Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El futuro de la movilidad en la región, en juego

La oposición achaca el atasco del Eje del Noroeste a la "parálisis del Principado"

El Ejecutivo regional afirma que defiende "sin titubeos" el Corredor Atlántico y pide a Transportes que "no se rinda a las presiones" del Mediterráneo

Estación de tren de Oviedo. | MIKI LÓPEZ

El atasco que vive desde hace dos años la sección Noroeste del Corredor Atlántico se debe a la "parálisis" del Gobierno del Principado y a la "sumisión" de su presidente, Adrián Barbón, al jefe del Ejecutivo central, Pedro Sánchez. Es la conclusión de los partidos de la oposición en Asturias. Una visión radicalmente diferente trasladan los gobiernos asturiano y español y el PSOE, que aseguran que defienden "sin titubeos" el Eje Noroeste y que el Corredor Atlántico tiene el mismo tramo que el Mediterráneo, como demuestra la inversión prevista en los Presupuestos Generales del Estado, unos 1.600 millones en ambos casos.

"Esto no va de territorios que compiten unos con otros, va de desarrollar las mercancías en el conjunto de España", señaló ayer en Avilés el secretario general de Infraestructuras, Xavier Flores. Llamó a la unión de empresarios y administraciones: "Tenemos que arremangarnos juntos, hay mercados para que todos podamos crecer". Resaltó que fue el actual gobierno el que pidió y consiguió la inclusión de Asturias y Galicia en el Corredor Atlántico, y descartó entrar en los debates entre empresarios, en referencia a las recientes declaraciones del presidente del "lobby" del Corredor Mediterráneo, Joan Amorós, cuestionando que se invirtiera en Asturias y Galicia. Son declaraciones que "no aportan nada. Hay cabida para todos", subrayó Flores.

El consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial, Alejandro Calvo, calificó de "histórica" la equiparación de las inversiones previstas para 2023 en los corredores Atlántico y Mediterráneo. "Tenemos que ser capaces de construir una voz única del Noroeste para que el Ministerio (de Transportes) haga su parte de trabajo, que básicamente es ir avanzando en las infraestructuras. Pero tiene que hacerlo sobre la base de la demanda real del sector, la de los empresarios", que es "lo que ha dinamizado otras zonas", añadió.

La portavoz del Gobierno del Principado, Melania Álvarez, incidió en que hay "una defensa sin titubeos del Corredor del Noroeste por parte del Ejecutivo". Expresó su confianza en que el Ministerio cumpla sus compromisos y "no se rinda antes las presiones" lanzadas por el "lobby" del Mediterráneo. "En el Gobierno asturiano estaremos vigilantes y atentos, no vamos a renunciar a ningún tipo de inversión o avances", dijo.

El Gobierno del Principado, no obstante, declinó ayer contestar varias preguntas y se remitió a las declaraciones de Flores y Calvo. Las consultas que quedaron sin respuesta fueron: qué proyectos se presentarán a la convocatoria de ayudas que finaliza el 18 de enero de 2023 y cuáles se preparan para próximas convocatorias; si se ha solicitado o se va a solicitar al Ministerio la definición precisa y la planificación de los trabajos para el desarrollo del Corredor Atlántico en su extensión Valladolid-León-Gijón; si se ha propuesto o se va a proponer extender el tercer carril entre Pola de Lena y Gijón; si se ha propuesto o se va a proponer incluir la A-66, la A-6 y la Zalia en la red básica de la red transeuropea de transporte; y si se sigue negociando la recuperación de la autopista del mar Gijón-Nantes.

René Suárez, secretario de Medio Ambiente y Planificación Territorial de la FSA-PSOE, incidió en que el Corredor Atlántico es una actuación "prioritaria para consolidar el crecimiento económico y la vertebración territorial del Noroeste en su conjunto y de Asturias en particular", y "fundamental" para los socialistas. "Por ello seguiremos siendo exigentes y reivindicativos en la defensa de los intereses de Asturias para asegurar que reciba la financiación necesaria para garantizar su futuro y confiamos en que el Ministerio no se rinda a la presión y cumpla con los compromisos presupuestarios adquiridos", aseguró.

