Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vox exige elecciones generales al grito de "Sánchez vete ya" en la plaza del Ayuntamiento de Oviedo

Ignacio Blanco señala a Adrián Barbón como "el hijo político" del secretario general del PSOE "por apoyar la reforma del delito de sedición"

16

EN IMÁGENES: Vox exige elecciones generales al grito de "Sánchez vete ya" en la plaza del Ayuntamiento de Oviedo Miki López

Cientos de personas han acudido este mediodía a la concentración de protesta de Vox, en la plaza del ayuntamiento de Oviedo, contra el Gobierno central para pedir la convocatoria inmediata de elecciones generales al grito de "Sánchez vete ya". El presidente de Vox en Asturias, Ignacio Blanco, ha agradecido la presencia de los asistentes con un "sois más necesarios que nunca, no os defraudaremos" antes de dar al paso a Roberto Sanjuán, el representante del sindicato Solidaridad en la región. Ambos dirigentes han dado lectura a sendos manifiestos, muy aplaudidos por los asistentes. El acto también ha contado con la presencia de otros cargos electos de Vox como la portavoz de la formación en el ayuntamiento de Oviedo, Cristina Coto.

"España atraviesa uno de los momentos más críticos de su historia reciente", proclamó Ignacio Blanco, que acusó a Sánchez de llegar a la Moncloa "con una mentira", la de no pactar "con comunistas, separatistas y filoterroristas". El líder de Vox en Asturias celebró la pancarta que enarbolaba una de los asistentes con el mensaje "Yo el sí es sí para echar a Sánchez" y atribuyó al presidente del Gobierno la responsabilidad "del deterioro de los pilares de nuestra sociedad". Blanco también cuestionó la gestión del presidente del Principado, Adrián Barbón, al que señaló como "el hijo político de Pedro Sánchez" por "dar su apoyo y justificar la reforma del delito de sedición". El presidente regional de Vox concluyó la lectura del manifiesto pidiendo que "se devuelva la voz al pueblo español y que se convoquen elecciones generales para que libremente decida su futuro".

Roberto Sanjuán, el representante del sindicato Solidaridad , reprochó que "la prosperidad que algunos prometían ha desaparecido y en su lugar solo hay miseria, cierre de negocios y deslocalización de empresas" al tiempo que acusó al Ejecutivo de Sánchez de "condenarnos a la dependencia energética, pues así se lo ordenan burócratas, lobbies internacionales y activistas climáticos". El representante sindical también criticó las reformas de los delitos de sedición y malversación así como la nueva ley promovida desde el Ministerio de Igualdad, porque "permite a los violadores salir de las cárceles y volver a sembrar de nuevo el pánico en las calles". La protesta concluyó al grito de "España unida jamás será vencida" y con el himno nacional de banda sonora.

Compartir el artículo

stats