Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias capta 7 millones de financiación nacional para 58 proyectos científicos

Una investigación del Instituto Universitario de Ciencias Espaciales que busca entender mejor el Universo es la más dotada por el Ministerio

Asturias capta 7 millones de financiación nacional para 58 proyectos científicos.

Siete millones de euros para investigar sobre el universo, las estructuras algebraicas, el retroceso de los acantilados, la reorganización administrativa en la era pospandemia, el hormigón sostenible, la mejora genética de la faba, la emisión de carbono en los incendios o las funciones de la autofagia en el envejecimiento. La ciencia asturiana ha logrado llevarse un buen trozo de financiación nacional para desarrollar, durante los próximos tres o cuatro años, 58 proyectos de investigación. La Universidad de Oviedo es la institución, por su magnitud, que más dinero suma, con 5,1 millones para 46 proyectos. Dentro de ella destaca el Instituto Universitario de Ciencias y Tecnologías Espaciales de Asturias (Ictea), que ha conseguido captar 718.740 euros.

El proyecto asturiano mejor financiado dentro de la última convocatoria de ayudas del Programa Estatal para Impulsar la Investigación Científico-Técnica y su Transferencia, cuya resolución definitiva se publicó este mismo mes, lo firma precisamente el Ictea. Se llama "Hologauge" y tiene como objetivo "estudiar la interacción gravitatoria en un marco unificado, cuántico, con el resto de fuerzas conocidas", explica el director del Instituto, Javier de Cos, que aporta más: "Este marco cuántico unificado es esencial para entender el universo, especialmente en sus primeros instantes, así como los agujeros negros". Para indagar sobre todo ello tendrán una financiación de 261.360 euros.

El catedrático del departamento de Explotación y Prospección de Minas celebra el éxito del Ictea en esta convocatoria y en otras anteriores. "Esto refleja la calidad de nuestros grupos y la solvencia de nuestros investigadores. Con una plantilla que roza los ochenta científicos, de los cuales cerca del cincuenta por ciento son jóvenes, hemos conseguido mantener un crecimiento sostenido tanto en producción científica como en captación de fondos y formación de investigadores, lo que es nuestra auténtica razón de ser", señala Javier de Cos.

El Ministerio de Ciencia aportará fondos a otros tres proyectos del Instituto. Uno de ellos pone el foco en la naturaleza de la materia y energía oscuras, que siguen desconcertando a la comunidad científica. Otro trata de modelizar, en el contexto del cambio climático, la variación espacio-temporal del albedo sobre los glaciares de la península de Hurd, Isla Decepción y del norte de la Península Antártica. "Los resultados de este proyecto tendrán también aplicación a la caracterización de los hielos de otros planetas y cuerpos menores del Sistema Solar", apunta De Cos. El último de los trabajos se centra en el desarrollo de algoritmos avanzados de inteligencia artificial destinados al control de los sistemas de captación de imágenes usados en los telescopios gigantes de última generación.

El Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (Serida) también obtiene una buena suma de dinero del Gobierno estatal: 738.584 euros. "Estamos muy orgullosos. Este año está siendo histórico para nosotros en captación de fondos externos para investigación", asegura la directora gerente, Mamen Oliván. Esta en concreto, abunda, "se trata de una convocatoria muy competitiva a nivel nacional, en la que hemos conseguido la aprobación de cinco de los seis proyectos que se solicitaron, lo cual nos permitirá consolidar la actividad de nuestros grupos de investigación durante los próximos 4 años en el desarrollo de estudios en el ámbito forestal, la sanidad animal y la calidad de la producción agroalimentaria". En concreto, los proyectos beneficiados tratan sobre la resiliencia del castaño frente a la plaga de la avispilla, la detección de la paratuberculosis, la autentificación de la leche ecológica, la calidad de la carne de vacuno y la mejora genética y la sostenibilidad del cultivo de la faba.

Tras la investigación del Ictea, la segunda mejor dotada por el Ministerio es la que desarrollará el departamento de Biología Funcional de la Universidad de Oviedo, con 254.100 euros, sobre el estudio de nuevos mecanismos que contribuyen al daño endotelial (de la monocapa que separa los tejidos de la sangre) en la autoinmunidad. Le siguen en cuantía económica el proyecto del Incar-CSIC titulado "Ingeniería molecular de materiales bidimensionales y de carbono poroso para almacenamiento electroquímico de energía basado en zinc" (229.900 euros) y el del IPLA-CSIC sobre "Personalización del uso de la leche materna de banco para la promoción del desarrollo del microbioma intestinal neonatal" (222.640 euros).

Por instituciones, la Universidad de Oviedo es la que más dinero y más proyectos tiene. Entre los beneficiarios figuran los departamentos de Biología Funcional; Bioquímica y Biología Molecular; Construcción e Ingeniería de Fabricación; Informática; Ingeniería Eléctrica, Electrónica, de Comunicaciones y Sistemas; Ingeniería Química; Química Física y Analítica; Química Orgánica e Inorgánica; Matemáticas; Geología; Administración y Dirección de Empresas; Derecho Público; Derecho Privado y de la Empresa; Psicología; Filología anglogermánica y francesa; Filología Clásica y románica; Filosofía; e Historia del Arte y Musicología. Esto refleja que también las Humanidades consiguen fondos. De hecho, son cinco proyectos los seleccionados. Por ejemplo, gastrónomos y dietistas griegos menores, revalorizar el movimiento moderno de Asturias, culturas posnormales de la ciencia y la tecnología, o música y ciudad.

El CSIC reúne en esta convocatoria 865.150 euros para cinco proyectos del Incar, el IPLA y el CINN. Por último están el Instituto Mixto de Biodiversidad, con 123.420 euros para calcular las emisiones de carbono en incendios mediante la inteligencia artificial aplicada a nubes de puntos terrestres en 3D; y la Fundación para la Investigación Biosanitaria del Principado de Asturias (Finba), con 187.500 euros para analizar funciones de la autofagia en el envejecimiento.

Compartir el artículo

stats