Teresa Mallada, portavoz del PP en la Junta General, criticó el "nuevo desprecio e incumplimiento de compromisos por parte del Gobierno de Sánchez a la extensión del Corredor Atlántico hacia el Noroeste, tras dos años sin planificar". Señaló que Adrián Barbón no tiene "ningún peso político en Madrid" y es "sumiso ante a un Pedro Sánchez entregado a los brazos de nacionalistas e independentistas". Instó a los gobiernos de Asturias y España a dar "pasos urgentes para no seguir dejando a Asturias fuera de todo".

Susana Fernández, portavoz parlamentaria de Ciudadanos en la Junta General, apuntó que el Gobierno de Sánchez es "especialista en fomentar la división territorial de España. Lo ha hecho con Cataluña, con la fiscalidad y ahora con las infraestructuras, generando regiones de primera y de segunda". Calificó de "imperdonable" el "desprecio hacia el Noroeste", que cuenta "con la complicidad de Barbón. Exigió la inclusión "inmediata" de Asturias en el plan "Mercancías 30" y el nombramiento del comisionado prometido hace cuatro años. "De lo contrario, ambos serán cómplices de que Asturias pierda su último tren hacia el progreso", concluyó

Rafa Palacios, diputado autonómico de Podemos Asturies, achacó a la "parálisis del Gobierno" que Asturias haya quedado "fuera de toda ayuda europea para impulsar el transporte sostenible". Juzgó "intolerable" que el Gobierno haya desperdiciado varias convocatorias de ayudas europeas para impulsar el Corredor Atlántico en el Noroeste. Exigió al Ejecutivo de Pedro Sánchez "celeridad" para presentar antes del próximo 18 de enero próximo "proyectos solventes que permitan canalizar recursos europeos para la conexión e impulso de nuestra red ferroviaria con Europa".

Ovidio Zapico, coordinador general de IU-IX, resaltó que Asturias tiene que defender sus interés, "coordinándose con otras comunidades autónomas del Noroeste que están en la misma situación". Ese tiene que ser, en su opinión, "uno de los principales elementos de la estrategia de Asturias como comunidad autónoma". Pero además, el Gobierno central tiene que "imponerse frente a los intereses particulares para garantizar la cohesión territorial". "España tiene que mirar más hacia Portugal y tejer alianzas con sus regiones del Norte, porque este problema es de todo el noroeste ibérico", añadió.

Adrián Pumares, secretario general de Foro Asturias, lamentó que la situación de la sección Noroeste del Corredor Atlántico siga sin definirse. Pero no cree que sea fruto de la casualidad, sino de "demasiados años de Gobiernos que han mirado para otro lado". Pidió al Ejecutivo de Pedro Sánchez que dé al Corredor Atlántico "la misma importancia y el mismo trato que al Mediterráneo". Y lanzó un dardo al Principado: "Si quiere de verdad impulsar el Corredor Atlántico debe alzar la voz ante el Gobierno de España".

Ignacio Blanco, presidente de Vox Asturias, destacó que el Corredor Atlántico permanece "estancado sin que el Ejecutivo central haya nombrado al comisionado prometido hace cuatro años, sin plan ejecutor y sin calendario de actuaciones". Insistió en que no acceder a la inyección actual de fondos europeos relegaría al Corredor "a un horizonte temporal posterior al 2030, con el consiguiente peligro de que se disuelvan" las ayudas. Su conclusión: "Asturias es una isla ferroviaria". Vox preguntará el próximo miércoles en la Junta a Barbón qué hará para evitar que Asturias quede relegada de los corredores ferroviarios europeos.

Compartir el artículo

stats