Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medidas para mejorar la competitividad en Asturias

Si la región no remonta en este valor seguirá decreciendo, destruirá más empleo y la brecha negativa con otros territorios aumentará

Los datos micro y macro colocan a España a la cola de los 27 de la Unión Europa y a Asturias a la cola de las regiones debido a una baja "competitividad". El descalabro se debe fundamentalmente a los desajustes estructurales de la actividad productiva, al excesivo peso del sector público, a los altos impuestos y costes laborales, al bajo nivel tecnológico e innovador y a una inadecuada gestión de las crisis.

En competitividad, España ocupa hoy la posición 40 dentro del ranking de los países del Foro Económico Mundial. Asturias está en continua pérdida de competitividad, concretamente, desde los años 1980 a hoy, el Índice de Competitividad ha pasado de la posición 7 a la 14 de las 17 Comunidades Autónomas. En lo que va de siglo, la bajada ha sido de nada menos que de un 30% lo que es insostenible ante la avalancha de la competencia, fundamentalmente, en manufactura con las economías emergentes.

Si Asturias mantiene la decadencia y no remonta en competitividad seguirá decreciendo, destruirá más empleo y la brecha negativa con otros territorios aumentará irreparablemente.

La competitividad es la capacidad de responder ventajosamente en los mercados nacionales e internacionales. Es mucho más que producir bien, influyen numerosos factores empresariales, estructurales y sistemáticos. Depende de la calidad y del nivel de precio, pero también de la innovación, de la tecnología, de la financiación, del clima de negocios, de la exportación, de las infraestructuras, de la macroeconomía, de la organización, del marketing y del capital humano en base a su preparación y motivación.

Un ejemplo: Una motocicleta fabricada con una producción elevada, con excelencia en calidad, cumpliendo tiempos de ejecución e incluso mejorando los costes del trimestre anterior, pero que ha perdido la mitad del mercado. La competencia ha desarrollado un motor con más revoluciones, está produciendo la carrocería con una aleación mucho más barata, ha hecho un acuerdo con un nuevo proveedor de amortiguadores coreanos con bajadas importantes de precios, y está realizando una campaña de publicidad agresiva.

Las soluciones son complejas, y el objetivo último de cualquier medida sería corregir los desajustes estructurales acumulados para aupar al PIB regional y a la renta per cápita del 84% actual al 110% de la media nacional.

La primera medida de mejora de competitividad en Asturias sería de concienciación: exponer la verdadera realidad de dónde estamos y al potencial descalabro al que nos encaminamos de no corregir el rumbo.

Otra medida correctora sería que además de paraíso natural, nuestra región fuese un paraíso fiscal, con bajos impuestos, al menos como Madrid: sin impuestos propios ni patrimonio ni sucesiones ni donaciones, con reducción de IRPF y de tasas varias.

También, disponer de una financiación pública autonómica ventajosa, de las mismas características que las de las instituciones vascas, que más que nos duplica.

Respecto a infraestructuras, habría que pedir que se asemejaran a las de Cataluña: todas las ciudades conectadas con AVE y mercancías con vía UCI estándar europeo que llegan hasta los puertos marítimos, corredor ferroviario de alta velocidad paralelo a la costa con conexión con el resto de Europa, aeropuerto internacional conectado con ferrocarril, plataforma logística de ámbito internacional, autopistas gratuitas y con la mayor ratio en inversión Estatal.

Medidas éstas, que podrían formar parte de una carta a los reyes magos, pero que, en cualquier caso, sería conveniente revindicar apelando a la igual entre españoles y entre territorios. Y más cosas, a saber:

Fortalecer la cadena competitiva

Un centro integral de “reconversión competitiva de Asturias” que conjugue conocimientos y esfuerzos de las principales empresas, Universidad, Colegios Profesionales y Cámaras, para fortalecer la cadena cooperativa empresarial y en busca de sinergias, lazos y objetivos tales como la internalización de empresas o la “unión” para un impulso decidido del “Corredor Atlántico del noroeste” incluido en el nuevo reglamento ferrocarril europeo. Dotar a la innovación de más recursos para la Universidad en ligazón con la empresa, con especial vigilancia a que el dinero no se vaya en viajes y comidas.

Logística

Potenciar la ZALIA con la “concesión mercantil” de sus terrenos a empresas privadas de primer nivel en el sector de plataforma logística de valor añadido de manufactura de fase final.

Puertos

Privatizar la gestión del Puerto del Musel para acabar con los vicios de los corsés políticos que impiden una gestión eficiente para que los puertos alcancen 15% del PIB regional.

Sector público

Suprimir la empresa pública que incremente deuda y no aporte valor añadido.

Gobernanza

Minimizar la burocracia para aquilatar los gastos a los ingresos y agilizar la operativa administrativa.

Educación

Una enseñanza que prepare en la “realidad” competitiva sanamente entendida y al estímulo del conocimiento y la reflexión, con el inglés como segundo idioma para abrirse camino en el mundo globalizado. Sustituir asignaturas similares a "educación para la ciudadanía" por "emprender y competir" y por "esfuerzo y responsabilidad". Cambiar el modelo educativo aplicando el "pin parental" y el "cheque escolar", medidas que, además, de proveer un ahorro para las arcas públicas insuflaría competencia entre centros lo que mejoraría la calidad de la enseñanza. Una "Escuela Politécnica en la Laboral" con docencia experiencial imbricada en la empleabilidad del siglo XXI.

Impuestos

Cero fiscalidad al empleo juvenil y financiación favorable para el emprendedor. Impuestos inversos para las empresas que recojan desempleados y jóvenes en condición de prepararlos en empleos con proyección de futuro. Bajar la presión fiscal para buscar el efecto contrario al que se está produciendo de éxodo de empresas y capitales.

Sanidad

Una sanidad de calidad que valore a los buenos sanitarios y con una "gestión profesionalizada" eficiente en costes y en resultados.

Campo

Proteger el hábitat ganadero, agrícola y pesquero como sectario estratégico. Y apostar por un turismo innovador de alto valor por el importante aporte a la economía local.

Energía

Autosuficiencia energética para una región tradicionalmente exportadora, con la reapertura de centrales térmicas hasta la emancipación de nuevas tecnologías, y una central nuclear modular con tres años de plazo en su puesta en marcha, infraestructuras que darían seguridad de servicio y estabilidad de tarifas.

Población

Dignificar a las familias y luchar contra el suicidio demográfico con medidas tales como tarifa cero a madres emprendedoras y cero impuestos a gastos escolares infantiles, y el "cheque guardería".

Empresas

Mejorar la gestión empresarial con ajustes diferenciales aplicando la gestión integral de la producción, la segmentación del producto, la economía de escala, la externalización de servicios no esenciales y la exportación de la producción. Es fundamental el efecto que tiene la estructura organizacional de las empresas para garantizar su viabilidad y mantener su competitividad: visión global, comunicación, capacidad innovadora, flexibilidad y cooperación empresarial.

La competitividad es ya un estilo de vida de las sociedades que desean prosperar: un barco imprescindible para navegar con éxito en el océano de la globalización; el salvavidas para no encallar en la pobreza.

Compartir el artículo

stats