Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una designación adelantada en exclusiva por LA NUEVA ESPAÑA

Diego Canga será el candidato del PP: "Doy el paso para ser presidente de Asturias"

Alberto Núñez Feijóo opta por un alto funcionario de la UE, Medalla de Plata de Asturias, tras conversaciones que llevó discreta y personalmente y que el PP asturiano recibe cerrando filas

17

En imágenes: la trayectoria de Diego Canga, nuevo candidato del PP al Principado

Fin de las quinielas. El candidato del Partido Popular a la presidencia del Principado en 2023 será Diego Canga Fano, un alto funcionario de la Unión Europea, con experiencia en la gestión política en Bruselas, pero que nunca ha dejado de preocuparse por los problemas y potencialidades de Asturias. LA NUEVA ESPAÑA confirmó en exclusiva a primera hora de la tarde de ayer la designación y puso fin a semanas de incertidumbre entre los populares, bailes de nombres y tensiones internas por si algún sector arrimaba el ascua a su candidato.

Relacionadas

Será en cuestión de horas cuando el propio presidente nacional del PP, Alberto Núñez Feijóo, anuncie la designación adelantada por este periódico. "Doy el paso para ser el presidente de Asturias", trasladó Diego Canga a LA NUEVA ESPAÑA, una vez que trascendió la noticia. El alto funcionario de la UE llevaba un tiempo madurando la decisión.

"No dejo Bruselas para quedar el segundo", indicó el que será candidato de los populares, y resaltó que "el Partido Popular de Asturias lleva casi cuarenta años quedando segundo y yo tomo esta decisión para ganar". Diego Canga recalcó además que en 2023 "toca ganar por el bien de Asturias".

En ese sentido, señaló a este periódico ante la confrontación en las urnas que se avecina con Adrián Barbón que "la alternancia es muy sana en democracia y yo pretendo ofrecer una alternativa para los asturianos". De cara a la cita electoral, expresó también su compromiso de "tratar de aglutinar al centro-derecha" asturiano en torno a su candidatura autonómica.

Alberto Núñez Feijóo ha optado por tomar distancia: tanta como acudir a Bruselas para dar con un candidato cuya designación final ha exigido semanas de negociaciones antes de poder confirmarse, dado el cargo que Canga ocupa en la Comisión Europea y al que justo se había reincorporado hace un mes, el pasado 1 de noviembre. Quien será el candidato del PP de Asturias precisamente acaba de regresar a Bruselas tras una estancia vinculada a actividades humanitarias en Chad, país en el que residieron unos tres años sus padres, el gijonés José Canga y la ovetense Pitusa Fano. Ayer mismo Canga se volvía a sentar en su mesa de trabajo tras apenas dormir un par de horas después de haber llegado a las seis de la mañana del país africano.

Fundador de Compromiso Asturias XXI, es un firme defensor del potencial de Asturias

decoration

A Diego Canga le precede un currículum que impresiona, fraguado en años de actividad en la administración de la Unión Europea, y una trayectoria vinculada a la promoción de Asturias que le valió el reconocimiento del Principado con la Medalla de Plata de la comunidad autónoma en 2018, concedida por el entonces presidente, el socialista Javier Fernández, quien incluso lo había incorporado en su "comité de sabios".

Nacido en la Navidad de 1964, Canga Fano se licenció en Derecho en la Universidad de Oviedo y se especializó en Asuntos Europeos por la Universidad Libre de Bruselas. Tras un corto periodo de docencia universitaria y trabajo en la consultora Arthur Andersen, siempre vinculado al Derecho Internacional, a principios de los 90 se trasladó a Bruselas como funcionario de la UE. Pero su relación con Asturias siempre ha sido muy cercana y emocional.

De su implicación con la región da fe, por ejemplo, el colectivo Compromiso Asturias XXI, en cuya fundación participó y que tiene por objetivo "buscar el interés y el progreso de Asturias". La entidad ha establecido una red de contactos entre profesionales asturianos de alto nivel repartidos por todo el planeta para colaborar con instituciones del Principado o ayudar y orientar a jóvenes asturianos que inician sus carreras profesionales. Ese objetivo de hacer visibles tanto las necesidades como las potencialidades de Asturias resulta muy próximo a la trayectoria de Diego Canga y sus lazos con su tierra.

Su experiencia de gestión en la Unión Europea le llevó a distintos puertos en la administración comunitaria. Desarrolló labores en diferentes ámbitos jurídicos de la Comisión Europea, y en 1999 fue nombrado Adjunto del Gabinete de la entonces Vicepresidenta Loyola de Palacio, que fue la primera española en acceder a un puesto de ese rango.

Mano derecha de Tajani, medió para que el italiano frenase el cierre de Tenneco en 2013

decoration

Fue en esa etapa con Loyola de Palacio en la que Canga lideró una gestión aún reconocida por los populares: logró que se extendiesen durante diez años más las ayudas al carbón asturiano, cuando otros sectores de la UE exigían poner fin a la minería. Posteriormente, ejerció como Administrador Principal en el Servicio Jurídico del Consejo y en 2007 asumió el área de Ampliación, Energía, Protección del Consumidor y Salud Pública.

En 2008 su trayectoria se vinculó a la del italiano Antonio Tajani, como su mano derecha en la Comisión europea de Transportes y, posteriormente, en la de Industria y Emprendimiento, donde el italiano fue un importante aliado para el Gobierno de España. Otra muestra de que Canga tenía muy presentes los problemas de Asturias fue su mediación para que Tajani interviniese evitando el cierre anunciado en 2013 de la factoría de Tenneco en Gijón. Aquella gestión propició que el Ayuntamiento de Gijón le concediese una calle al político italiano, quien volvió a Asturias para recibir el premio "Princesa de Asturias" de Concordia otorgado a la Unión Europea. Tajani era entonces presidente del Parlamento europeo y Diego Canga su jefe de gabinete: su presencia en ese puesto tuvo mucho que ver con aquel reconocimiento.

Tras un periodo en el que Canga Fano llevó las riendas del área de agroalimentación en la Dirección General de Agricultura de la UE, Tajani volvió a requerirle cuando asumió la presidencia del Parlamento Europeo.

Los teléfonos de los dirigentes populares asturianos saltaron de los bolsillos cuando LA NUEVA ESPAÑA reveló la noticia sobre la que tanto se había especulado en los mentideros del PP. La sorpresa por un nombre inesperado (del que ya comenzó a hablarse hace cuatro semanas en ámbitos muy reducidos y que solo en los últimos días empezó a barajarse como hipótesis en algunos círculos más amplios) tuvo un efecto inmediato: cierre de filas ante un perfil unánimemente elogiado. El secretario general del PP, Álvaro Queipo, y la portavoz, Teresa Mallada, coincidieron en el elogio a su trayectoria y compromiso con Asturias. Ese respaldo sin fisuras será precisamente una de las armas con las que contará Génova para lograr conformar una exhibición de unidad en torno al candidato.

Compartir el artículo

stats