Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La deficiente planificación empantana la extensión a Asturias del Corredor Atlántico

Las autoridades suman dos años sin definir la sección noroeste de la red transeuropea de transportes y se perdieron varias convocatorias de ayudas

La extensión del Corredor Atlántico a los puertos de Asturias y Galicia sigue en pañales, empantanada dos años después de su aprobación por la Comisión Europea (CE). Ni se ha definido ni se ha planificado la sección noroeste del Corredor y ya se han perdido varias convocatorias de ayudas para realizar estudios y redactar proyectos. Ahora está en marcha otra más: el pasado 13 de septiembre, la Comisión Europea (CE) anunciaba 5.120 millones del Mecanismo Conectar Europa (MCE) para el desarrollo de las redes transeuropeas del transporte (RTE-T). El tiempo apremia, porque los proyectos deben presentarse antes del 18 de enero próximo. Quedarse fuera de esas ayudas –es la segunda de las tres grandes convocatorias del MCE– sería un nuevo revés para Asturias y el Noroeste en general, que de momento están excluidos de todo, pues ni se presentan solicitudes al MCE, ni aparecen en ningún proyecto relacionado con el transporte sostenible.

No es cuestión de dinero, sino de gestión. Tampoco es por falta de advertencias: la Plataforma Tecnológica Túneles Pajares (PTTP) lleva varios años alertando de la necesidad de presentar proyectos para desarrollar el Corredor Atlántico en el Noroeste. Entre los objetivos ineludibles, que la A-6 y la AP-66 –la conexión de Asturias con Madrid por carretera– pasen de ser infraestructuras "globales" a ser "básicas", lo que daría acceso a las ayudas más sustanciosas, las plurianuales, las que se deciden en estos primeros años del MCE. Otro objetivo debería ser que la Zalia se catalogara como "infraestructura básica", pero, aunque los sucesivos gobiernos asturianos llevan veinte años prometiendo su impulso, ni siquiera figura en las RTE-T.

Ante esta situación de paralización se hace necesario que los gobierno de Asturias y España den varios pasos urgentes para desarrollar el Corredor Atlántico en el Noroeste. Hay grandes oportunidades para el desarrollo futuro de la movilidad en Asturias que no deben perderse. El Ministerio de Transportes debe solicitar a la CE la incorporación urgente de la A-6, la AP-66 y la Zalia a la red básica de las "Orientaciones para el desarrollo de las RTE-T", que están en avanzado estado de revisión en el Parlamento Europeo y en el Consejo. Dado que la Autovía del Cantábrico (A-8) y el eje ferroviario León-Gijón están calificados como "red básica", Transportes debe presentar una solicitud para un Terminal Ferrocarril-Carretera en el encuentro de estas dos infraestructuras, en la Zalia.

El Principado, por su lado, debe solicitar al Ministerio la definición precisa y la planificación de los trabajos para el desarrollo del Corredor entre Valladolid y Gijón. Es preciso asimismo incorporar Asturias en los ejes 6 ("Cadenas logísticas intermodales") y 7 ("Conectando Europa y conectados al mundo") de la estrategia "Movilidad segura, sostenible y conectada". También a la estrategia "Mercancías 30", incluyendo los puertos de Gijón y Avilés como nodos logísticos de las autopistas ferroviarias interiores (en ancho ibérico).

Asturias ha sido excluida de las infraestructuras que financia la Componente 6 del Plan de Recuperación de Transformación y Resiliencia (PRTR), denominada "Movilidad sostenible, segura y conectada", que dispone de un presupuesto de 6.667 millones. Según el Ministerio, la exclusión se debe a la "falta de madurez" de los proyectos asturianos. La región debe reaccionar y desarrollar una estrategia logística y de intermodalidad que potencie sus puertos y el nuevo acceso ferroviario por la Variante de Pajares. Asimismo, habría que poner en servicio líneas regulares de transporte marítimo a corta distancia que puedan beneficiarse de los "ecobonos" para transferir el transporte del camión al barco, tanto en Gijón como en Avilés.

Asturias, excluida de las ayudas para movilidad segura y conectada por la "falta de madurez de sus proyectos"

decoration

Muchos de los proyectos que requiere Asturias para desarrollar la Estrategia de Movilidad Segura, Sostenible y Conectada son elegibles en la convocatoria de ayudas europeas que se cierra el 18 de enero. A través de ella es posible cofinanciar proyectos de infraestructura en la red básica y en la red global en las áreas siguientes: vías férreas, vías navegables interiores, puertos marítimos y terrestres, carretera segura, terminales de ferrocarril, plataformas logísticas multimodales, centros de pasajeros multimodales, aplicaciones inteligentes e interoperables para el transporte, movilidad segura y protegida y resiliencia de la infraestructura.

Transportes debería destinar una parte de la ayuda del MCE a asistencia técnica, para definir y planificar los trabajos en la sección noroeste del Corredor Atlántico. También debe extender al Noroeste los estudios que realizó INECO sobre la migración al ancho europeo estándar y las autopistas ferroviarias en el resto del Corredor.

En materia de ferrocarriles, Adif debería presentar una solicitud al MCE de obras en la red ferroviaria para conectar en ancho europeo estándar (UIC) los puertos de Gijón y Avilés y las factorías principales y los nodos logísticos de Asturias, con Venta de Baños y el eje Madrid-Frontera francesa. Para ello debería pedirse ayuda europea para extender el tercer carril entre Pola de Lena y Gijón/Avilés. El Administrador Ferroviario debería planificar y presentar una solicitud de obras al MCE para el desarrollo de los puestos de adelantamiento y estacionamiento de trenes (PAET) de 740 metros en los nodos logísticos de la red ferroviaria de Asturias, como los puertos de Gijón y Avilés, Zalia y Arcelor, entre otros. Adif debería asimismo presentar proyectos para modernizar la red ferroviaria de Asturias.

Por lo que respecta al tráfico marítimo, las autoridades portuarias de Gijón y Avilés deben definir las necesidades de esas infraestructuras, tal y como ha reclamado la PTTP. Todos los expertos coinciden al señalar que la inminente puesta en servicio de la variante de Pajares es una gran oportunidad para promocionar de nuevo las autopistas del mar desde Gijón y los servicios marítimos de corta distancia desde Avilés. Pero Puertos del Estado tiene para ello que solicitar al MEC el desarrollo de las infraestructuras necesarias.

Debe consultarse, finalmente, si el plan de infraestructuras de Gijón, con posibles estaciones multimodales para pasajeros y la extensión de la red ferroviaria hasta Viesques, es elegible para las ayudas de la movilidad sostenible en nodos urbanos. La consulta es necesaria porque Gijón no figura entre los "nodos urbanos" de las "Orientaciones de las RTE-T", pero podría solicitarse como extensión de la red ferroviaria hacia el este de la ciudad.

Compartir el artículo

stats