un varón de mediana edad, vecino de la zona, que presentaba síntomas evidentes de encontrarse bajo los efectos del alcohol. Sometido a las pruebas reglamentariamente establecidas para su detección dio un resultado en la primera prueba de 1,25 miligramos por litro de aire espirado, y 1,28 miligramos en la segunda, quintuplicando las tasas legalmente establecidas. Por estos hechos se procedió a formular un boletín de denuncia por infracción al Reglamento General de Circulación, artículo 29, y por un Equipo de Atestados e Informes se instruyeron diligencias por un presunto delito contra la seguridad vial que fueron remitidas al Juzgado de Instrucción de Pravia.