Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La asociación Parkinson Asturias cumple 25 años reclamando más apoyo del Principado

El colectivo pide que algunos de los servicios de rehabilitación que ofrece sean cubiertos por la Administración como ocurre en otras regiones

Integrantes de la asociación, ayer, durante el acto conmemorativo. | Fernando Rodríguez

La asociación Parkinson Asturias celebró ayer su cuarto de siglo de historia con un acto institucional y posterior comida de confraternización en un restaurante de Llanera. Ante las autoridades, el presidente de la asociación, José María Ordóñez Alonso, no se ahorró reivindicaciones.

En concreto, expresó su preocupación por que tras 25 años "desde algunos sectores no se entienda que los pacientes de Parkinson acudimos a la asociación por prescripción médica", ante lo que indicó que "lo lógico sería que estos servicios que ofrece la asociación fueran cubiertos por parte de la administración pública".

No se hizo realidad

Alonso planteó que en el marco de la ley de acción concertada se puedan establecer acuerdos para servicios, programas de apoyo o alojamientos tutelados. Refirió que recientemente fue debatida una proposición no de ley en la Junta General "en la que se pedía, entre otras cosas, que las terapias que ofrece la asociación fueran cubiertas por la Administración". Y aunque la iniciativa se aprobó "prácticamente por unanimidad" no se ha hecho realidad: "Al ser una propuesta de ley ha quedado dormida en algún cajón".

Con todo, Ordóñez hizo un repaso por todo lo que la asociación ha conseguido en estos 25 años, con un especial recuerdo a quienes impulsaron su nacimiento hace un cuarto de siglo. En el repaso por la historia del colectivo resaltó la figura de la primera presidenta, María Luisa Menéndez Viejo, "una adelantada a su tiempo y que tuvo la visión de que a través de la asociación se podía hacer mucho por las personas que, como ella, padecían Parkinson".

Compartir el artículo

stats