El Gobierno de Asturias ha aprobado hoy el proyecto de presupuestos para 2023, que alcanza un importe de 5.968 millones. Supone un crecimiento del 11,4% respecto a las cuentas vigentes de este año. El gobierno del socialista Adrián Barbón asegura que el proyecto persigue objetivos como "apoyar a la clase media y trabajadora, fortalecer el estado del bienestar, afrontar el reto demográfico y dinamizar la economía, en buena parte, con el empuje de los fondos europeos provenientes del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia".

La inversión social suma 3.817 millones, lo que supone el 64% del presupuesto, se incorpora una partida de fondos europeos de recuperación que asciende a 355,4 millones y la denominada inversión productiva llega a 921 millones, la más elevada de la legislatura. "Es un límite que no se alcanzaba desde 2010", ha recalcado el Ejecutivo.

En la presentación de las cuentas, el Principado resalta las siguientes medidas.

  • Las ayudas directas por natalidad aumentan hasta 1.200 euros por hijo nacido o adoptado, cuantía que se incrementa hasta los 1.700 en el segundo y sucesivos. En los concejos en riesgo de despoblación, llegará a 2.200 euros.
  • Por vez primera se concederá una ayuda de 1.500 euros para el cuidado de niños y niñas de 0 a 3 años cuando no haya escuelas infantiles en el concejo o, de haberlas, no quede plaza libre.
  • Permitirá aplicar una deducción de 300 euros en el IRPF por hijos menores de 25 años.
  • Los jóvenes emancipados podrán beneficiarse de una deducción de 1.000 euros en el IRPF.
  • Las cuentas incluyen mejoras de amplio alcance en las deducciones ya existentes, con subidas en los límites de renta para llegar a un mayor número de contribuyentes.

 "Se trata de unos presupuestos de claro corte social y progresista, tienen su núcleo central en la inversión social, que permitirá continuar con la mejora del estado del bienestar", sostiene el Ejecutivo. Las políticas sanitarias representan casi 4 de cada 10 euros recogidos en el proyecto. El gobierno destaca la partida destinada a la atención primaria, con 351,6 millones que se complementan con otros 96,5 dedicados a inversión en infraestructuras. Destacan en ellas los nuevos centros de salud de La Pola (Lena), Sotrondio o Nuevo Roces (Gijón/Xixón). Destaca especialmente la partida de 38 millones para la ampliación del Hospital de Cabueñes.

 En Educación, el presupuesto crece hasta 1.022 millones con el objetivo de impulsar nuevas infraestructuras, como los institutos ovetenses de La Florida y La Corredoria o el Rey Pelayo, de Cangas de Onís. Los fondos previstos para la red de 0 a 3 años superan los 30 millones. También se incrementará el número de familias que podrán optar a la gratuidad de este servicio "gracias al incremento del límite de renta".

Ana Cárcaba.

En el apartado de los Derechos Sociales, el aumento porcentual supera a los departamentos de Salud y Educación, contará con 638 millones, 97 más. Se dará respuesta a las necesidades de todas aquellas familias que se encuentran en situación de vulnerabilidad o pudiesen llegar a estarlo. Por ejemplo, a la ampliación de cobertura de la garantía energética, que beneficiará a 30.000 familias más, se destinarán 6,5 millones.

La atención a las personas dependientes vuelve a captar más del 50% del presupuesto de la consejería, para situarse en 307 millones, un 10,4% más que este año.

El Servicio Público de Empleo aumenta su presupuesto un 13,8%, hasta alcanzar la dotación récord de 158,6 millones, que ampliará los programas actuales y reforzar los destinados a la juventud, con una nueva línea de ayudas a la contratación de licenciados universitarios.

El presupuesto del Idepa aumenta un 16%, para ampliar las líneas en sostenibilidad, economía circular y transición tecnológica.

El mantenimiento y conservación de la red viaria serán prioridad para el mantenimiento y conservación de la red viaria. El programa de carreteras se eleva hasta 108,8 millones, un 38,4% más que en este ejercicio. El programa del suroccidente suma 15 millones.

Se destinan 96 millones a las ayudas de la Política Agraria Común (PAC), "fundamentales para garantizar la rentabilidad de las explotaciones".

Ciencia y Universidad

El Ejecutivo sostiene que las cuentas "apuestan de manera clara por mejorar la financiación de la Universidad de Oviedo y reforzar algunas de líneas de I+D+i". El gasto de la consejería se concentra en el nuevo contrato-programa con la institución académica, "que garantiza su estabilidad presupuestaria por un periodo de seis años, prorrogable otros cuatro". La entidad recibirá como aportación ordinaria 157,2 millones, incluida la transferencia correspondiente a la congelación de precios públicos universitarios, que ronda los 5,2 millones.

El apartado de investigación y desarrollo tecnológico contará con algo más de 31 millones. Por otro lado, en materia de I+D+i el presupuesto contempla un crédito global de 110,6 millones.

Justicia y apoyo local

Las cuentas ya incluye una partida para iniciar el proyecto de reunificación de las sedes judiciales en Oviedo. En cuanto al apoyo a las entidades locales, el Fondo de Cooperación Municipal crece un año más y alcanza ya los 8,6 millones.

Turismo y Cultura

En el plano turístico, se prevé desarrollar una estrategia específica de promoción para rentabilizar la oferta de conectividad con mercados nacionales e internacionales, al tiempo que se mantiene la inversión en planes de sostenibilidad ordinarios, a los que se destinan 1.321.050 euros.

En el ámbito cultural, continúa el impulso a la restauración patrimonial, con una inversión prevista de 1,2 millones. La intervención en el prerrománico contará con 500.000 euros.